6 oposiciones ideales para titulados en Economía

¿Has estudiado Economía? ¿Por vocación o porque habías leído que es una de las carreras con más posibilidades en el ámbito privado? Fueran cuales fueran tus motivaciones iniciales, hay buenas noticias que darte. Con tu título bajo el brazo, podrías plantearte inscribirte en estas 6 oposiciones ideales para Graduados en Economía.

Oposiciones para titulados en Economía


Las salidas de la carrera de Ciencias Económicas incluyen posibilidades sin salir del territorio nacional o más allá de nuestras fronteras. Es interesante destacar que un economista no es lo mismo que un contable, sus conocimientos son más extensos algo que se refleja en la opciones de oposiciones a las que puede presentarse el primero.

Analicemos las oposiciones más enfocadas para economistas, sin olvidar que, por supuesto, pueden presentarse a todas las que tienen como requisito que se posea una licenciatura o título de Grado, que de forma general son todas las del grupo A.

¿Cuáles son las oposiciones más interesantes para Licenciados o Graduados en Economía?

Antes de empezar con la enumeración de posibles oposiciones de Economía, es importante recordar que la oferta de empleo público es realmente muy variada. Para quienes rechazan hacerse funcionarios porque lo identifican con un trabajo rutinario y poco estimulante, hay que resaltar que existe un porcentaje de puestos de alto nivel reservados para gente con la máxima titulación académica, entre los que se incluyen los Licenciados y Graduados en Economía.

Puestos con responsabilidad y funciones acordes con esta preparación, equiparables a sus homónimos en la empresa privada. El abanico es muy variado y seguro que encuentras una que te interesa:

  1. Profesor de Secundaria, especialidad Economía. Se trata de una opción novedosa dentro de la enseñanza porque es reciente la incorporación de esta materia a los planes de estudio. Evidentemente, tienes que tener una vocación docente. Además de a esta especialidad en las oposiciones de Educación, también puedes optar para dar clases de Administración de Empresas.
  2. Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. Aunque parezca increíble, no se exige la titulación de Economía, pero parece evidente que este es un cuerpo en el que vas a sentirte cómodo, ya que sus funciones son la elaboración y puesta en marcha de las políticas económicas del Gobierno. Otro de sus atractivos es la diversidad de destinos, porque hay TCEE en casi todos los ministerios, en las Comunidades autónomas y locales, en los organismos públicos (RTVE, SEPI, CESCE…) y en instituciones internacionales (Banco de España, Banco Mundial, BEI, BDI o BCE). Si te seduce la vertiente internacional, te interesará este dato, los TCEE son consejeros en las Oficinas Económicas y Comerciales que España tiene repartidas por el mundo.
  3. Economistas en la UE. La Unión Europea convoca regularmente oposiciones específicas en el ámbito de la Economía y la Empresa, para plazas de Contabilidad, Gestión Financiera, Auditoría, Estadística, Aduanas, Impuestos, Economía Financiera o Macroeconomía entre otras opciones. En todo los casos de las oposiciones para la Unión Europea, el elegido ocupará un puesto directamente relacionado con su perfil. La gran ventaja de las oposiciones a la UE es que casi todas comparten gran parte del temario, lo que facilita presentarse a varias a la vez. También, se permite mucha movilidad entre sectores una vez eres funcionario.
  4. Oposiciones a Inspector de Hacienda. Una vez más es recomendable tener la titulación superior en Economía, pero no es requisito obligatorio.
  5. Oposiciones a Interventores y auditores del Estado. Las funciones de este cuerpo de funcionarios de élite, dependiente del Ministerio de Hacienda, consisten en el control financiero y auditoría del sector público y de los distintos departamentos ministeriales. Además, se ocupan de la dirección y gestión de la Contabilidad Pública y colaboran en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.
  6. Oposiciones al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Este cuerpo se caracteriza por su carácter generalista, pero son cuatro las ramas de las que se nutre a la hora de encontrar personal, una de ellas la económica.