Consejos para preparar una oposición trabajando

Hay una vida por cada opositor y en muchas de ellas nos encontraremos a gente que trabaja y estudia una oposición. Si nosotros queremos ser uno de ellos seguro que nos preguntamos cómo preparar una oposición trabajando; algo, que a primera vista parece difícil. Pero como veremos en este post todo dependerá de que trabajo tengamos y que oposición estudiemos.

Trabajar y estudiar una oposición a la vez

¿Es factible preparar las oposiciones trabajando?

Siempre es difícil dar ese paso y preparar una oposición trabajando; pero debemos de ser conscientes de que vamos a tener que hacer muchos sacrificios, sobretodo en cuanto al tiempo libre. Aunque sin duda es algo que el día que aprobemos agradeceremos. Pero, ¿Es factible preparar una oposición y trabajar a la vez? Esta es una pregunta muy relativa y llena de condicionantes.

Todo dependerá de nuestra situación personal; del horario que tengamos en la empresa o si este es flexible, al igual, que la oposición que estudiemos y su materia; ya que no es lo mismo presentarnos a celador que a policía nacional, hay unas oposiciones con más dificultades que otras. Igual que podríamos tener en cuenta, otros factores, como si tenemos que ir a una academia o estudiamos por nuestra cuenta o si tenemos otras obligaciones añadidas como pueden ser los hijos.



Trabajar mientras estudias una oposición

Lo que esta claro es que no es lo mismo un trabajo a jornada completa, que uno de media jornada o de fines de semana. Lo ideal es tener un trabajo de fines de semana o media jornada para poder conciliar sin grandes esfuerzos el estudio y el trabajo; aunque no tengamos un día, completamente, libre a la semana. Este tipo de trabajos los agradeceremos como opositores. De hecho os encontrareis con muchas personas en esta situación y que utilizan ese sueldo para gasto en formación y necesidades básicas sin darse grandes lujos.

Como todo, para poder estudiar unas oposiciones tenemos que mentalizarnos de que debemos hacer grandes sacrificios y esfuerzos; lo que significa renunciar a fiestas entre amigos, reuniones familiares e incluso a renunciar tiempo para nosotros mismo. Pero esta claro que se puede lograr y que hay muchas personas que lo consiguen cada año.

¿Cómo preparar una oposición trabajando?

Por el camino de nuestra oposición nos vamos a encontrar de todo, pero veremos como cada persona al final encuentra su manera de trabajar y estudiar a la vez; quizás no demos con la fórmula los primeros meses y nos planteemos dejarnos el trabajo pero como iremos viendo al final encontraremos el equilibrio. A continuación desde este post os damos una serie de consejos que pueden salvarte no solo las oposiciones, también, las amistades y tu familia.

  • Organización de prioridades

Cuando hablamos de organizar nuestras prioridades, nos estamos refiriendo a una única pregunta que siempre debemos hacernos ¿Cuales son nuestras prioridades? Esta pregunta es importante hacérnosla siempre, ya que aunque trabajemos tenemos que ser consciente de que nuestra prioridad es la oposición y eso significa; no anteponer el trabajo al estudio, así que nada de hacer horas extras para ganar más dinero del que necesitamos.

  • Planificación del estudio

Si tener un planning de estudio de las oposiciones ya es esencial, cuando estudiamos y trabajamos a la vez se vuelve imprescindible para nuestra supervivencia como opositores. En la buena planificación esta el éxito. Aunque siempre estemos sometidos al trabajo, tenemos que ser lo suficientemente astutos para saber adaptar nuestras costumbres y horarios de estudio al del trabajo aprovechando al máximo nuestro tiempo.

  • Invertir en tu formación

Cuando hablamos de invertir en nuestra formación, entrar en juego otros aspectos como las prioridades. Invertir, que no es lo mismo que gastar, en nuestros estudios nos ayudará a estar más cerca de lograrlo. Así que no os duela si os dejáis parte del sueldo en academias o temario por que la oposición es vuestra prioridad.

  • Utilizar los tiempos muertos

La expresión el tiempo es oro cobra sentido cuando somos opositores y trabajadores; y es que cualquier tiempo es bueno para hacer un repaso o terminar unos apuntes. Y en muchos trabajos seguro que tenemos tiempo entre turnos o en el propio trabajo para estudiar o prepararnos apuntes.