Estrategias de memorización: la atención

la atencionFrecuentemente, al olvidar un concepto o una acción que hayamos realizado, le echamos la culpa a nuestra memoria por su pobre desempeño. Sin embargo, en más de una ocasión esto podría no tener mucho que ver con deficiencias de nuestra memoria, sino con la falta de atención que le dedicamos a lo que queremos recordar.

En ocasiones solemos leer algo apresuradamente o no le damos la suficiente atención a una acción que realizamos. El no prestar suficiente atención a lo que hacemos o estudiamos puede afectar directamente nuestra memoria. Para revertir esta situación debemos formarnos el hábito de prestar atención activamente, de esa manera también nuestros recuerdos se mantendrán activos.



Para que tu memoria no te juegue una mala pasada, asegúrate de prestar atención a cada cosa que lees. Muchas veces desviamos nuestra atención durante algunos momentos y luego seguimos sin reparar en lo que hemos podido pasar por alto. Evitando estos errores empezaremos a mejorar nuestro estudio.

Asimismo, debemos tener presente que para poder mantener siempre activa nuestra atención durante una sesión de estudios es necesario conservar un lugar adecuado, alimentarnos bien y descansar oportunamente.