Consejos para estudiar unas oposiciones con hijos

Ser padre o madre puede ser maravilloso, con momentos de felicidad, grandes sentimientos y amor, pero también conlleva a tener una gran responsabilidad y atención a los pequeños. Son muchos los padres/madres que, por motivos económicos o porque no encuentran un empleo cuyos horarios se adapten a la conciliación familiar, deciden preparar las oposiciones para así tener más tiempo para sus hijos. Pero ¿cómo se puede estudiar unas oposiciones teniendo que cuidar a los hijos? A continuación, te lo contamos.

Cómo preparar una oposición con hijos si estoy trabajando y tengo hijos

Son muchos los motivos por los que los padres quieran estudiar unas oposiciones: un cambio a su vida laboral porque no pueden organizarse en el trabajo y en el cuidado de los niños,  uno de los padres ha estado un tiempo fuera del mercado laboral dedicándose a las tareas del hogar y cuando llegan los niños, necesitan más ingresos, etc. Sea cual sea la situación, se necesita un gran esfuerzo para compaginar los estudios con el cuidado de los hijos y con el trabajo, si se está trabajando.

Existen muchas formas para poder organizarse, ya que compaginar las oposiciones con el resto de responsabilidades no es imposible. Aquí tienes algunos consejos bastantes útiles:

  • Si estás trabajando, lo mejor será pedir una excedencia. Está claro que puedes compaginar trabajo con cuidado de los niños y con oposiciones. El problema es que no avanzarás lo suficiente con el temario de oposiciones. Sin embargo, si no tienes prisa en opositar, puedes ir estudiando poco a poco en tus ratos libres.
  • La organización es la clave. Crear un planning de estudio en unas oposiciones es esencial para que todo salga perfecto y puedan compaginarse todas las tareas con los estudios. Los horarios han de adaptarse a las necesidades de los niños. Un consejo: aprovecha todo el tiempo libre que puedas, aunque solo sean 15 minutos.
  • Crear el lugar de estudio perfecto. En los casos en los que se tienen muchas responsabilidades, el estudio puede llegar a ser relajante, pues el ambiente es tranquilo y sin estrés. Por ello, reserva un espacio adecuado para el estudio para que puedas aislarte aunque solo sea media hora.
  • Tendrás que renunciar a algunas cosas en tu vida. El día solo tiene 24 horas, por eso puede que tengas que renunciar a algunos de los hábitos y actividades que sueles realizar, como ir al gimnasio todos los días, tomar café con los amigos, ver series, etc.
  • Busca ayuda en tu entorno. Está claro que lo primero son tus hijos, pero si quieres tener más tiempo para el estudio, te aconsejamos que pidas ayuda a tu familia o amigos. Siempre habrá personas que quieran pasar un rato con ellos y hagan cosas nuevas en sus pequeñas vidas.
  • Comunica a tus hijos lo que estás haciendo. Si tus hijos te ven encerrado o encerrada en una habitación sin saber por qué, tendrán curiosidad y empezarán a molestarte. Por eso, es importante que les cuentes qué estás haciendo y para qué.

Cómo estudiar una oposición si estoy embarazada

Si eres una mujer embarazada y no tienes hijos todavía, se tiene más tiempo para poder estudiar unas oposiciones. Puedes compaginar el trabajo con los estudios, siempre que lleves una buena organización. Pero lo mejor que puedes hacer es intentar que te den la baja maternal lo antes posible si estás trabajando para tener así todo el tiempo y aprobar las oposición a la primera.



De manera general, para que estudies perfectamente tienes que tener un buen sitio de estudio. Busca la comodidad con una buena silla para que no sientas molestias. Si tienes antojos, te aconsejamos que los pongas en la mesa para no tener que levantarte cada dos por tres. Ten siempre en mente que lo primero es tu salud y la de tu bebé, por lo que no te estreses por las oposiciones.

Como ves, compaginar trabajo, hijos y estudios puede ser una tarea difícil, pero sabiendo organizarse y controlar los nervios, todo irá sobre ruedas.