4 errores que no puedes cometer en la solicitud de admisión de tu oposición

Finalmente has decidido dar el gran paso de presentarte a las oposiciones. Lleves meses consultando con impaciencia el BOE a la espera de la ansiada convocatoria o lo hayas pensado en el último momento para probar suerte, lo primero será presentar la solicitud de inscripción en la oposición. De esta forma notificas a la Administración tu intención de realizar las pruebas y que cumples los requisitos necesarios para optar a una de las plazas ofertadas. Aunque se trata de un mero trámite administrativo, la correcta cumplimentación de la solicitud de admisión de tu oposición es fundamental para acceder al proceso de selección.

¿Qué es lo que NO puedes hacer al presentar la solicitud de admisión de la oposición?

El más mínimo error puede dejarte fuera. Para que ningún despiste frustre tus aspiraciones, te explicamos los errores que no puedes cometer en la solicitud de admisión de tu oposición.

1. Presentarte sin cumplir los requisitos

En cada convocatoria se detallan los requisitos necesarios para acceder al proceso selectivo. Ya sea en el momento de inscribirse en las pruebas de una oposición o tras obtener plaza, te pedirán que demuestres su cumplimiento. Es posible que no tuvieses en cuenta los requisitos antes de decidir presentarte. Quizás los hayan modificado y ahora no los cumplas. O simplemente tuvieses que solicitar un documento para acreditar que los cumples.

En cuanto se publique la convocatoria en el BOE, te recomendamos que leas detenidamente los requisitos. Si no los cumples, no te molestes en presentar la solicitud. Si necesitas algún documento para demostrar que los cumples, solicítalo con tiempo, ya que de no tenerlo quedarás excluido del proceso.


Cómo combatir el estrés en los exámenes

2. Presentar la solicitud fuera de plazo

El segundo de los errores que no puedes cometer en la solicitud de admisión de tu oposición puede resumirse en la siguiente advertencia: cuidado con los plazos de presentación. Este consejo es aplicable para cualquier trámite con la Administración.

En la convocatoria siempre se especifica detalladamente, si bien es cierto que la jerga burocrática puede despistarnos. Normalmente el periodo de presentación comienza X días después de la publicación de la convocatoria y finaliza una vez pasados X días. Puede que intentes presentar la instancia de la oposición justo el mismo día de su aparición en el BOE y no te la acepten. También es posible que hayas confundido días naturales con días hábiles (de lunes a viernes) y estés fuera de plazo.

3. No cumplimentar correctamente la solicitud

Más de un aspirante se ha quedado fuera del proceso de selección por no rellenar la solicitud como exige la Administración. En caso de presentarla de forma física, es posible que introduzcas algún dato erróneo, como tus apellidos o tu número de DNI. De hacerlo de forma telemática, quizás pensases que, una vez pagadas las tasas del examen de la oposición, tu solicitud ya estaba presentada. Sin embargo, recuerda que, para completar el trámite, tendrás que acceder al registro electrónico para firmarla.

Cómo defender tu programación didáctica

4. No entregar la documentación necesaria

El último de los errores que no puedes cometer a la hora de inscribirte en tu oposición se puede evitar de forma sencilla. Basta con leer detenidamente el apartado que especifica la documentación necesaria para las oposiciones, aunque esta puede variar de un proceso selectivo a otro. En general, son los siguientes documentos:

  • Formulario de solicitud debidamente cumplimentado
  • Justificante del pago de las tasas si se presenta telemáticamente
  • Formulario de autoliquidación correspondiente si se presenta de forma presencial
  • Documento médico que acredite el grado de discapacidad y, en caso necesario, escrito detallando la adaptación requerida