Falta de concentración producto de la falta de sueño

falta de sueñoEn ocasiones, un estudiante puede permanecer despierto durante toda la noche preparándose para un examen. Sin embargo, si bien esto se hace para contar con más horas de estudio, lo que significa estar mejor preparado, casi siempre resulta bastante perjudicial.

La falta de sueño se traduce en una menor concentración, menor capacidad de reflejos y en la falta de ganas o motivación. Todas estas razones son suficientes como para empezar a dormir bien antes de un examen. Esto también es una prueba de que estudiar más, no garantiza un mejor rendimiento.



En lugar de estudiar más tiempo, se debe estudiar mejor. Es preferible dedicar más horas al sueño antes de un examen. De esta manera, el estudiante podrá fijar mejor sus conocimientos y tendrá más energías y motivaciones.

Además, la falta de concentración por parte de un estudiante que no ha dormido lo suficiente podría desencadenar errores inocentes y evitables. Invertir las letras de una palabra, pasar por alto una palabra al leer una pregunta, o anotar mal algún dato; todos estos pueden ser errores producto de la falta de concentración o del cansancio.