Consejos para empezar a estudiar unas oposiciones

Muchas personas sueñan con tener un trabajo estable y con un sueldo bastante bueno durante toda la vida. Pero en el momento que piensan en que para acceder a ese trabajo de ensueño hace falta preparar las oposiciones, se vienen abajo y deciden no intentarlo.

Requisitos para presentarte a una oposición

Mentalidad que debe tener un opositor para afrontar las oposiciones

Las ideas más importantes que un futuro opositor debe de tener en su mente son dos. Por un lado, le tiene que gustar, por no decir, apasionar, el puesto por el que oposita. Es un puesto de trabajo que puede decirse “para toda la vida”. Por lo que si opositas para ser profesor pero no te gustan mucho los adolescentes, presentarse a unas oposiciones puede ser una pérdida de tiempo y de dinero. Por supuesto, no queremos asustarte antes de presentarte a las oposiciones, ya que durante el estudio descubres aspectos nuevos que seguro te harán cambiar de idea sobre tu posible puesto de trabajo y te anima a seguir.



La segunda idea es que tienes que estar seguro de querer estudiar unas oposiciones. Es decir, si te apasiona la educación pero tienes miedo del temario tan extenso o de hablar en público o te sientes poco preparado, inténtalo y ve a por todas. En el momento en el que empieces a organizarte verás cómo te motiva estudiar lo que te gusta.

Dicho esto, te ofrecemos algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de presentarte a unas oposiciones por primera vez.

 

¿Qué tener en cuenta si te presentas a una oposición por primera vez?

Ya estás completamente decidido en realizar unas oposiciones, ahora tendrás que seguir una serie de pautas para que todo salga perfecto:

  • Antes de empezar con el temario de oposiciones, analiza bien toda la estructura y la legislación de las oposiciones. Es aconsejable leer y aprenderse la convocatoria y todos los requisitos así como el sistema de calificación y cómo están organizados los exámenes. No es lo mismo presentarse a una oposición que a un concurso-oposición, pues el sistema de estudio será diferente.
  • No te conformes con aprobar. Tu objetivo debe ser obtener plaza, y mejor aún, obtener la mejor plaza y el mayor número de puntos para que tengas más posibilidades de elegir una ubicación que entre dentro de tus planes. Por eso, no solo deberás estudiar bien el temario, sino obtener puntos por méritos, practicar competencias como la exposición oral y tu capacidad de reacción ante posibles dificultades.
  • Analiza la situación actual. Puedes investigar cuándo fueron las últimas oposiciones para saber si pronto saldrán oposiciones de tu sector, cuántas plazas se ofrecían, como eran las oposiciones, etc. Esto te dará una idea de cuándo podría haber nuevas oposiciones y planificarte mejor.
  • Aunque no estés seguro inténtalo. Aunque no hayas obtenido plaza o no hayas probado, ya has dado un paso importante, y es el tener tu primera experiencia con unas oposiciones. Ya conocerás cómo funcionan, qué tipo de exámenes son o el temario, y habrás obtenido nuevas competencias que te servirán para las siguientes convocatorias a las que te presentes y aprobar la oposición que te dará el trabajo de tus sueños.
  • Abre tu mente. Si te gusta, por ejemplo, la educación, la ubicación geográfica es secundario. Ser profesor será tu principal objetivo, por ello preséntate a las oposiciones de educación allá donde se convoquen, siempre pensando en las posibilidades de vivir en ese sitio o en conocer un poco la comunidad autónoma. Y si no, siempre podrás conocer nuevas culturas.
  • Conoce gente nueva. Ampliar tu círculo de personas te aportará nuevas experiencias e ideas, y nuevas formas de estudiar las oposiciones. Además, crearás una red de contacto que en el futuro te podrá servir profesionalmente.

Si las dos ideas primordiales las tienes en tu mente, el resto vendrá solo. Eso sí, deberás poner mucho esfuerzo y motivación. Y si no piensa en que si ellos pudieron, tú también podrás.