David López No hay comentarios

¿No te gusta tu letra? Pautas para mejorar tu caligrafía

Entorno a la caligrafía, hay muchos temas de qué hablar. Según varios estudios de grafología, el tipo de letra podría dar pistas de tu personalidad. Otros, por ejemplo, basan los estudios en saber cómo detectar enfermedades a partir de la caligrafía.

Sin embargo, ¿has comparado tu letra con la de tu compañero de clase, trabajo o amigo y has pensado que la tuya es horrible? ¿Tienes letra de médico? Aquí te contamos las pautas necesarias para mejorar tu caligrafía para escribir mejor. ¡Toma nota!

Mejorar caligrafía

Robert Kneschke || Shutterstock

1. Elige el lápiz o el bolígrafo adecuado

Una de las cosas que nos influye a la hora de escribir es el bolígrafo. Por ello, es importante dar con el adecuado y nos sea más cómodo. Entonces, prueba diferentes tipos y escoge el que más se ajuste a tus gustos.

Por otro lado, si sois zurdos, escoged uno adaptado para vosotros y que la tinta se seque lo antes posible para, así, evitar borrones.

2. ¿En qué tipo de hoja sueles escribir?

Si queremos mejorar nuestra caligrafía una de las cosas que debemos tener en cuenta es el tipo de hoja en el que vamos a escribir. Para comenzar, lo más práctico es escoger un papel de cuadros o rayas. Por el contrario, si nos gusta más el folio, a la hora de escribir, debajo del mismo se coloca una hoja con rayas para que nos sirva de guía. Es decir, conseguiremos que las frases se mantengan rectas.


Asimismo, es necesario girar un mínimo la posición del papel. Si eres diestro, debe estar inclinado un poco hacia la izquierda, mientras que, si eres zurdo, a la derecha.

3. Controla la forma de coger el bolígrafo y la posición de la mano

Desde que somos pequeños se nos dice que el lápiz se debe sujetar con el dedo pulgar, el dedo índice y apoyarlo en la falange del dedo corazón. De este modo conseguiremos fluidez al escribir.

Sin embargo, esto no afecta a nuestra manera de escribir. Simplemente, cógelo como más cómodo te sea, esté equilibrado y no provoques tensión en la mano.

A la hora de escribir también tenemos que tener en cuenta el no mover mucho la muñeca ni los dedos. Todo el movimiento debe de hacerse con el antebrazo y el hombro, con el codo como punto de anclaje. Así, evitaremos que se nos agarroten los dedos o tener una tendinitis.

4. Deja el mismo espacio entre letras y palabras

Siempre tenemos que intentar dejar el mismo espacio entre letras y palabras. Asimismo, que las letras tengan la misma forma y estén bien acabadas es muy importante.

Por otro lado, para favorecer la legibilidad de la escritura y mejorar el estilo de redacción, es necesario mantener la uniformidad en el tamaño de las letras: las letras «que suben» y las letras «que bajan» deben tener el doble de longitud que las restantes letras; y estas han de conservar, en la palabra, un mismo tamaño.

Por último, también debemos tener cuidado a la hora de escribir rápido, ya que esto puede dificultar la legibilidad.

5. Vigila tu postura y, si es necesario, corrígela

La postura en la cual escribimos es fundamental si queremos tener una buena caligrafía. Por lo tanto, a la hora de escribir debemos:

  •  sentarnos bien, apoyando la espalda en el respaldo de la silla;
  •  no acercar mucho la cabeza a la hoja;
  •  acercar la silla a la mesa;
  •  colocar el respaldo de la silla paralelo a la mesa;
  •  no mover el papel continuamente o los renglones saldrán torcidos;
  •  no poner los dedos muy separados de la punta del lápiz. De lo contrario, este baila y es más difícil controlar la escritura;
  •  si acercas mucho los dedos a la punta del lápiz, no se ve lo que se escribe y los dedos se fatigan;
  •  colocar los dedos sobre el lápiz de 2 a 3 cm de la hoja.

Todos estos consejos y pautas ayudarán a que tu caligrafía sea mejor y más clara. Escribir mucho y a diario, ayudará a practicar la escritura y seguro que esta mejora notablemente en aspecto.

David López No hay comentarios

¿Qué hay que estudiar para ser escolta privado?

¿Has imaginado qué es tener un escolta? Pues, ¿por qué no ser uno? De hecho, ¿sabías que uno de los trabajos más cotizados del momento es el de escolta privado? Famosos, políticos y altos empresarios son los principales demandantes.

Bien, ser escolta privado no es lo mismo que ser guardia de seguridad y es más común de lo que crees. Sin embargo, no les vemos porque una de las características de este tipo de trabajo es la discreción. Aquí te contamos qué debes estudiar para convertirte en escolta privado y las habilidades que has de poseer para ello.

Requisitos para ser escolta privado

La formación que necesitas para ser escolta privado

Previo a presentarse a las pruebas de selección que la Secretaría de Estado de Seguridad convoca, los aspirantes deben superar los módulos profesionales de formación para vigilantes de seguridad. En concreto, esto debe hacerse en ciclos de al menos 186 semanas lectivas. A su vez, también tienen que superar los módulos complementarios y específicos para escoltas privados.


Estos son de 60 horas lectivas. En cuanto a los ciclos formativos, podrán comprender un porcentaje máximo del 50 % de la formación no presencial o a distancia. A grandes rasgos, las enseñanzas de naturaleza técnico-profesional, instrumental, de contenido técnico operativo y las prácticas de tiro y laboratorio deben impartirse obligatoriamente de forma presencial. Una vez superados los módulos de formación, se les otorgará a los candidatos el correspondiente diploma o certificado acreditativo.

Requisitos para trabajar como escolta en España

Si quieres participar en las pruebas de selección de la Secretaría de Estado de Seguridad, deberás reunir algunos requisitos. El primero de ellos es ser mayor de edad. Luego, tienes que tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o bien de un Estado que forme parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

Por otro lado, debes poseer del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Ya sea de Técnico u otros equivalentes a efectos profesionales o superiores. Finalmente, debes poseer, también, la aptitud psicofísica como se dispone en el Real Decreto 2487/1998, del 20 de noviembre. Asimismo, tienes que poseer el diploma o certificación acreditativa de haber superado el curso correspondiente. Por último, tienes que tener una estatura mínima de 1,70 metros los hombres y 1,65 metros las mujeres.

Importante: historial delictivo limpio

Como es evidente, debes evitar los antecedentes penales por delitos dolosos. Asimismo, no haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar o a la protección de imagen. No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores por infracción muy grave. También, no haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas.

Habilitación para el ejercicio de Seguridad Privada

Para que pueda realizarse la tramitación de los expedientes de habilitación, los participantes que hayan obtenido la calificación de que son aptos deberán cumplimentar el modelo de solicitud, junto con los siguientes documentos:

  •  dos fotografías de formato carné;
  •  autorización de verificación de datos del DNI o NIE; y
  •  justificante acreditativo de haber realizado el ingreso de la tasa por habilitación de escolta privado.

Funciones y forma de prestar el servicio como escolta privado

Entre las tareas típicas de este tipo de trabajo se encuentran el de acompañamiento, defensa y protección de determinadas personas o grupos de personas. En consecuencia, siempre se tiene que impedir que el «protegido» sea objeto de agresiones o actos delictivos.

Es importante saber que la protección y defensa que se presta tiene que estar referida únicamente a la vida e integridad física y a la libertad de las personas a las que hay que proteger.

Ser escolta no es una tarea fácil por ello está muy bien pagado. Así que, si lo que quieres es convertirte en uno de ellos, ya conoces todas las habilidades y requisitos necesarios para ello.

David López No hay comentarios

Así son las oposiciones a los Organismos Públicos de Investigación

Los Organismos Públicos de Investigación (OPIs) incluyen todos aquellos organismos dedicados a la investigación científica y técnica. A su vez, dedicados también a cualquier otra actividad que pueda ayudar al progreso científico de la sociedad (MICINN, 2019). Este es un cargo público que ofrece el Estado y como tal es necesario presentarse a unas oposiciones para acceder a él. Descubre toda la información, a continuación.

Técnico de laboratorio

Requisitos de los aspirantes a los OPIs

Al igual que en el resto de oposiciones convocadas por el Estado, los aspirantes deben cumplir una serie de requisitos para poder presentarse a la convocatoria.

Condiciones generales

Por un lado, están los requisitos generales para las pruebas selectivas en España. Según estos el candidato debe:

  • tener la nacionalidad española
  • tener al menos 16 años y/o no sobrepasar la edad de jubilación
  • ser capaz de llevar a cabo las tareas dentro de su campo
  • estar habilitado para cualquiera de los cargos públicos, es decir, no haber sido cesado mediante un expediente disciplinario (Orden HFP/688, 2017).

Condiciones específicas para las Oposiciones a OPIs

Por otro lado, las oposiciones a OPIs requieren la obtención del Título de Bachillerato Técnico. Asimismo, aquellos aspirantes que obtuvieron su titulación fuera de España deberán presentar una credencial de homologación.

Aparte de estos requisitos, los candidatos han de presentar la solicitud correspondiente para acceder al proceso de selección. A su vez, esta deberá rellenarse de forma electrónica siguiendo un modelo oficial.

Proceso selectivo: el examen de acceso a los OPIs

Las oposiciones para OPIs son intensas. De hecho, llegan a durar un total de doce meses. Para modo de preparación, el Boletín Oficial del Estado especifica dos tipos de materia: una de carácter general aplicada a todas las oposiciones y otra de carácter específico aplicable solo al proceso de selección para OPIs.


Es así que el examen constará de preguntas y ejercicios sobre ambos contenidos, que se encontrarán en el propio BOE. Por otra parte, el proceso se divide en tres ejercicios: una primera prueba tipo test, una segunda de desarrollo de preguntas y una última de carácter práctico.

Primer ejercicio

El primer ejercicio consiste en un examen de 90 minutos en el que se contestarán a cien preguntas de respuesta múltiple. De estas preguntas, 40 serán de carácter general y 60 restantes serán sobre materias específicas. Se califica con una puntuación de 0 a 50 (el Tribunal decide cual es el mínimo para pasar a la siguiente fase) y se penalizan las respuestas erróneas.

Segundo ejercicio

En el segundo ejercicio, el candidato tendrá dos horas para desarrollar cinco preguntas elegidas por el Tribunal en relación con las materias específicas. Esta prueba tiene una calificación de 0 a 20, siendo 10 el mínimo para aprobar.

Tercer ejercicio

Finalmente, el tercer ejercicio consta de una prueba práctica basada en el contenido de las materias específicas. A diferencia de las anteriores, esta prueba no tiene un tiempo predeterminado, ya que será el propio Tribunal de la oposición el que acuerde el tiempo necesario para realizarlo (si bien este no podrá superar las dos horas en ningún caso). La puntuación es de un máximo de 30 y se necesitará un mínimo de 15 puntos.

Para terminar, es importante mencionar que, aunque la puntuación final del proceso se determinará conforme a la puntuación total de las tres pruebas, algunas pruebas pueden tomar más valor que otras en caso de empate. El orden iría así: segundo ejercicio, primer ejercicio y tercer ejercicio.

En resumen, aunque la oposición a OPI puede ser exhaustiva, siguiendo las pautas especificadas no hay razón para que no se puedan superar con éxito. ¡Ánimo y a por todas!

David López No hay comentarios

El kit más completo para estudiar tu oposición en la biblioteca

La mesa donde los opositores estudian en casa o en la biblioteca es todo un mundo. De hecho, se podría incluso decir que no existen dos iguales. Además, algunos estudiantes realizan tal despliegue de materiales que se quedan sin espacio sin para siquiera apoyar los codos. Aquí te contaremos todas las cosas necesarias y más útiles para estudiar una oposición en la biblioteca. ¡Toma nota!


Diferentes tipos de estudiantes en las bibliotecas

Existen opositores que van a estudiar a la biblioteca con lo mínimo, es decir, con una carpeta llena de apuntes y nada más. No obstante, otros estudiantes parece que nunca llevan suficientes cosas y van siempre muy bien preparadas. Hablamos de las personas las cuales creen que las mesas de las bibliotecas son pequeñas y no dudan ni por un segundo invadir el espacio de los otros estudiantes de la biblioteca.

Es normal que a medida que se acerca el periodo de exámenes las bibliotecas se llenen de estudiantes. Así, las bibliotecas proporcionan ese lugar de paz y tranquilidad, donde, para la mayoría, es más fácil concentrarse para poder estudiar. Asimismo, hay estudiantes que van a primera hora a la biblioteca para así coger tu sitio preferido, otros que van a media mañana a probar suerte o los que van a cualquier hora porque saben que alguien les ha reservado un sitio.

El kit completo para estudiar en la biblioteca

Los estudiantes tienen preferencias distintas en cuánto a qué llevarse a la biblioteca a la hora de estudiar. Aquí te mostraremos el kit completo de los utensilios y objetos más importantes que llevarte a la biblioteca. Son los siguientes:

Fundamentales para estudiar en la biblioteca

Estas son las cosas que no deben faltar en tu mesa de estudio en la biblioteca y las que harán tu estudio más ameno y satisfactorio:

  • Agenda: la organización es fundamental durante el estudio. Así, calcular el tiempo que dedicar a cada asignatura será más fácil.
  •  Post-its y folios: de gran utilidad para apuntar cosas y así no dañar los libros o ensuciar los apuntes. Muy útiles también para marcar páginas importantes.
  • Estuche: lleno de bolígrafos, lápices, resaltadores, goma de borrar, sacapuntas, etc.
  • Ordenador portátil y móvil: aunque pueden ser el principal motivo de perder la concentración, vienen muy bien a la hora de hacer cualquier consulta rápida en Internet.
  • Libros y apuntes: lo más esencial para estudiar y que sin lugar a dudas serán los protagonistas de la mesa.
  • Bebida: es muy importante hidratarse durante el estudio. Una botella de agua, una lata de refresco o un café, nunca deben faltan durante el estudio.
  • Comida: de suma importancia ingerir algo de alimento durante el estudio haciendo un pequeño descanso al estudiar para así también despejar tu mente.

Muy aconsejables

Estos objetos te serán muy útiles a la hora de estudiar en la biblioteca y son muy recomendables para llevarlos contigo:

  • Atril: muy útil para colocar tus apuntes, mantener una postura corporal sana y ni cansar la vista demasiado durante el estudio.
  • Reloj: aunque puede que el móvil le haya quitado todo el protagonismo, nunca viene demás tener uno contigo en la biblioteca, para así controlar y organizar el tiempo de estudio.
  • Tapones para los oídos o auriculares: hay personas que para estudiar necesitan silencio absoluto y otras que se concentran mejor con un poco de música. Por lo que cualquiera de estas dos cosas te será muy útil durante el estudio.
  • Paquete de pañuelos: muy útil ya que el aire acondicionado de las bibliotecas suele estar bastante alto y es muy probable que lo necesites.

Como hemos visto, existen numerosas preferencias y costumbres a la hora de estudiar. Seas del tipo de estudiante que seas, seguro que esta lista de utensilios necesarios para estudiar en la biblioteca te será de gran ayuda y te ayudará durante tu periodo de exámenes.

Gemma García No hay comentarios

Requisitos imprescindibles para ser taxista en España

Si te gusta conducir y organizarte tú mismo, esta es una salida profesional que te encaja a la perfección. Repasa con nosotros los requisitos imprescindibles para ser taxista en España. Una vez conseguida la licencia, los límites en el trabajo los pones tú.

Antes de profundizar en los detalles, una aclaración importante. No relaciones la profesión de taxista con una actividad reservada para grandes núcleos de población. Te sorprenderá saber hasta qué punto este Servicio Público es necesario en pequeños municipios. Así que, tenlo muy en cuenta si es tu caso, es una excelente oportunidad.

Cómo ser taxista en España

Lo primero, el permiso de conducir correspondiente

Empezamos con una buena noticia. Si habías oído que era necesario un carné de conducir especial para ejercer esta profesión para poder ejercer como taxista en España, puedes olvidarlo. Es cierto que hasta finales de 2015 existía un permiso específico (BPT). Pero, con la entrada en vigor de la normativa de la UE este requisito desapareció. ¡Una vez más ser europeos tiene ventajas!

El único permiso de conducir que se exige para ejercer actualmente como taxista es el B, el que se necesita para un turismo.

¿Cómo conseguir una licencia de taxi?

Sin duda, este es el asunto más controvertido relacionado con el mundo del taxi. Para quienes se cuestionan por qué hace falta que te concedan un permiso para trabajar como taxista, conviene recordar que se trata de un servicio público. De ahí la presencia reguladora de una administración pública.


El procedimiento para obtener una licencia de taxi empieza por tu empadronamiento. Es obligatorio que residas oficialmente en la localidad donde quieres ejercer. El siguiente paso es comprarla. Y lo decimos así porque es muy normal que el cupo de licencias ya esté cerrado, que ese ayuntamiento ya no expida más licencias. En ese caso, la obtención alternativa pasa por comprársela a un taxista que ya no la quiera o que se jubile.

Un taxista, por tanto, es dependiente del municipio en el que va a ejercer. Hasta hace nada y aún hoy en muchas localidades con tu licencia sólo puedes recoger clientes en ese lugar. El destino puede ser cualquiera, pero una vez allí, te vuelves de vacío. Sin embargo, hay lugares, como la Comunidad de Castilla-León que han modificado esta norma. El taxista debe tener como origen o también como destino su ayuntamiento. Un cambio interesante.

¿Hay exámenes para ser taxista en España?

Pues en muchas ciudades sí. No es que se trate de pruebas muy complejas pero tendrás que aprobar un examen. Además, se pueden exigir otro tipo de certificados o permisos como el permiso de conductor de auto taxi y la tarjeta de identificación del conductor que proporciona el ayuntamiento de Madrid.

Respecto a los exámenes, esta es una muestra de cómo se plantea esta prueba obligatoria en las tres ciudades de las más pobladas:

  • El permiso municipal de conductor en Madrid. Un ejercicio tipo test, en el que se plantean 120 preguntas. El examen se divide en 4 bloques temáticos: un apartado psicotécnico, otro sobre la normativa que afecta a esta actividad, un tercero sobre conocimiento de la ciudad (planos, itinerarios, puntos de interés…) y la última sobre el régimen de tarifas del taxi.
  • La credencial de taxista en Barcelona. La prueba, que se hace en ordenador, se divide en dos partes. Por un lado, preguntas sobre la normativa que regula la actividad del taxi en esta localidad. Por otra, cuestiones referidas al conocimiento de la zona metropolitana.
  • Examen de acceso a la profesión de taxista en Sevilla. Tendrás que contestar 30 cuestiones relacionadas con la normativa y conocimiento de la ciudad (rutas, puntos de interés…)

Además de los requisitos imprescindibles para ser taxista en España, puedes encontrar alguna exigencia específica dependiendo de dónde quieras ejercer. Al final son los ayuntamientos quienes tienen la última palabra sobre este tema. Soluciona los trámites burocráticos y ¡toma el volante hacia tu futuro!

Raquel Hernández No hay comentarios

¿Cómo es el temario de las oposiciones a Administrativo del Estado 2019?

Las oposiciones a Administrativo del Estado 2019 están en marcha y, si estás pensando en presentarte a la próxima convocatoria, es momento de conocer el temario del que te examinarás. Antes de entrar en materia, es fundamental que conozcas las diferencias entre un auxiliar administrativo del Estado y un administrativo del Estado. Pero, si ya las tienes clara, ¿por qué entretenerte más? A continuación, hemos recogido cada uno de los temas que se incluyen en los 5 bloques del temario oficial y actualizado de esta oposición.


Situaciones administrativas de los empleados públicos

I. Organización del Estado y la Administración Pública

  1. La Constitución Española de 1978: estructura y contenido. Derechos y deberes fundamentales. Su garantía y suspensión. El Tribunal Constitucional. El Defensor del Pueblo. Reforma de la Constitución.
  2. La Jefatura del Estado. La Corona. Funciones constitucionales del Rey. Sucesión y regencia.
  3. Las Cortes Generales. Composición, atribuciones y funcionamiento del Congreso de los Diputados y del Senado.
  4. El Poder Judicial. El Consejo General del Poder Judicial. El Tribunal Supremo. La organización judicial española.
  5. El Gobierno y la Administración. El Presidente del Gobierno. El Consejo de Ministros. Designación, causas de cese y responsabilidad del Gobierno. Las funciones del Gobierno. Relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales.
  6. El Gobierno Abierto. Concepto y principios informadores. La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno: funciones. La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  7. La Administración General del Estado. Los Ministros. Los Secretarios de Estado. Los Subsecretarios. La Administración Periférica del Estado. Órganos y competencias. Otros órganos administrativos.
  8. La Organización territorial del Estado: las Comunidades Autónomas. Constitución y distribución de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas. Estatutos de Autonomía.
  9. La Administración local: entidades que la integran. La provincia, el municipio y la isla.
  10. La organización de la Unión Europea. El Consejo Europeo, el Consejo, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Efectos de la integración europea sobre la organización del Estado español.

II. Organización de Oficinas Públicas

  1. Atención al público. Atención de personas con discapacidad. Los servicios de información administrativa. Información general y particular al ciudadano. Iniciativas. Reclamaciones. Quejas. Peticiones.
  2. Concepto de documento, registro y archivo. Funciones del registro y del archivo. Clases de archivo y criterios de ordenación.
  3. Administración electrónica y servicios al ciudadano. Análisis de principales páginas web de carácter público. Servicios telemáticos. Oficinas integradas de atención al ciudadano. Ventanilla única empresarial. El Punto de Acceso General de la Administración General del Estado.
  4. La protección de datos personales. Régimen Jurídico. El Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos. Principios y derechos. Obligaciones. La Agencia de Protección de Datos: competencias y funciones.

III. Derecho Administrativo General

  1. Las fuentes del derecho administrativo. La jerarquía de las fuentes. La ley. Las disposiciones del Ejecutivo con fuerza de ley: decreto-ley y decreto legislativo. El reglamento: concepto, clases y límites. Otras fuentes del derecho administrativo.
  2. El acto administrativo: concepto, clases y elementos. Eficacia y validez de los actos administrativos. Su motivación y notificación. Revisión, anulación y revocación. El principio de legalidad en la actuación administrativa.
  3. Las Leyes del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y del Régimen Jurídico del Sector Público y su normativa de desarrollo. La iniciación, ordenación, instrucción y terminación del procedimiento administrativo. Medios de impugnación de la actuación administrativa. La revisión de oficio. Los recursos administrativos: concepto y clases. La jurisdicción contencioso-administrativa.
  4. Los contratos del sector público: concepto y clases. Procedimiento de adjudicación. Su cumplimiento. La revisión de precios y otras alteraciones contractuales. Incumplimiento de los contratos del sector público.
  5. Procedimientos y formas de la actividad administrativa. La actividad de limitación, arbitral, de servicio público y de fomento. Formas de gestión de los servicios públicos.
  6. La responsabilidad patrimonial de las Administraciones públicas. Concepto y clases. Requisitos generales. Efectos.
  7. Políticas de igualdad de género. La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Políticas contra la violencia de género. La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género. Discapacidad y dependencia.

IV. Gestión de personal

  1. El personal al servicio de las Administraciones públicas. Régimen jurídico. El texto refundido del Estatuto Básico del Empleado Público y demás normativa de aplicación. Las competencias en materia de personal. El Registro Central de Personal.
  2. Selección de personal. Los procesos selectivos en la Administración pública y su conexión con la Oferta de Empleo Público. Principios constitucionales. Acceso al empleo público y provisión de puestos de trabajo de las personas con discapacidad.
  3. El personal funcionario al servicio de las Administraciones públicas: funcionarios de carrera y funcionarios interinos. La selección de los funcionarios.
  4. Adquisición y pérdida de la condición de funcionario. Situaciones administrativas de los funcionarios. Supuestos y efectos de cada una de ellas.
  5. Provisión de puestos de trabajo en la función pública. Los deberes y derechos de los funcionarios. La carrera administrativa. Promoción interna.
  6. Sistemas de retribuciones e indemnizaciones. Las incompatibilidades. Régimen disciplinario: faltas, sanciones y procedimiento.
  7. El régimen de la Seguridad Social de los funcionarios. La MUFACE y las clases pasivas.
  8. El personal laboral al servicio de las Administraciones públicas. Selección. Derechos, deberes e incompatibilidades. El contrato de trabajo: contenido, duración y suspensión. Negociación laboral, conflictos y convenios colectivos. El IV Convenio Único para el personal laboral de la Administración General del Estado.
  9. El régimen de la Seguridad Social del personal laboral. Acción protectora. Concepto y clases de prestaciones, afiliación y cotizaciones.
  10. Incapacidad temporal. Concepto y causas que motivan esta situación. Incapacidad permanente en la modalidad contributiva. Jubilación: concepto y requisitos. Muerte y supervivencia. Prestaciones. Sujetos causantes. Beneficiarios.

V. Gestión financiera

  1. El presupuesto: concepto. Los principios presupuestarios. El ciclo presupuestario. El presupuesto por programas: concepto y fases. Terminología y desarrollo del proceso presupuestario.
  2. El presupuesto del Estado en España: concepto y estructura. Los créditos presupuestarios: características. Gastos plurianuales. Las modificaciones presupuestarias: créditos extraordinarios y suplementos de crédito. Ampliaciones de crédito. Generaciones de crédito. Transferencias de crédito. Incorporaciones de crédito. Anticipos de tesorería.
  3. El procedimiento administrativo de ejecución del presupuesto de gasto. Órganos competentes. Fases del procedimiento y sus documentos contables. Compromisos de gasto para ejercicios posteriores. La ordenación del pago: concepto y competencia. Realización del pago: modos y perceptores. Control del gasto público. Clases. Especial referencia al control de legalidad. El Tribunal de Cuentas.
  4. Las retribuciones de los funcionarios públicos y del personal laboral al servicio de la Administración pública. Nóminas: estructura y normas de confección. Altas y bajas: su justificación. Retribuciones básicas: sueldos, trienios, pagas extraordinarias. Retribuciones complementarias y otras remuneraciones. Devengo y liquidación de derechos económicos. El pago de las retribuciones del personal en activo. Formas de pago.
  5. Gastos para la compra de bienes y servicios. Gastos de inversión. Gastos de transferencias: corrientes y de capital. Pagos: concepto y tipos. Pagos por obligaciones presupuestarias. Anticipos de caja fija. Pagos «a justificar». Justificación de libramientos.
  6. Gestión económica y financiera de los contratos del sector público. Gestión económica y financiera de subvenciones.
  7. El Plan General de Contabilidad Pública: fines, objetivos, ámbito de aplicación y características. Contabilidad presupuestaria y de gestión. Breve análisis de los grupos de cuentas.

 

David López No hay comentarios

Fases de la lectura: ¿cuáles son y en qué se caracterizan?

Hoy en día, cada vez leemos menos y, si lo hacemos, optamos por el formato online. De hecho, según un estudio realizado a principios de 2019, un 32,8 % de los españoles no lee nunca. Además, los expertos coinciden que se pueden dar muchos factores externos que no ayudan.

Por un lado, se elige una temática que no «engancha». Por otro lado, el método de lectura. Independientemente de si prefieres leer en voz alta o en silencio, en este artículo hablaremos sobre la lectura como proceso o metodología de estudio. ¡Sigue leyendo y descubre todas las fases de la lectura!

Fases de la lectura

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Cuáles son las etapas lectoras?

Cuando tratamos de esa lectura, la cual hacemos sobre un tema en concreto de estudio, tenemos que diferenciar bien sus fases. Así, conseguiremos un mayor aprendizaje del tema en cuestión y conseguiremos mejorar nuestra comprensión lectora. Por ello, una metodología muy frecuente y de las más utilizadas desde siempre es la propia del académico. Esto se debe a que esta metodología es la más efectiva a la hora de adquirir conocimientos y hace más fácil la tarea de memorizar para el alumno.


A continuación, hablaremos de cada una de las fases de la lectura y en qué consiste cada una de ellas:

Fase 1: pre-lectura

En esta primera fase, lo primero que hacemos es responder mentalmente a las preguntas que puedan surgir antes de leer el tema. Esta fase de la lectura se puede ver muy bien en los libros de texto de primaria. Son el tipo de preguntas que el profesor o profesora hacen a sus alumnos con tan solo leer e título del tema que se va a tratar.

Asimismo, con esto se consigue conocer los conocimientos que tienen los alumnos con respecto al tema de estudio. A su vez, se va dando una breve idea de lo que se van a encontrar en el tema que está por comenzar.

Esta fase se distingue de las demás en que su lectura es ágil, rápida y no tiene pausas. Únicamente se lee y se captan palabras sueltas para hacerse una breve idea de lo que después profundizaremos y haremos hincapié.

Fase 2: lectura crítica del texto

Después de acabar con la primera, leeremos el texto e iremos comprendiendo y haciendo pausas para comprender lo que leemos y el tema de estudio. Así, lo que hacemos en esta fase es un análisis estructural y un aprendizaje significativo.

Después de la lectura más profunda, podremos diferenciar conceptos básicos de otros que son más secundarios, definiciones literales de comentarios simples del autor y fechas importantes de otras no tan importantes.

Esta es la fase más importante de la lectura, ya que en ella entendemos lo que leemos y nos centramos en ese aprendizaje nuevo. Aun así, no se deben saltar ninguna de las fases, siempre hay que seguir el orden, de la primera hasta la tercera.

Fase 3: post-lectura

En esta última lo que hacemos es analizar lo que hemos leído. Para ello podemos ayudarnos de diferentes técnicas de estudio: resúmenes, apuntes o esquemas para así plasmar lo más importante que hemos leído. De esta forma conseguimos afianzar términos, organizar ideas y esto nos servirá para estudiar todo lo leído y extraído del tema en cuestión.

Para ayudarnos, los lápices de colores, subrayadores y bolígrafos de diferente tonalidad son muy útiles para leer y estudiar. Así pues, podemos diferenciar distintos tipos de datos y resaltar los más importantes y los que más nos interesan.

Todas las fases de la lectura favorecen el estudio y el aprendizaje. Así que como hemos dicho anteriormente, es muy importante realizar todas y cada una de las fases. Siempre han de realizarse en orden sin saltarnos ninguna, si se quiere llegar al resultado esperado.

Recuerda que de acuerdo con la Federación del Gremio de Editores de España, la lectura es uno de los ejes fundamentales que denotan el progreso no solo económico, sino también crítico y moral, de una sociedad.

David López No hay comentarios

4 técnicas excelentes para desarrollar la creatividad

En ocasiones, cuando nos enfrentamos a un proyecto, problema o situación, nuestra mente se bloquea y no nos deja pensar. Debido a ello, nuestra creatividad pasa a un segundo plano y no somos capaces de obtener soluciones.

No obstante, hoy en día, contamos con diversas técnicas que nos ayudan ser más creativos y superar ese bloqueo. Si has entrado en esa fase que no te deja seguir adelante con tu proyecto, los siguientes procesos te serán muy útiles para reubicarte en lo que estabas llevando a cabo.


Métodos para mejorar la creatividad

Gajus || Shutterstock

1. Técnica Da Vinci

Esta práctica es una herramienta que nos ayuda a desarrollar nuestra creatividad. Se basa en el proceso creativo que seguía Leonardo Da Vinci, en el que dejaba que el inconsciente le inspirara.

En lo que se refiere a esta técnica, lo único que necesitarás para poder elaborarla es un lápiz y un papel. Además, deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Céntrate en un problema que te preocupe y examínalo.
  2. Relájate, de manera que tu consciente intuitivo podrá utilizar más imágenes y símbolos.
  3. Deja que tu intuición te muestre imágenes y símbolos que representen tu problema.
  4. Dibuja un límite.
  5. Permite que tu mente dibuje libremente sin preocuparte por ello.
  6. Examina tu dibujo. En él, vas a encontrar señales que dejan tus pensamientos.
  7. Escribe la primera palabra que se te ocurra para cada símbolo o señal.
  8. Piensa sobre cómo se relacionan con el problema.
  9. Presta atención a todas las incógnitas que aparezcan por tu mente en relación con esas señales.

Ya realizados todos los pasos, conseguirás que tu creatividad vuelva.

2. Técnica Fresh Eyes

Gracias a este método, también conocido como Técnica de los Ojos limpios, vamos a poder resolver ese bloqueo creativo que nos invade en ocasiones. Es un proceso de lo más sencillo que nos va a mostrar infinitas soluciones a nuestro problema. Aquí tienes el proceso que debes seguir para poner esta técnica en práctica:

  1. Plantea el problema que deseas resolver.
  2. Una vez hecho, se va a presentar a una serie de personas que no conozcan o formen parte de dicho contratiempo.
  3. Recoge toda la información proporcionada por estas personas
  4. Estudia todo lo que se ha recabado intentando buscar una solución con ayuda de estas premisas.

3. Técnica Scamper

Nos encontramos ante un sistema creado por Bob Eberlee quien se inspiró en la técnica de brainstorming. Básicamente, se basa en siete conceptos que forman las siglas de su propio nombre:

Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner en otros usos, Eliminar y Reordenar

En cuanto a su puesta en práctica, se establecen tres pasos que se van a realizar durante el proceso:

  1. Identificar el problema al que se le va a aplicar la técnica.
  2. Formular una serie de preguntas relacionadas con cada uno de los siete conceptos de SCAMPER.
  3. Se evalúan y se decide cuál de las ideas son las más apropiadas para resolver el problema.

4. Técnica Brainwritting

Este método es una variedad del mítico Brainstorming. Por lo tanto, al igual que este, se trata de poner en común ideas que se van desarrollando con la participación del resto de personas.

En lo que concierne a su funcionamiento:

  1. Exponer el tema del que se va a tratar.
  2. Cada participante escribe en un folio las ideas que le surjan.
  3. Se aportan nuevas ideas sobre las ya anotadas y, así, se va desencadenando el proceso creativo con el que resolveremos nuestro proyecto.

En pocas palabras, la creatividad es una de las cualidades más importantes de una persona. El problema aparece cuando no se puede desarrollar debido a un bloqueo mental. Sin embargo, gracias a la existencia de diferentes técnicas podemos superar esa traba y dejar que fluya nuestra creatividad.

David López No hay comentarios

¿Quieres ser Piloto Militar del Ejército del Aire? Te contamos cómo conseguirlo

Si desde pequeño soñaste con convertirte en militar y poder volar, hoy estás de suerte. Sabemos que llegar a ser Piloto Militar del Ejército del Aire no es nada fácil; es más, a algunas personas les puede parecer misión imposible y ni se molestan en intentarlo. No obstante, ser piloto militar es una profesión real a la que se puede acceder, y aquí descubrirás cómo hacerlo.

Qué estudiar para ser piloto militar

Defence-Imagery || Pixabay

Requisitos para ser piloto militar en España

Como es de intuir, hay que prepararse para desempeñar esta profesión. Además, se puede entrar en la Academia General del Aire a través del sistema de concurso-oposición. Sin embargo, antes de presentarte a estas pruebas, debes asegurarte de que cumples una serie de requisitos:

  • Estar en posesión del título de Bachillerato y haber aprobado la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU)
  • Edad de entre 18 y 23 años
  • Poseer la nacionalidad española
  • Carecer de antecedentes penales
  • Disponer de una aptitud psicofísica adecuada
  • Poder acreditar una buena conducta ciudadana
  • No estar inhabilitado con carácter firme para ejercer funciones públicas
  •  No estar privado de los derechos civiles

¿Cómo es el concurso-oposición para ser piloto de avión militar?

La convocatoria del concurso-oposición se tiene que publicar con anterioridad en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Además, junto con los requisitos necesarios para ingresar como alumno o alumna en la Academia General del Aire. Como dato, esta se encuentra en Santiago de la Ribera (Murcia). Así, las pruebas suelen convocarse en Madrid durante los meses de mayo, junio y julio.

1. La fase de oposición

Los aspirantes deberán enfrentarse a una serie de pruebas para demostrar sus aptitudes y capacidades. Asimismo, esto ayudará a fijar el orden de prelación de los opositores. En este sentido, las pruebas de oposición son las siguientes:

  • Teórica de Ciencias Matemáticas y Ciencias Físico-Químicas (de carácter eliminatorio);
  • Comprensión y expresión escrita en inglés (de carácter eliminatorio);
  • Conocimientos de Geografía e Historia;
  • Práctica de Ciencias Matemáticas y Ciencias Físico-Químicas;
  • Comprensión oral en inglés;
  • Psicológica (de aptitudes intelectuales y de personalidad);
  • Aptitud psicofísica (reconocimiento médico y ejercicios físicos).

En las pruebas físicas de la oposición a piloto militar se realizarán un salto vertical, flexiones de brazos, carreras de 50 y 1000 metros, una prueba de natación de 50 metros y una carrera de agilidad.

2. La fase de concurso

A la hora de aceptar a los aspirantes, también se tendrán en cuenta sus méritos; a saber, los títulos, cursos y otras habilidades que los opositores pueden aportar.

Además, contar con los méritos necesarios puede marcar la diferencia para aprobar el concurso-oposición.

3. La formación en la Academia General del Aire

Para convertirte en piloto militar, debes superar cinco cursos académicos. Los dos primeros cursos se centran en la formación militar general y, a partir del tercer curso, hay una división por especialidades militares.


Si se opta por ser piloto, tercero es el curso en el que comienzan las prácticas aéreas. En cuarto, se obtiene la aptitud de vuelo. El quinto, y último, curso se realiza en las escuelas de especialización, en especialidad de caza y ataque (Badajoz), transporte (Salamanca) o helicópteros (Granada), según las calificaciones obtenidas en tercero y cuarto y de las valoraciones psicológicas de conducta.

Consecuentemente, los alumnos que superan el plan de estudios, juran bandera, se convierten en funcionarios públicos y pasan a ocupar el empleo de Teniente.

En resumen, conseguir ser piloto militar es un proceso difícil y requiere mucho tiempo y dedicación. No obstante, y si de verdad lo deseas y cumples con los requisitos, es muy probable que, con esfuerzo, puedas acceder a la Academia General de Aire. Así, llegarás a formar parte de los más de 500 alumnos que comienzan su formación militar cada año en España.

Gemma García No hay comentarios

Cómo estudiar sin aburrirse: 5 consejos muy prácticos

Quien consigue estudiar sin aburrirse no sólo mejora sus resultados. Es casi como un bienestar generalizado. Y, encima, recuperas tiempo para ti. Porque una de las consecuencias inmediatas es que vas a aprovechar más el tiempo y, en condiciones normales, necesitarás dedicar menos tiempo a tus estudios.

Pero, no serás el primer caso. Claro que te esfuerzas y te organizas, pero tu rendimiento no es el que esperas. Te invade la desgana. Necesitas saber cómo estudiar sin aburrirse. Estos 5 consejos muy prácticos son la solución que estás buscando para motivarte en el estudio. ¡Verás como cambia todo!

Gestionar tiempo al estudiar

1. Genera el ámbito de estudio adecuado

Ni bombillas de colores, ni una habitación que parezca una tumba. Primero, claro, asegúrate de tener un espacio específico para estudiar. Después, tienes que acondicionarlo… pero pensando en esa actividad, no en otras.

Es básico que estés aislado de ruidos y, a ser posible, de conversaciones u otras situaciones que puedan distraerte. Además es esencial que estés cómodo/a y que tengas la luz adecuada en tu zona de estudio. Para estudiar sin aburrirse hace falta que la luminosidad combine luz directa e indirecta.

2. Estudiar sin aburrirse necesita pausas

Nadie puede estar concentrado entre apuntes y libros horas y horas. Sentado delante de ellos sí. Aprovechando el tiempo, imposible. Programa bien tus descansos al estudiar: por ejemplo, un parón de 5-10 minutos como poco cada hora. Es una buena idea que tengas un reloj o sistema de control que salte para avisarte cuando llegue el momento de esos descansos.

3. Trabaja con objetivos y recompensas

Con los niños funciona y con los adultos también. No hay mejor estímulo que comprobar que vas alcanzando metas. Si te las pones demasiado lejanas o complejas, seguro que vas a desfallecer por el camino.


Cada vez que acabas un tema, por ejemplo, regálate dos minutos de disfrute. Aprovecha para tomarte una taza de tu infusión preferida o, ¿por qué no?, una chocolatina. También puedes obsequiarte con una breve llamada de teléfono o algunos de los mejores regalos para opositores… Tú decides.

4. En grupo es más fácil evitar el aburrimiento

¡Ojo! Que estudiar con compañeros tiene su riesgo. Básicamente, que os distraigais y esa reunión sea todo menos un tiempo de estudio. Así que, no te lo pongas difícil. Dejando a un lado las ventajas y desventajas de estudiar en grupo, elige un grupo de personas que tengan claro que quedan para estudiar. Seguramente no será la misma pandilla que eliges para salir por ahí a divertirte.

No quiere decir que tengáis que estar todo el rato con vuestra cara más larga. Se van a dar momentos de bromas y risas. Porque se trata de poner en común dudas e inquietudes. Eso es normal que genere cierta dinámica de disensión.

Procura rodearte de otros estudiantes que sean exigentes. Y si fomentáis la competitividad sana entre vosotros, pues mucho mejor. Si los demás avanzan, no vas a querer ser el que se queda descolgado.

5. Un "menú" variado, la mejor receta

No hablamos de la comida, sino de la forma en la que planificas el contenido de tus estudios. No hay nada más poco productivo que dejarse para el final aquello que menos te gusta o que más difícil te resulta. ¿Te suena? Por mucho que sea una práctica mayoritaria entre los estudiantes, es de las que antes tienes que quitar de tu cabeza.

Lo que funciona a la hora de organizar tu tiempo de estudio es intercalar materias que te gustan con otras que te agradan menos. Ese cambio de actividad evita que te aburras. Si quieres un incentivo extra, deja tu tema preferido para el final. Volviendo al símil gastronómico, sería el apetecible postre.

No te resignes, no es una situación inevitable. Todo pasa por saber cómo estudiar sin aburrirse y estos 5 consejos muy prácticos son la clave. Quizá no llegues a sentir que es algo divertido, pero sí más ameno de lo que pensabas. ¡Ya que tienes que hacerlo, mejor con buen talante!