5 errores que no puedes cometer en la defensa de tu programación didáctica

La defensa de la programación didáctica es una parte muy importante de las oposiciones de Educación. Todo proyecto necesita de una preparación previa para evitar errores y planificar y cumplir con las pautas establecidas de cada área y materia. El problema es que quizá no le prestamos la importancia que necesita y nos centremos más en la parte teórica. Este es solo un ejemplo de errores que no puedes cometer en la defensa de tu programación didáctica. A continuación, te contamos algunos más.

Cómo defender tu programación didáctica

Puntos débiles en la defensa de la programación didáctica

Que el tribunal desee oírte con tan solo ver tu documento sumará puntos a tu nota. Debes aportar algo distinto con tu unidad didáctica, algo que no lleven escuchando a 25 candidatos distintos en tres horas seguidas, por lo que oír y ver algo diferente será un regalo para sus oídos. Esto es lo que debes evitar al respecto:

1. Falta de originalidad

Tanto en contenido como en autoría. A veces se comete este error por falta de tiempo y porque el agobio nos acecha. Pero no, no sucumbas a la tentación. Puedes coger la programación de otra persona como referencia o tomar un par de ideas, pero no la copies: podrías echar a perder todo tu tiempo y esfuerzo. Si el tribunal de tu oposición detecta que has hecho un «copia y pega» de otra programación, la tuya puede puntuarse con un cero.

En la parte del contenido, intenta destacar. Un poco de colorido, imágenes, gráficas… la primera impresión es la que cuenta. Si nos paramos a pensar: ¿Qué te apetecería más leer? ¿Un documento sobrio de párrafos seguidos, uno tras otro, en blanco y negro, o un documento con más color y que alterne varios tipos de exposición de datos?



2. No revisar tu programación didáctica como es debido

Emplea todo el tiempo que necesites para dar los últimos repasos a tu programación didáctica. Organiza correctamente tu tiempo para que tengas tiempo de revisar tu trabajo. Asegúrate de haber cumplido con todas las directrices: tamaño de letra adecuado, interlineado correcto, páginas numeradas, etc. Son errores salvables que solo necesitan una pequeña parte de tu tiempo y mucha atención.

3. No documentarse correctamente

No des información por hecho y pienses que lo sabes todo. En la documentación y la bibliografía de la oposición está la clave. Hoy en día tenemos acceso a muchos recursos online y libros de manera rápida y fácil. Observa los distintos planteamientos de un tema, compáralos y selecciona lo que te gusta de cada uno; con todo esto y tu toque personal podrás ampliar tus conocimientos sobre la materia y superar situaciones embarazosas en caso de preguntas trampa, ya que conocerás ampliamente el tema a tratar. Si detectan inconsistencia en tu trabajo y no sabes responder darás una mala impresión, lo que te restará puntos.

La desmotivación en las oposiciones

4. No preparar la exposición oral

Aquí influyen muchos factores. Por ejemplo, la manera de expresarse y el vocabulario empleado. Evita las muletillas y controla tu gesticulación en la exposición oral; son signos de desconfianza muy notables. No improvises, la clave está en ensayar todas las veces posibles para tener una programación didáctica muy bien preparada.

5. No estar al tanto de la legislación actual

Hay veces que no nos damos cuenta y estamos usando una legislación obsoleta. Comprueba la información en la página web de las consejerías de educación y asegúrate de utilizar la legislación de la comunidad en la que quieres obtener la plaza.

Después de leer estos errores que no puedes cometer en la defensa de tu programación didáctica, quizá reconozcas alguno y todavía estés a tiempo de evitar un problema. Presta atención a los detalles y céntrate en lo importante, revisa, dedica tiempo a practicar la presentación y asegúrate de dar buena imagen. ¡Mucha suerte y que tu programación didáctica sea un reflejo de lo mejor ti mismo!