Documentación necesaria para las oposiciones

Para poder presentarnos a cualquier convocatoria, debemos tener en cuenta las distintas fases de una oposición. Desde que sale la oferta de empleo público en el Boletín Oficial del Estado, hasta que nos presentamos al primer examen de oposición, hay una serie de documentos e instancias que tenemos que presentar para formalizar nuestra solicitud. De no cumplimentar y entregar la documentación necesaria para las oposiciones, no importa lo mucho que estudiemos: no apareceremos en las listas de acceso y, por lo tanto, no podremos efectuar la prueba. Dicho esto, ¿quieres saber qué necesitas para presentarte a una oposición? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Documentos para la oposición¿Qué documentos necesito para presentarme a una oposición?

Durante el plazo de presentación de la solicitud de la oposición tendrás que facilitar una serie de documentos y copias compulsadas para poder inscribirte en la convocatoria de manera legal. Si por alguna de aquellas te faltase algún documento o tu titulación presentase algún error, siempre podrás subsanar los defectos de la lista provisional de excluidos en la oposición en un plazo de 10 días hábiles desde la publicación de dicha lista en el Boletín Oficial del Estado.

1. Solicitud de la oposición

La solicitud o instancia de la oposición es el primer documento que debes presentar en el Registro General del Ayuntamiento o en el Organismo Convocante de la oposición a la que te quieras presentar. Es importante que leas detenidamente las bases que rigen la convocatoria de la oposición, puesto que en ella se especifica la documentación que necesitas para inscribirte en la oposición. Descubre todo lo que necesitas saber al respecto:

2. Justificante de las tasas de examen de la oposición

El resguardo de las tasas del examen de la oposición suele ser otro de los documentos requeridos. Por ello, cuando realices el ingreso de las tasas por derechos de examen de la oposición en el número de cuenta especificado en las bases de la convocatoria, tendrás que conservar el justificante del impreso y presentarlo cuando proceda.



No obstante, has de saber que el abono de las tasas del examen de oposición no siempre tiene carácter obligatorio, por lo que este punto puede variar de una oposición a otra.

3. Fotocopia compulsada del Documento Nacional de Identidad

Poseer la nacionalidad española (o la de alguno de los estados miembros de la Unión Europea), ser mayor de edad y no haber sido separado del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas son solo algunos de los requisitos para ser empleado público. Por ello, el DNI resulta un documento imprescindible para demostrar que se cumplen dichos requerimientos.

4. Fotocopia compulsada del título académico requerido para la oposición

Independientemente de la oposición según estudios a la que te presentes, deberás presentar una copia compulsada de la titulación académica que se requiere para la oposición, sea universitaria o de Formación Profesional.

¡Importante! Cuando tengas que presentar una copia compulsada en la Administración Pública -ya sea el DNI o la titulación académica- deberás acudir a las oficinas de registro y presentar los documentos originales y sus fotocopias. El funcionario encargado de compulsar documentos académicos comprobará la validez de tu fotocopia y, tras emitir la acreditación o el sello de compulsado pertinente, te devolverá los documentos originales.

5. Certificado de méritos en el concurso-oposición

A diferencia de la oposición libre, el concurso-oposición se apoya en el baremo de méritos para puntuar la experiencia académica y profesional del opositor más allá de sus resultados en el examen de la oposición. Por ello, si estás optando a una convocatoria de este tipo, tendrás que demostrar que posees los méritos profesionales requeridos.