pedro 1 comentario

Oposiciones y extranjeros: personal funcionario

Los extranjeros que podrán presentarse a procesos para cubrir puestos de funcionario son:

  • Los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea.
  • Los familiares de los españoles y de los nacionales de otros Estados miembros de la Unión Europea, cualquiera que sea su nacionalidad, que a continuación se relacionan:                                                                                                             A su cónyuge, siempre que no estén separados de derecho.                                                                                                         A sus descendientes y a los de su cónyuge, siempre que no estén separados de derecho, menores de veintiún años o mayores de dicha edad que vivan a sus expensas.
  • Las personas incluidas en el ámbito de aplicación de los Tratados Internacionales celebrados por la Comunidad Europea y ratificados por España en los que sea de aplicación la libre circulación de trabajadores.

Quedan excluidos del ámbito de aplicación las Fuerzas Armadas; las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; los órganos constitucionales; el Consejo de Estado, el Banco de España; y el Centro Superior de Información de la Defensa.


Con carácter general, en los empleos públicos que impliquen el ejercicio de potestades públicas o responsabilidad en la salvaguarda de intereses del Estado o de las Administraciones Públicas, el acceso queda reservado a personal con nacionalidad española

pedro No hay comentarios

Oposiciones y extranjeros

Los extranjeros pueden participar en los procesos selectivos siempre que cumplan una serie de requisitos. Son diferentes si el puesto es de funcionario público o de personal laboral. Sigue leyendo y encontrarás la información más completa sobre los requisitos para opositar en España si eres extranjero y qué puedes hacer para conseguir un empleo público aunque no cuentes con la nacionalidad española.

Oposiciones para extranjeros: personal funcionario

De acuerdo a la Ley 17/1993, de 23 de diciembre, sobre el acceso a determinados sectores de la función pública de los nacionales de los demás Estados Miembros de la Comunidad Europea, los extranjeros que podrán presentarse a procesos para cubrir puestos de funcionario son:

  • Los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea.
  • Los familiares de los españoles y de los nacionales de otros Estados miembros de la Unión Europea, cualquiera que sea su nacionalidad, que a continuación se relacionan:
    • A su cónyuge, siempre que no estén separados de derecho.
    • A sus descendientes y a los de su cónyuge, siempre que no estén separados de derecho, menores de veintiún años o mayores de dicha edad que vivan a sus expensas.
  • Las personas incluidas en el ámbito de aplicación de los Tratados Internacionales celebrados por la Comunidad Europea y ratificados por España en los que sea de aplicación la libre circulación de trabajadores.

Quedan excluidos del ámbito de aplicación las Fuerzas Armadas; las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; los órganos constitucionales; el Consejo de Estado, el Banco de España; y el Centro Superior de Información de la Defensa.


Con carácter general, en los empleos públicos que impliquen el ejercicio de potestades públicas o responsabilidad en la salvaguarda de intereses del Estado o de las Administraciones Públicas, el acceso queda reservado a personal con nacionalidad española

Oposiciones para extranjeros: personal laboral

Los extranjeros podrán acceder a puestos de personal laboral en las condiciones definidas por la legislación vigente en materia de extranjería y las normas que la desarrollan. En general, los aspirantes deberán encontrarse en alguno de los siguientes supuestos:

  • Situación de residencia temporal.
  • Situación de residencia permanente.
  • Disponer de autorización para residir y trabajar.
  • Estatuto de refugiado.

Podrás encontrar más información sobre las oposiciones de personal laboral para extranjeros en las siguientes leyes y decretos:

  • Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.
  • Ley Orgánica 8/2000, de 22 de diciembre
  • Real Decreto 864/2001, de 20 de julio.

Oposiciones a las que NO te puedes presentar si eres extranjero en España

Si llevas un tiempo residiendo en España, es posible que te estés preguntando si puedes presentarte a unas oposiciones si eres extranjero. Lo cierto es que, dejando a un lado el tema del personal laboral (que viene sujeto por un contrato de trabajo como cualquier otro trabajador por cuenta ajena, es importante repasar los requisitos para opositar en España y tener en cuenta cuáles son las oposiciones que no permiten extranjeros como aspirantes y las causas de este aspecto:

  • Jueces y Fiscales
  • Letrado de la Administración de Justicia
  • Gestión Procesal
  • Tramitación Procesal
  • Auxilio Judicial
  • Agentes de la Hacienda Pública
  • Policía Nacional Escala Básica
  • Policía Nacional Escala Ejecutiva
  • Guardia Civil Escala de Cabo

El motivo de estos procesos lo encontramos en el artículo 57 del Estatuto Básico del Empleado Público que indica lo siguiente:

Los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea podrán acceder, como personal funcionario, en igualdad de condiciones que los españoles a los empleos públicos, con excepción de aquellos que directa o indirectamente impliquen una participación en el ejercicio del poder público o en las funciones que tienen por objeto la salvaguardia de los intereses del Estado o de las Administraciones Públicas.

¿Cómo saber si una oposición permite presentarse a extranjeros?

Para saber si te puedes presentar a una oposición en España al no contar con nacionalidad española, es imprescindible que revises bien las bases de las convocatorias, o al menos, las bases comunes como puede ser en el caso de las oposiciones de Justicia o de Administración General del Estado. En el inicio de cada texto de las convocatorias encontrarás un apartado con los requisitos que deben cumpliar los aspirantes para poder presentarse a este proceso.

pedro 38 comentarios

Oposiciones: acceso para personas con discapacidad


El acceso a empleado público para personas con discapacidad viene desarrollado en el Real Decreto 2271/2004. Por el que se regula el acceso al empleo público y la provisión de puestos de trabajo de las personas con discapacidad. Destacamos:

  • Reserva de un cupo no inferior al 5% de las vacantes para ser cubiertas entre personas con discapacidad.
  • Adaptación de tiempo y/o medios para la realización de las pruebas de tal forma que se asegure que se participa en condiciones de igualdad.
  • Posibilidad del alterar el orden de prelación para la elección de plazas en determinados supuestos o la necesaria adaptación del puesto que se le adjudique.
pedro 1 comentario

Empleados públicos: sistemas de selección

Situaciones administrativas de los empleados públicos

Los sistemas de selección para acceder a empleo público más habituales son:

1. Oposición

Consiste en la realización de una o más pruebas para determinar la capacidad y la aptitud de los aspirantes, fijando su orden en función de la puntuación obtenida. El opositor ha de superar las pruebas establecidas en la convocatoria y que están, en definitiva, orientadas a evaluar la idoneidad de los aspirantes para desempeñar las funciones de las plazas ofertadas.


Además de la resolución de cuestionarios tipo test y casos prácticos, las oposiciones pueden contar con cursos de formación para los aspirantes aprobados y una entrevista personal al final del proceso selectivo.

En España, las oposiciones se clasifican en diversos grupos, dependiendo de la titulación académica de los aspirantes y del grado de dificultad de las pruebas:

2. Concurso

Tiene por objeto evaluar los méritos de los aspirantes al puesto según la baremación establecida en la convocatoria correspondiente, que fija su orden de puntuación. El sistema de concurso tiene carácter excepcional, ya que solo se puede convocar para proveer plazas especiales del grupo A y del grupo B, dirigdas a profesionales de la administración pública con méritos relevantes y condiciones excepcionales.

3. Concurso-oposición

Es un sistema mixto en el que se combinan los dos anteriores. Este sistema de selección de empleados públicos consiste en la superación de las pruebas correspondientes a la convocatoria pública de oposiciones y, si es necesario, de un curso selectivo de formación, y también de la presentación de méritos de los candidatos. En nuestro especial sobre El Concurso-Oposición encontrarás toda la información sobre este proceso.

pedro 56 comentarios

Empleados públicos: ¿quién puede serlo?


Para acceder a puestos de empleado público en los procedimientos convocados deben reunirse ciertas condiciones generales. Los requisitos más habituales suelen ser:

  • Poseer la nacionalidad española o ser nacional de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea en los términos de la Ley 17/1993, así como aquellos con los que exista un Tratado Internacional que contemple esta posibilidad. Los aspirantes que no posean la nacionalidad española deberán acreditar el no estar sometidos a sanción disciplinaria o condena penal que impida, en el Estado cuya nacionalidad tengan, el acceso a la función pública.
  • Tener la edad establecida en las bases de la convocatoria. Para los puestos de funcionario se exige la mayoría de edad y basta con tener más de 16 años en el supuesto del personal laboral.
  • Poseer el título establecido para cada convocatoria o estar en condiciones de obtenerlo en la fecha en la que termine el plazo de presentación de instancias. Las titulaciones obtenidas en el extranjero deberán justificarse con la documentación que acredite su homologación. No padecer enfermedad ni estar afectado por limitación física o psíquica que sea incompatible con el desempeño de las correspondientes funciones.
  • No haber sido separado del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas mediante expediente disciplinario, ni hallarse inhabilitado para el desempeño de funciones públicas.
pedro No hay comentarios

Empleados públicos: grupos

Los empleados públicos en España se dividen en función de la titulación requerida:

- Grupo A: dividido en dos Subgrupos A1 y A2. Se exige estar en posesión del título universitario de Grado.


- Grupo B: se exige estar en posesión del título de Técnico Superior.

- Grupo C: dividido en dos Subgrupos, C1 y C2. Para C1 se exige el título de bachiller o técnico y para C2 el título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

pedro 4 comentarios

Empleados públicos: tipos

Los distintos tipos de empleados públicos en España son:

Funcionarios de carrera

Son funcionarios los que han superado un proceso selectivo de oposición, disponen de un nombramiento en el que se reconoce dicha condición y trabajan para la Administración Pública.

Personal eventual


Son aquellos empleados públicos que se nombran libremente en régimen no permanente.

Personal interino

Son aquellas personas que prestan servicios de carácter transitorio. Se rigen por el derecho administrativo y ocupan plazas que se hallan reservadas a los funcionarios de carrera. También pueden ser aquellos que se dedican a programas estrictamente temporales o para situaciones urgentes.

Personal laboral

Es personal laboral el que en virtud de un contrato de trabajo, en cualquiera de las modalidades de contratación de personal previstas en la legislación laboral, presta servicios retribuidos por las Administraciones Públicas.

pedro No hay comentarios

¿Qué es una oposición?

La oposición es un procedimiento selectivo consistente en una o más pruebas en que los aspirantes a un puesto de trabajo muestran su respectiva competencia, juzgada por un tribunal.  En nuestra web trataremos de hacerte  accesible todo lo relacionado con cómo acceder a puestos de empleado público, quién puede ser empleado público, qué tipos de empleados públicos existen,  la oferta de empleo público, cómo preparar las oposiciones, y otros muchos asuntos.


La selección en los procedimientos públicos debe realizarse garantizando el acceso en condiciones de igualdad, mérito y capacidad. Los sistemas de selección de empleados públicos más habituales son la oposición, el concurso y el concurso-oposición.