Cómo pedir una excedencia voluntaria si eres funcionario

Aprobar unas oposiciones y conseguir un puesto de empleo público no sólo te permite asegurarte estabilidad. La posibilidad de pedir una excedencia voluntaria si eres funcionario es otra de sus ventajas respecto a la empresa privada. ¿Te interesa saber cómo funciona?

Es verdad que en algunas multinacionales y grandes empresas también se está implantando la excedencia voluntaria, pero se consigue de forma inmediata. Es necesario negociarla y que la dirección la permita. Para los funcionarios es un derecho adquirido, no se puede denegar, aunque no es así para todos los empleados de la administración. Esa es sólo parte de la información que te conviene conocer.

Cuerpos y escalas de funcionarios

¿En qué consiste una excedencia voluntaria?

Como hemos adelantado, entre los derechos que adquieres al incorporarte al cuerpo de funcionarios figura la posibilidad de pedir una excedencia voluntaria. Se trata de un derecho recogido en el Estatuto Básico del Empleado Público, la ley por la que se rigen los trabajadores públicos.

Hay situaciones tasadas en las que se pueden pedir excedencias pero que requieren de un motivo concreto que las justifique. A la que nos estamos refiriendo ahora es a la excedencia voluntaria que solicitas por un interés particular. Sí, como oyes, puedes pedirla sin tener que alegar una causa. ¡Como si quieres utilizarla para disfrutar un año sabático o dedicarte a viajar por el mundo!

Una excedencia no es otra cosa que dejar de desempeñar tu puesto de trabajo durante un periodo de tiempo tasado. Es imprescindible que especifiques la duración de la misma cuando la solicitas. Cuando acaba ese plazo, te reincorporas al servicio activo. Eso sí, no te reservan el puesto, puede ser que ocupes otro destino. Y si te retrasas en la fecha de reingreso, pierdes tu condición de funcionario. ¡No te despistes!

¿Qué funcionarios pueden solicitarla?

La excedencia voluntaria puede pedirla cualquier trabajador contratado por una administración pública cuyo contrato se rija por el EBEP. No sólo los funcionarios de carrera, también los interinos o el personal laboral. Incluso, es una posibilidad al alcance de los empleados temporales.


En principio, como funcionario sólo debes notificarla. El único argumento que permitiría que te la denegasen es el de necesidades de servicio. Este punto afecta más al personal laboral e interinos, porque son contratos que se justifican precisamente en una necesidad puntual de refuerzo. Aún así, estás en tu derecho de pedir esa excedencia voluntaria.

Los requisitos para pedir una excedencia voluntaria en la administración pública

Aunque sea un derecho, eso no quiere decir que no haya unas exigencias mínimas que cumplir para poder beneficiarte de una de estas excedencias. En principio, uno de carácter disciplinario. Si te han abierto un expediente de esta naturaleza o ya has recibido una sanción disciplinaria, no estás en el mejor momento para pedir este tipo de permisos. Es verdad que podrías hacerlo, pero va a ser prácticamente imposible que te lo concedan.

Además, están los requisitos de carácter temporal. El Estatuto establece que para pedir una excedencia voluntaria es necesario haber trabajado para la Administración en los cinco años inmediatamente anteriores a la solicitud. En ciertas Comunidades Autónomas se rebaja este plazo a los dos años. Y, la antigüedad que se exige al personal laboral es sólo de un año de contrato con la misma administración.

Respecto a la duración de una excedencia voluntaria, lo que dice el EBEP es que tienes que solicitarla como mínimo para un año. El límite máximo se fija en 15 años. Sin embargo, también aquí hay autonomías que establecen límites distintos, dos años de mínimo y 10 de tope máximo.

Está claro cómo pedir una excedencia voluntaria si eres funcionario. Es una posibilidad que tienes a tu disposición para utilizar según tu conveniencia. Seguro que si aún estás preparando tus oposiciones has encontrado un estímulo más para que merezca la pena el esfuerzo que estás haciendo.

Referencias:

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No