David López No hay comentarios

Esta es la legislación sobre Altos Cargos en la Administración Pública

La legislación sobre Altos Cargos en la Administración pública lleva en vigor en octubre de 2012. En ella, se recogen las normativas por los que se deben regir todas las Administraciones públicas españolas. Como es de esperar, la legislación ha pasado por varios cambios a lo largo de los años. De tal forma que los artículos pudieran mantener su relevancia.

A continuación, si vas a preparar unas oposiciones por libre, encontrarás un breve resumen de los puntos más relevantes de la legislación de los Altos Cargo Públicos.

Estatuto del Empleo Público

Generalidades de la legislación de Altos Cargos

A grandes rasgos, la legislación se encarga de regular «las bases del régimen jurídico de las Administraciones Públicas. Así como los principios del sistema de responsabilidad y de la potestad sancionadora. Y desde luego,  regula la organización y el funcionamiento». Dicho esto, la ley se aplica a los siguientes organismos:

Por tanto, todas las entidades mencionadas han de respetar una serie de principios comunes. Estos incluyen, entre otros, proporcionar un servicio efectivo a los ciudadanos. El resultado es tratarles de forma clara, simple y afable y  ser:

  • Eficiente, eficaz y responsable a la hora de cumplir objetivos.
  • Y naturalmente, tomar parte en la cooperación, coordinación y relación entre los diferentes cargos públicos.

En su totalidad, la legislación incluye más de 200 artículos, organizados en varios capítulos.

Organización y competencias

El objetivo de la redistribución es evitar la creación descontrolada de departamentos. Evidentemente, en lo que respecta al desempeño de funciones que podrían ejecutar órganos ya existentes.

De este modo, «no podrán crearse nuevos órganos que supongan duplicación de otros ya existentes».

Se ha procurado reorganizar los cargos públicos de Esapaña poniendo como base los siguientes órganos:

  1. Ministros;
  2. Secretarios de Estado;
  3. Subsecretarios;
  4. Secretarios Generales;
  5. Secretarios Generales Técnicos;
  6. Directores Generales; y
  7. Subdirectores Generales.

Ante todo, debe recordarse que cualquier actividad desempeñada por los cargos públicos debe ser constitución.

Soporte jurídico claro

Consecuentemente, cualquier actuación de un cargo público deberá estar debidamente respaldado por la Ley. Por ejemplo, como es el caso de las Competencias de los cargos. Estas deberán siempre ser ejercidas por la administración que corresponda. En consecuencia, no se podrá renunciar a ellas.


Por poner otro ejemplo, las administraciones solo podrán ejecutar una sanción si se respalda por una norma reconocida a nivel legal. Finalmente, y en relación con el párrafo anterior, también se espera que la creación de cualquier nuevo órgano se avise y apruebe con antelación.

Relación mediante recursos electrónicos

Principalmente hablamos de dos objetivos de esta legislación. Por un lado, conseguir una mayor centralización de las actividades públicas.  Además, por otro, facilitar y fortalecer las relaciones entre los organismos. Para ello, se espera que las entidades públicas hagan uso de los recursos electrónicos para relacionarse entre ellas.

Así mismo, se exige para comunicarse con sus «órganos, organismos públicos y entidades vinculados o dependientes». Para ello, se ha establecido una sede electrónica. Esta permitirá acciones como la creación de firmas electrónicas y el traspaso de datos. Con estos cambios, se espera fomentar la eficiencia de los cargos y facilitar su comunicación.

Conclusión

En suma, la nueva legislación centra sus esfuerzos en dar una mayor unificación a los Cargos Públicos. Así como en mejorar las relaciones entre ellas.  Y de igual modo, en adaptarlas a las nuevas herramientas de trabajo y comunicación.

Esto se consigue al especificar las generalidades que son comunes a todas las administraciones. Además, también, al reorganizar la distribución de los cargos. Por último, y no menos importante, al implantar nuevos recursos electrónicos. Con estos cambios, se espera fomentar la eficiencia de los cargos y facilitar su comunicación.

David López No hay comentarios

Sí, se puede estudiar un doctorado y trabajar al mismo tiempo. Te explicamos cómo

Actualmente, un doctorado tiene el significado de ir un paso más allá en tu carrera. No obstante, obtener la titulación de doctorado requiere de años de dedicación. Así pues, muchas personas deciden o se plantean la posibilidad de compaginar su formación con un trabajo.

Para empezar, solo un dato; según la OCDE, tener un doctorado es, hoy, una garantía de conseguir un trabajo de calidad en el 90% de los casos. ¿Interesante, verdad?


Cómo compaginar los estudios de doctorado con un trabajo

En primer lugar, se requiere de mucha disciplina.  Esta es indispensable para ser capaz de estudiar un doctorado y trabajar al mismo tiempo. Así, con mucha fuerza de voluntad y dedicación se puede conseguir. Si este es tu caso y estás pensando en empezar un doctorado, estas son las ideas que te sugerimos:

  • Busca un trabajo online: esto permite una mayor flexibilidad de horarios, lo cual te será muy ventajoso a la hora de estudiar e investigar. ¡Existen!
  • Reducción de jornada laboral: si actualmente dispones de un empleo, deberías hablar con tu empresa para que reduzcan tu jornada laboral. Aunque sea durante algunos periodos del año, para así poder continuar con tu doctorado.
  • Trabajos de fin de semana: este tipo de trabajos son una muy buena opción y podrás dedicarte entre semana enteramente a tus estudios. O por el contrario, otra opción es dedicar los fines de semana para continuar con tu doctorado y trabajar durante la semana.
  • Trabajos a media jornada: este tipo de trabajos para opositores y futuros doctores a tiempo parcial son ideales para combinar la vida de estudiante con la vida laboral. Estos contratos podrías encontrarlos por ejemplo en hostelería o tiendas.
  • Actividad como autónomo: puede que tu profesión te permita establecerte como trabajador por cuenta propia, lo que hará que puedas gestionar mejor tu tiempo de trabajo y estudio.

Consejos para compaginar un doctorado y el trabajo

En el caso que hayas decidido realizar un doctorado y trabajar al mismo tiempo, estos son los consejos a seguir para poder compaginar ambas cosas de la mejor manera. Y, a su vez, conseguir buenos resultados académicos:

  • Administra bien tu tiempo y tus fuerzas: hacer un calendario de estudio que determine los días y horarios de estudio te será de gran ayuda. Así, podrás seguir y cumplir tu planificación de manera satisfactoria.
  • Sé muy ordenado y disciplinado: esta será la única manera de llevar todo a cabo y con buenos resultados. La constancia es algo fundamental de lo que tendrás que disponer.
  • Mantén el ánimo alto: ten claros tus objetivos para así no tener altibajos y no desanimarte.
  • No te frustres con los imprevistos: debido a razones ajenas a ti mismo, tu planificación puede cambiar o no cumplirse. En estos casos no te desesperes y sigue adelante.

Ventajas y desventajas de trabajar mientras estudias un doctorado

La clara y principal ventaja de trabajar mientras estudias un doctorado es que te permite financiarte hasta que acabes y te titules. Asimismo, si tu trabajo está relacionado con tu ámbito de estudio tu currículum seguirá creciendo y te ayudará mucho. Además, otra ventaja es la posibilidad de conocer personas con intereses muy similares a los tuyos.

Por otro lado, la  desventaja más evidente es la falta de tiempo durante esta etapa. Sin embargo, se trata de una situación temporal, la cual pasará y lograrás hacer un doctorado con éxito. Por ello, lo fundamental es que sepas organizar tu tiempo de estudio y de ocio. Indudablemente, es una etapa muy intensa pero a largo plazo, destacarás entre los demás.

En definitiva, estudiar un doctorado y trabajar al mismo tiempo no es algo fácil, pero es algo que sin duda valdrá la pena. Aquí ya ves los consejos para poder compaginar el estudio del doctorado con el trabajo. Estamos seguros de que con esfuerzo, dedicación y constancia lo conseguirás.

David López No hay comentarios

6 razones de peso para estudiar las oposiciones de Agente de Hacienda

La Administración pública es muy amplia y posee infinidad de posibles puestos de trabajo. Por ello, existen numerosas razones de peso para estudiar las oposiciones de Agente de Hacienda. Aunque estudiar unas oposiciones no es nada fácil y conlleva mucho tiempo, tiene numerosas ventajas.

Por si no lo sabes, un Agente de Hacienda desempeña diversas funciones. Sin embargo, las principales son las de gestión tributaria, de control y verificación, de recaudación y de inspección.  Además, son considerados, agentes de la autoridad. Aquí te contaremos todas las razones para presentarte a las oposiciones de Agente de Hacienda. ¡Sigue leyendo!

Oposiciones para Agentes de Hacienda

1. No es una oposición masificada

Si quieres opositar a Agente de Hacienda Pública no se exige nada fuera de lo normal. Se pide tener el Bachillerato o ser Técnico, la misma titulación que se pide para opositar a cuerpos como Tramitación Procesal o Administración del Estado. No obstante, el número de personas que se presenta a esta oposición no es muy elevado comparado con otras.


Por ejemplo, para Tramitación Procesal se presentaron más de 40 000 personas en la última convocatoria. Por otra parte, aproximadamente unas 13.000 personas se presentaron para el cuerpo de Agentes de Hacienda, por lo que hay una clara diferencia.

2. El número de temas de la oposición no es excesivo

Según la última convocatoria, esta oposición consta actualmente de 36 temas. Por lo cual, esto hace que estudiar Agente de Hacienda por libre sea bastante accesible. Sin embargo, cabe destacar que parte de esos 36 temas, 23 en concreto, son de Derecho Tributario, una materia bastante compleja y que para la mayoría de personas es bastante desconocida.

3. Se accede al cargo por oposición

Existe el rumor de un cambio de sistema de un proceso de oposición a un sistema de concurso-oposición en algunos cuerpos de la Administración. Sin embargo, en el ámbito de estas oposiciones no se ha escuchado hasta ahora este tipo de rumor. Por lo que en las próximas convocatorias se espera mantener el mismo sistema de acceso, es decir, la oposición.

4. Se convoca cada año desde 2014

Es una de las oposiciones que se convocan cada año. De hecho, durante los últimos cinco años la oposición de Agentes de Hacienda se ha convocado de forma ininterrumpida. Asimismo, el número de plazas ha ido ampliándose todos los años y para este año, 2019, se han convocado 400 plazas. La organización del Ministerio de Hacienda es muy buena, siempre convocan las plazas en los mismos plazos y publican un calendario orientativo de las fechas de exámenes.

En el año 2014 se convocaron 21 plazas; en 2015, 50 plazas; en 2016, 165 plazas; en 2017, 375 plazas y en 2018, 400 plazas.

5. Se trata de una oposición nacional

Se pueden obtener los destinos en toda España. No obstante, normalmente no existen destinos en todas las provincias y la inicial colocación suele ser en los destinos que las personas encuentran menos atractivos. Además, la vuelta a casa suele tardar en producirse varios años.

6. Hacer carrera en el cuerpo de Agentes de Hacienda

Cuando ya dispones de la plaza, es posible, si cuentas con la titulación que se exige, que asciendas por promoción interna. Por un lado, puedes ascender a Técnico de Hacienda y de ahí, a Inspector de Hacienda, que es el nivel más alto dentro de esta Administración. Por lo tanto, en esta oposición existen posibilidades reales de promoción profesional y de mejorar de categoría. Aunque esto se da siempre que superes el correspondiente proceso selectivo de promoción interna.

Como ves, hay muchas razones de peso para estudiar las oposiciones a Agente de Hacienda. No se trata de una oposición donde vayas a encontrar mucha competencia y además el temario no es excesivo. Asimismo, con la posibilidad de promoción interna, ¿a qué estás esperando para ponerte manos a la obra?

Gemma García No hay comentarios

Así son las oposiciones de Instructores de Tiro para 2020

Cuanto más profundizamos en este mundo de las convocatorias de exámenes por parte de las administraciones, más nos sorprendemos de su nivel de especialización. Un ejemplo, estas oposiciones de Instructores de Tiro para 2020 que convoca la Dirección General de la Guardia Civil. ¡Imprescindible para quienes quieren trabajar en el ámbito de la Seguridad Privada!

Este título te habilita para ocuparte de dirigir el adiestramiento y prácticas en tiro de los aspirantes a convertirse en personal de la seguridad privada, incluyendo los entrenamientos y los ejercicios calificadores.Las pruebas de estas oposiciones a Instructores de Tiro se realizan siempre en Madrid y se convocan cada año. Normalmente las instancias se presentan durante el mes de enero y los exámenes son en abril.


Cómo ser instructor de tiro

Imagen: armas.es

Requisitos y documentación para ser Instructor de Tiro

Para presentarte tu instancia a estas oposiciones de Instructor de Tiro puedes utilizar el método telemático o el presencial. Los formularios oficiales te los puedes descargar de la página web de la Guardia Civil. Junto a este documento de inscripción tendrás que adjuntar, teniendo en cuenta que cualquiera de estos documentos que se presente en un idioma que no sea el español debe llevar adjunta la traducción autenticada:

  • Original o copia compulsada de tu título de Graduado Escolar, Graduado en ESO o equivalente.
  • Certificado original de Antecedentes Penales o el documento equivalente para los extranjeros no residentes.
  • Fotocopia compulsada de la Licencia de Armas A, B, C o F, que debe estar en vigor en la fecha de la inscripción.
  • Copia compulsada de la tarjeta de identidad o autorización de residencia para los aspirantes no nacionales.

Como habrás deducido de la documentación exigida, los requisitos de los aspirantes son la mayoría de edad y la nacionalidad española de un país de la UE o de otro con el que se tenga firmado un convenio internacional de reconocimiento mutuo. Además, debes estar libre de antecedentes penales, con nivel de estudios de Graduado Escolar y licencia de armas vigente.

¿En qué consisten las oposiciones de Instructor de Tiro?

Las pruebas para conseguir este título se dividen en dos fases obligatorias y eliminatorias: la primera que corresponde al ejercicio sobre los conocimientos teóricos y la segunda de naturaleza práctica. Recuerda que, si hay gastos por el uso del campo de tiro corren por cuenta del aspirante, mientras que las armas y munición las aporta la Guardia Civil.

La prueba teórica consiste en un examen tipo test de 60 preguntas sobre el temario que se adjunta en la convocatoria de cada oposición para Instructor de Tiro. Los candidatos disponen de 63 minutos para terminarla. Se califica con 1 punto por respuesta acertada y se necesitan al menos 30 para obtener la calificación de Apto. Cuidado, por los errores se pagan, ya que los fallos se restan de la puntuación.

Respecto a la prueba práctica, se divide en dos ejercicios:

  • Primera prueba. A su vez, también consta de dos partes. Primero hay que desmontar y montar un arma siguiendo las normas de seguridad. En un segundo ejercicio tendrás que ejercer la dirección simulada de un ejercicio de tiro con la misma arma que te tocó en la primera parte.
  • Segunda prueba. Realización de un ejercicio de tiro con fuego real. Las armas con las que se dispare pueden ser cualquiera de la lista que figure en la convocatoria, que pueden ir desde una pistola semiautomática marca Star de calibre 9 mm. a una escopeta de repetición Franchi de calibre 12 mm.

Aprobando las las oposiciones de Instructores de Tiro para 2020 puedes convertir tu afición en tu forma de vida. El sector de la seguridad privada no para de crecer y este acreditación te abre muchas puertas. ¡No te lo pienses más!

David López No hay comentarios

¿No te gusta tu letra? Pautas para mejorar tu caligrafía

Entorno a la caligrafía, hay muchos temas de qué hablar. Según varios estudios de grafología, el tipo de letra podría dar pistas de tu personalidad. Otros, por ejemplo, basan los estudios en saber cómo detectar enfermedades a partir de la caligrafía.

Sin embargo, ¿has comparado tu letra con la de tu compañero de clase, trabajo o amigo y has pensado que la tuya es horrible? ¿Tienes letra de médico? Aquí te contamos las pautas necesarias para mejorar tu caligrafía para escribir mejor. ¡Toma nota!

Mejorar caligrafía

Robert Kneschke || Shutterstock

1. Elige el lápiz o el bolígrafo adecuado

Una de las cosas que nos influye a la hora de escribir es el bolígrafo. Por ello, es importante dar con el adecuado y nos sea más cómodo. Entonces, prueba diferentes tipos y escoge el que más se ajuste a tus gustos.

Por otro lado, si sois zurdos, escoged uno adaptado para vosotros y que la tinta se seque lo antes posible para, así, evitar borrones.

2. ¿En qué tipo de hoja sueles escribir?

Si queremos mejorar nuestra caligrafía una de las cosas que debemos tener en cuenta es el tipo de hoja en el que vamos a escribir. Para comenzar, lo más práctico es escoger un papel de cuadros o rayas. Por el contrario, si nos gusta más el folio, a la hora de escribir, debajo del mismo se coloca una hoja con rayas para que nos sirva de guía. Es decir, conseguiremos que las frases se mantengan rectas.


Asimismo, es necesario girar un mínimo la posición del papel. Si eres diestro, debe estar inclinado un poco hacia la izquierda, mientras que, si eres zurdo, a la derecha.

3. Controla la forma de coger el bolígrafo y la posición de la mano

Desde que somos pequeños se nos dice que el lápiz se debe sujetar con el dedo pulgar, el dedo índice y apoyarlo en la falange del dedo corazón. De este modo conseguiremos fluidez al escribir.

Sin embargo, esto no afecta a nuestra manera de escribir. Simplemente, cógelo como más cómodo te sea, esté equilibrado y no provoques tensión en la mano.

A la hora de escribir también tenemos que tener en cuenta el no mover mucho la muñeca ni los dedos. Todo el movimiento debe de hacerse con el antebrazo y el hombro, con el codo como punto de anclaje. Así, evitaremos que se nos agarroten los dedos o tener una tendinitis.

4. Deja el mismo espacio entre letras y palabras

Siempre tenemos que intentar dejar el mismo espacio entre letras y palabras. Asimismo, que las letras tengan la misma forma y estén bien acabadas es muy importante.

Por otro lado, para favorecer la legibilidad de la escritura y mejorar el estilo de redacción, es necesario mantener la uniformidad en el tamaño de las letras: las letras «que suben» y las letras «que bajan» deben tener el doble de longitud que las restantes letras; y estas han de conservar, en la palabra, un mismo tamaño.

Por último, también debemos tener cuidado a la hora de escribir rápido, ya que esto puede dificultar la legibilidad.

5. Vigila tu postura y, si es necesario, corrígela

La postura en la cual escribimos es fundamental si queremos tener una buena caligrafía. Por lo tanto, a la hora de escribir debemos:

  •  sentarnos bien, apoyando la espalda en el respaldo de la silla;
  •  no acercar mucho la cabeza a la hoja;
  •  acercar la silla a la mesa;
  •  colocar el respaldo de la silla paralelo a la mesa;
  •  no mover el papel continuamente o los renglones saldrán torcidos;
  •  no poner los dedos muy separados de la punta del lápiz. De lo contrario, este baila y es más difícil controlar la escritura;
  •  si acercas mucho los dedos a la punta del lápiz, no se ve lo que se escribe y los dedos se fatigan;
  •  colocar los dedos sobre el lápiz de 2 a 3 cm de la hoja.

Todos estos consejos y pautas ayudarán a que tu caligrafía sea mejor y más clara. Escribir mucho y a diario, ayudará a practicar la escritura y seguro que esta mejora notablemente en aspecto.

David López No hay comentarios

¿Qué hay que estudiar para ser escolta privado?

¿Has imaginado qué es tener un escolta? Pues, ¿por qué no ser uno? De hecho, ¿sabías que uno de los trabajos más cotizados del momento es el de escolta privado? Famosos, políticos y altos empresarios son los principales demandantes.

Bien, ser escolta privado no es lo mismo que ser guardia de seguridad y es más común de lo que crees. Sin embargo, no les vemos porque una de las características de este tipo de trabajo es la discreción. Aquí te contamos qué debes estudiar para convertirte en escolta privado y las habilidades que has de poseer para ello.

Requisitos para ser escolta privado

La formación que necesitas para ser escolta privado

Previo a presentarse a las pruebas de selección que la Secretaría de Estado de Seguridad convoca, los aspirantes deben superar los módulos profesionales de formación para vigilantes de seguridad. En concreto, esto debe hacerse en ciclos de al menos 186 semanas lectivas. A su vez, también tienen que superar los módulos complementarios y específicos para escoltas privados.

Estos son de 60 horas lectivas. En cuanto a los ciclos formativos, podrán comprender un porcentaje máximo del 50 % de la formación no presencial o a distancia. A grandes rasgos, las enseñanzas de naturaleza técnico-profesional, instrumental, de contenido técnico operativo y las prácticas de tiro y laboratorio deben impartirse obligatoriamente de forma presencial. Una vez superados los módulos de formación, se les otorgará a los candidatos el correspondiente diploma o certificado acreditativo.

Requisitos para trabajar como escolta en España

Si quieres participar en las pruebas de selección de la Secretaría de Estado de Seguridad, deberás reunir algunos requisitos. El primero de ellos es ser mayor de edad. Luego, tienes que tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o bien de un Estado que forme parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.


Por otro lado, debes poseer del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Ya sea de Técnico u otros equivalentes a efectos profesionales o superiores. Finalmente, debes poseer, también, la aptitud psicofísica como se dispone en el Real Decreto 2487/1998, del 20 de noviembre. Asimismo, tienes que poseer el diploma o certificación acreditativa de haber superado el curso correspondiente. Por último, tienes que tener una estatura mínima de 1,70 metros los hombres y 1,65 metros las mujeres.

Importante: historial delictivo limpio

Como es evidente, debes evitar los antecedentes penales por delitos dolosos. Asimismo, no haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar o a la protección de imagen. No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores por infracción muy grave. También, no haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas.

Habilitación para el ejercicio de Seguridad Privada

Para que pueda realizarse la tramitación de los expedientes de habilitación, los participantes que hayan obtenido la calificación de que son aptos deberán cumplimentar el modelo de solicitud, junto con los siguientes documentos:

  •  dos fotografías de formato carné;
  •  autorización de verificación de datos del DNI o NIE; y
  •  justificante acreditativo de haber realizado el ingreso de la tasa por habilitación de escolta privado.

Funciones y forma de prestar el servicio como escolta privado

Entre las tareas típicas de este tipo de trabajo se encuentran el de acompañamiento, defensa y protección de determinadas personas o grupos de personas. En consecuencia, siempre se tiene que impedir que el «protegido» sea objeto de agresiones o actos delictivos.

Es importante saber que la protección y defensa que se presta tiene que estar referida únicamente a la vida e integridad física y a la libertad de las personas a las que hay que proteger.

Ser escolta no es una tarea fácil por ello está muy bien pagado. Así que, si lo que quieres es convertirte en uno de ellos, ya conoces todas las habilidades y requisitos necesarios para ello.

>> Más información: Oposiciones de Vigilantes de Seguridad y Escoltas Privados

David López No hay comentarios

Así son las oposiciones a los Organismos Públicos de Investigación

Los Organismos Públicos de Investigación (OPIs) incluyen todos aquellos organismos dedicados a la investigación científica y técnica. A su vez, dedicados también a cualquier otra actividad que pueda ayudar al progreso científico de la sociedad (MICINN, 2019). Este es un cargo público que ofrece el Estado y como tal es necesario presentarse a unas oposiciones para acceder a él. Descubre toda la información, a continuación.

Técnico de laboratorio

Requisitos de los aspirantes a los OPIs

Al igual que en el resto de oposiciones convocadas por el Estado, los aspirantes deben cumplir una serie de requisitos para poder presentarse a la convocatoria.

Condiciones generales

Por un lado, están los requisitos generales para las pruebas selectivas en España. Según estos el candidato debe:

  • tener la nacionalidad española
  • tener al menos 16 años y/o no sobrepasar la edad de jubilación
  • ser capaz de llevar a cabo las tareas dentro de su campo
  • estar habilitado para cualquiera de los cargos públicos, es decir, no haber sido cesado mediante un expediente disciplinario (Orden HFP/688, 2017).

Condiciones específicas para las Oposiciones a OPIs

Por otro lado, las oposiciones a OPIs requieren la obtención del Título de Bachillerato Técnico. Asimismo, aquellos aspirantes que obtuvieron su titulación fuera de España deberán presentar una credencial de homologación.

Aparte de estos requisitos, los candidatos han de presentar la solicitud correspondiente para acceder al proceso de selección. A su vez, esta deberá rellenarse de forma electrónica siguiendo un modelo oficial.

Proceso selectivo: el examen de acceso a los OPIs

Las oposiciones para OPIs son intensas. De hecho, llegan a durar un total de doce meses. Para modo de preparación, el Boletín Oficial del Estado especifica dos tipos de materia: una de carácter general aplicada a todas las oposiciones y otra de carácter específico aplicable solo al proceso de selección para OPIs.


Es así que el examen constará de preguntas y ejercicios sobre ambos contenidos, que se encontrarán en el propio BOE. Por otra parte, el proceso se divide en tres ejercicios: una primera prueba tipo test, una segunda de desarrollo de preguntas y una última de carácter práctico.

Primer ejercicio

El primer ejercicio consiste en un examen de 90 minutos en el que se contestarán a cien preguntas de respuesta múltiple. De estas preguntas, 40 serán de carácter general y 60 restantes serán sobre materias específicas. Se califica con una puntuación de 0 a 50 (el Tribunal decide cual es el mínimo para pasar a la siguiente fase) y se penalizan las respuestas erróneas.

Segundo ejercicio

En el segundo ejercicio, el candidato tendrá dos horas para desarrollar cinco preguntas elegidas por el Tribunal en relación con las materias específicas. Esta prueba tiene una calificación de 0 a 20, siendo 10 el mínimo para aprobar.

Tercer ejercicio

Finalmente, el tercer ejercicio consta de una prueba práctica basada en el contenido de las materias específicas. A diferencia de las anteriores, esta prueba no tiene un tiempo predeterminado, ya que será el propio Tribunal de la oposición el que acuerde el tiempo necesario para realizarlo (si bien este no podrá superar las dos horas en ningún caso). La puntuación es de un máximo de 30 y se necesitará un mínimo de 15 puntos.

Para terminar, es importante mencionar que, aunque la puntuación final del proceso se determinará conforme a la puntuación total de las tres pruebas, algunas pruebas pueden tomar más valor que otras en caso de empate. El orden iría así: segundo ejercicio, primer ejercicio y tercer ejercicio.

En resumen, aunque la oposición a OPI puede ser exhaustiva, siguiendo las pautas especificadas no hay razón para que no se puedan superar con éxito. ¡Ánimo y a por todas!

David López No hay comentarios

El kit más completo para estudiar tu oposición en la biblioteca

La mesa donde los opositores estudian en casa o en la biblioteca es todo un mundo. De hecho, se podría incluso decir que no existen dos iguales. Además, algunos estudiantes realizan tal despliegue de materiales que se quedan sin espacio sin para siquiera apoyar los codos. Aquí te contaremos todas las cosas necesarias y más útiles para estudiar una oposición en la biblioteca. ¡Toma nota!


Diferentes tipos de estudiantes en las bibliotecas

Existen opositores que van a estudiar a la biblioteca con lo mínimo, es decir, con una carpeta llena de apuntes y nada más. No obstante, otros estudiantes parece que nunca llevan suficientes cosas y van siempre muy bien preparadas. Hablamos de las personas las cuales creen que las mesas de las bibliotecas son pequeñas y no dudan ni por un segundo invadir el espacio de los otros estudiantes de la biblioteca.

Es normal que a medida que se acerca el periodo de exámenes las bibliotecas se llenen de estudiantes. Así, las bibliotecas proporcionan ese lugar de paz y tranquilidad, donde, para la mayoría, es más fácil concentrarse para poder estudiar. Asimismo, hay estudiantes que van a primera hora a la biblioteca para así coger tu sitio preferido, otros que van a media mañana a probar suerte o los que van a cualquier hora porque saben que alguien les ha reservado un sitio.

El kit completo para estudiar en la biblioteca

Los estudiantes tienen preferencias distintas en cuánto a qué llevarse a la biblioteca a la hora de estudiar. Aquí te mostraremos el kit completo de los utensilios y objetos más importantes que llevarte a la biblioteca. Son los siguientes:

Fundamentales para estudiar en la biblioteca

Estas son las cosas que no deben faltar en tu mesa de estudio en la biblioteca y las que harán tu estudio más ameno y satisfactorio:

  • Agenda: la organización es fundamental durante el estudio. Así, calcular el tiempo que dedicar a cada asignatura será más fácil.
  •  Post-its y folios: de gran utilidad para apuntar cosas y así no dañar los libros o ensuciar los apuntes. Muy útiles también para marcar páginas importantes.
  • Estuche: lleno de bolígrafos, lápices, resaltadores, goma de borrar, sacapuntas, etc.
  • Ordenador portátil y móvil: aunque pueden ser el principal motivo de perder la concentración, vienen muy bien a la hora de hacer cualquier consulta rápida en Internet.
  • Libros y apuntes: lo más esencial para estudiar y que sin lugar a dudas serán los protagonistas de la mesa.
  • Bebida: es muy importante hidratarse durante el estudio. Una botella de agua, una lata de refresco o un café, nunca deben faltan durante el estudio.
  • Comida: de suma importancia ingerir algo de alimento durante el estudio haciendo un pequeño descanso al estudiar para así también despejar tu mente.

Muy aconsejables

Estos objetos te serán muy útiles a la hora de estudiar en la biblioteca y son muy recomendables para llevarlos contigo:

  • Atril: muy útil para colocar tus apuntes, mantener una postura corporal sana y ni cansar la vista demasiado durante el estudio.
  • Reloj: aunque puede que el móvil le haya quitado todo el protagonismo, nunca viene demás tener uno contigo en la biblioteca, para así controlar y organizar el tiempo de estudio.
  • Tapones para los oídos o auriculares: hay personas que para estudiar necesitan silencio absoluto y otras que se concentran mejor con un poco de música. Por lo que cualquiera de estas dos cosas te será muy útil durante el estudio.
  • Paquete de pañuelos: muy útil ya que el aire acondicionado de las bibliotecas suele estar bastante alto y es muy probable que lo necesites.

Como hemos visto, existen numerosas preferencias y costumbres a la hora de estudiar. Seas del tipo de estudiante que seas, seguro que esta lista de utensilios necesarios para estudiar en la biblioteca te será de gran ayuda y te ayudará durante tu periodo de exámenes.

Gemma García No hay comentarios

Requisitos imprescindibles para ser taxista en España

Si te gusta conducir y organizarte tú mismo, esta es una salida profesional que te encaja a la perfección. Repasa con nosotros los requisitos imprescindibles para ser taxista en España. Una vez conseguida la licencia, los límites en el trabajo los pones tú.

Antes de profundizar en los detalles, una aclaración importante. No relaciones la profesión de taxista con una actividad reservada para grandes núcleos de población. Te sorprenderá saber hasta qué punto este Servicio Público es necesario en pequeños municipios. Así que, tenlo muy en cuenta si es tu caso, es una excelente oportunidad.

Cómo ser taxista en España

Lo primero, el permiso de conducir correspondiente

Empezamos con una buena noticia. Si habías oído que era necesario un carné de conducir especial para ejercer esta profesión para poder ejercer como taxista en España, puedes olvidarlo. Es cierto que hasta finales de 2015 existía un permiso específico (BPT). Pero, con la entrada en vigor de la normativa de la UE este requisito desapareció. ¡Una vez más ser europeos tiene ventajas!

El único permiso de conducir que se exige para ejercer actualmente como taxista es el B, el que se necesita para un turismo.

¿Cómo conseguir una licencia de taxi?

Sin duda, este es el asunto más controvertido relacionado con el mundo del taxi. Para quienes se cuestionan por qué hace falta que te concedan un permiso para trabajar como taxista, conviene recordar que se trata de un servicio público. De ahí la presencia reguladora de una administración pública.


El procedimiento para obtener una licencia de taxi empieza por tu empadronamiento. Es obligatorio que residas oficialmente en la localidad donde quieres ejercer. El siguiente paso es comprarla. Y lo decimos así porque es muy normal que el cupo de licencias ya esté cerrado, que ese ayuntamiento ya no expida más licencias. En ese caso, la obtención alternativa pasa por comprársela a un taxista que ya no la quiera o que se jubile.

Un taxista, por tanto, es dependiente del municipio en el que va a ejercer. Hasta hace nada y aún hoy en muchas localidades con tu licencia sólo puedes recoger clientes en ese lugar. El destino puede ser cualquiera, pero una vez allí, te vuelves de vacío. Sin embargo, hay lugares, como la Comunidad de Castilla-León que han modificado esta norma. El taxista debe tener como origen o también como destino su ayuntamiento. Un cambio interesante.

¿Hay exámenes para ser taxista en España?

Pues en muchas ciudades sí. No es que se trate de pruebas muy complejas pero tendrás que aprobar un examen. Además, se pueden exigir otro tipo de certificados o permisos como el permiso de conductor de auto taxi y la tarjeta de identificación del conductor que proporciona el ayuntamiento de Madrid.

Respecto a los exámenes, esta es una muestra de cómo se plantea esta prueba obligatoria en las tres ciudades de las más pobladas:

  • El permiso municipal de conductor en Madrid. Un ejercicio tipo test, en el que se plantean 120 preguntas. El examen se divide en 4 bloques temáticos: un apartado psicotécnico, otro sobre la normativa que afecta a esta actividad, un tercero sobre conocimiento de la ciudad (planos, itinerarios, puntos de interés…) y la última sobre el régimen de tarifas del taxi.
  • La credencial de taxista en Barcelona. La prueba, que se hace en ordenador, se divide en dos partes. Por un lado, preguntas sobre la normativa que regula la actividad del taxi en esta localidad. Por otra, cuestiones referidas al conocimiento de la zona metropolitana.
  • Examen de acceso a la profesión de taxista en Sevilla. Tendrás que contestar 30 cuestiones relacionadas con la normativa y conocimiento de la ciudad (rutas, puntos de interés…)

Además de los requisitos imprescindibles para ser taxista en España, puedes encontrar alguna exigencia específica dependiendo de dónde quieras ejercer. Al final son los ayuntamientos quienes tienen la última palabra sobre este tema. Soluciona los trámites burocráticos y ¡toma el volante hacia tu futuro!

Raquel Hernández No hay comentarios

¿Cómo es el temario de las oposiciones a Administrativo del Estado 2019?

Las oposiciones a Administrativo del Estado 2019 están en marcha y, si estás pensando en presentarte a la próxima convocatoria, es momento de conocer el temario del que te examinarás. Antes de entrar en materia, es fundamental que conozcas las diferencias entre un auxiliar administrativo del Estado y un administrativo del Estado. Pero, si ya las tienes clara, ¿por qué entretenerte más? A continuación, hemos recogido cada uno de los temas que se incluyen en los 5 bloques del temario oficial y actualizado de esta oposición.


Situaciones administrativas de los empleados públicos

I. Organización del Estado y la Administración Pública

  1. La Constitución Española de 1978: estructura y contenido. Derechos y deberes fundamentales. Su garantía y suspensión. El Tribunal Constitucional. El Defensor del Pueblo. Reforma de la Constitución.
  2. La Jefatura del Estado. La Corona. Funciones constitucionales del Rey. Sucesión y regencia.
  3. Las Cortes Generales. Composición, atribuciones y funcionamiento del Congreso de los Diputados y del Senado.
  4. El Poder Judicial. El Consejo General del Poder Judicial. El Tribunal Supremo. La organización judicial española.
  5. El Gobierno y la Administración. El Presidente del Gobierno. El Consejo de Ministros. Designación, causas de cese y responsabilidad del Gobierno. Las funciones del Gobierno. Relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales.
  6. El Gobierno Abierto. Concepto y principios informadores. La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno: funciones. La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  7. La Administración General del Estado. Los Ministros. Los Secretarios de Estado. Los Subsecretarios. La Administración Periférica del Estado. Órganos y competencias. Otros órganos administrativos.
  8. La Organización territorial del Estado: las Comunidades Autónomas. Constitución y distribución de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas. Estatutos de Autonomía.
  9. La Administración local: entidades que la integran. La provincia, el municipio y la isla.
  10. La organización de la Unión Europea. El Consejo Europeo, el Consejo, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Efectos de la integración europea sobre la organización del Estado español.

II. Organización de Oficinas Públicas

  1. Atención al público. Atención de personas con discapacidad. Los servicios de información administrativa. Información general y particular al ciudadano. Iniciativas. Reclamaciones. Quejas. Peticiones.
  2. Concepto de documento, registro y archivo. Funciones del registro y del archivo. Clases de archivo y criterios de ordenación.
  3. Administración electrónica y servicios al ciudadano. Análisis de principales páginas web de carácter público. Servicios telemáticos. Oficinas integradas de atención al ciudadano. Ventanilla única empresarial. El Punto de Acceso General de la Administración General del Estado.
  4. La protección de datos personales. Régimen Jurídico. El Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos. Principios y derechos. Obligaciones. La Agencia de Protección de Datos: competencias y funciones.

III. Derecho Administrativo General

  1. Las fuentes del derecho administrativo. La jerarquía de las fuentes. La ley. Las disposiciones del Ejecutivo con fuerza de ley: decreto-ley y decreto legislativo. El reglamento: concepto, clases y límites. Otras fuentes del derecho administrativo.
  2. El acto administrativo: concepto, clases y elementos. Eficacia y validez de los actos administrativos. Su motivación y notificación. Revisión, anulación y revocación. El principio de legalidad en la actuación administrativa.
  3. Las Leyes del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y del Régimen Jurídico del Sector Público y su normativa de desarrollo. La iniciación, ordenación, instrucción y terminación del procedimiento administrativo. Medios de impugnación de la actuación administrativa. La revisión de oficio. Los recursos administrativos: concepto y clases. La jurisdicción contencioso-administrativa.
  4. Los contratos del sector público: concepto y clases. Procedimiento de adjudicación. Su cumplimiento. La revisión de precios y otras alteraciones contractuales. Incumplimiento de los contratos del sector público.
  5. Procedimientos y formas de la actividad administrativa. La actividad de limitación, arbitral, de servicio público y de fomento. Formas de gestión de los servicios públicos.
  6. La responsabilidad patrimonial de las Administraciones públicas. Concepto y clases. Requisitos generales. Efectos.
  7. Políticas de igualdad de género. La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Políticas contra la violencia de género. La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género. Discapacidad y dependencia.

IV. Gestión de personal

  1. El personal al servicio de las Administraciones públicas. Régimen jurídico. El texto refundido del Estatuto Básico del Empleado Público y demás normativa de aplicación. Las competencias en materia de personal. El Registro Central de Personal.
  2. Selección de personal. Los procesos selectivos en la Administración pública y su conexión con la Oferta de Empleo Público. Principios constitucionales. Acceso al empleo público y provisión de puestos de trabajo de las personas con discapacidad.
  3. El personal funcionario al servicio de las Administraciones públicas: funcionarios de carrera y funcionarios interinos. La selección de los funcionarios.
  4. Adquisición y pérdida de la condición de funcionario. Situaciones administrativas de los funcionarios. Supuestos y efectos de cada una de ellas.
  5. Provisión de puestos de trabajo en la función pública. Los deberes y derechos de los funcionarios. La carrera administrativa. Promoción interna.
  6. Sistemas de retribuciones e indemnizaciones. Las incompatibilidades. Régimen disciplinario: faltas, sanciones y procedimiento.
  7. El régimen de la Seguridad Social de los funcionarios. La MUFACE y las clases pasivas.
  8. El personal laboral al servicio de las Administraciones públicas. Selección. Derechos, deberes e incompatibilidades. El contrato de trabajo: contenido, duración y suspensión. Negociación laboral, conflictos y convenios colectivos. El IV Convenio Único para el personal laboral de la Administración General del Estado.
  9. El régimen de la Seguridad Social del personal laboral. Acción protectora. Concepto y clases de prestaciones, afiliación y cotizaciones.
  10. Incapacidad temporal. Concepto y causas que motivan esta situación. Incapacidad permanente en la modalidad contributiva. Jubilación: concepto y requisitos. Muerte y supervivencia. Prestaciones. Sujetos causantes. Beneficiarios.

V. Gestión financiera

  1. El presupuesto: concepto. Los principios presupuestarios. El ciclo presupuestario. El presupuesto por programas: concepto y fases. Terminología y desarrollo del proceso presupuestario.
  2. El presupuesto del Estado en España: concepto y estructura. Los créditos presupuestarios: características. Gastos plurianuales. Las modificaciones presupuestarias: créditos extraordinarios y suplementos de crédito. Ampliaciones de crédito. Generaciones de crédito. Transferencias de crédito. Incorporaciones de crédito. Anticipos de tesorería.
  3. El procedimiento administrativo de ejecución del presupuesto de gasto. Órganos competentes. Fases del procedimiento y sus documentos contables. Compromisos de gasto para ejercicios posteriores. La ordenación del pago: concepto y competencia. Realización del pago: modos y perceptores. Control del gasto público. Clases. Especial referencia al control de legalidad. El Tribunal de Cuentas.
  4. Las retribuciones de los funcionarios públicos y del personal laboral al servicio de la Administración pública. Nóminas: estructura y normas de confección. Altas y bajas: su justificación. Retribuciones básicas: sueldos, trienios, pagas extraordinarias. Retribuciones complementarias y otras remuneraciones. Devengo y liquidación de derechos económicos. El pago de las retribuciones del personal en activo. Formas de pago.
  5. Gastos para la compra de bienes y servicios. Gastos de inversión. Gastos de transferencias: corrientes y de capital. Pagos: concepto y tipos. Pagos por obligaciones presupuestarias. Anticipos de caja fija. Pagos «a justificar». Justificación de libramientos.
  6. Gestión económica y financiera de los contratos del sector público. Gestión económica y financiera de subvenciones.
  7. El Plan General de Contabilidad Pública: fines, objetivos, ámbito de aplicación y características. Contabilidad presupuestaria y de gestión. Breve análisis de los grupos de cuentas.