Partes de la unidad didáctica

Una unidad didáctica es la unidad elemental de un programa didáctico en el ámbito de la educación. En las oposiciones de Magisterio, una de las partes del examen es la presentación y la defensa de una unidad didáctica ante el tribunal. Esta prueba de la oposición es importante, ya que permite mostrar las competencias que tiene un opositor a la hora de organizar una clase, establecer unos ciertos objetivos y definir la metodología a seguir.

Es aconsejable atenerse a los requisitos que la convocatoria exija para realizar la unidad didáctica. No obstante, de manera general, existe una organización estándar de unidades didácticas para todas las oposiciones para la educación. Presta especial atención.

Elementos de la unidad didáctica

Estructura de la programación didáctica

Antes de explicar cuál es la estructura de una unidad didáctica, recordaremos rápidamente cómo es la estructura de la programación didáctica, pues la unidad didáctica es uno de los componentes de la programación y su contenido y extensión dependerá íntegramente de ésta última. Como ya se ha señalado anteriormente, uno de los dos exámenes de la oposición constará de dos pruebas: la presentación de una programación y la presentación de una unidad.



A grandes rasgos, una programación debe contener los siguientes elementos:

  • Introducción y contexto.
  • Competencias a desarrollar por los alumnos.
  • Objetivos de la programación.
  • Contenidos.
  • Criterios de evaluación.
  • Metodología para la enseñanza y recursos.
  • Unidades didácticas y su temporalización a lo largo de un curso escolar.

Estudios para ser bibliotecario

Contenidos de una unidad didáctica

Una vez que se establece la programación, se crean las unidades didácticas de la oposición. Los elementos principales de una unidad didáctica son los siguientes:

1. Descripción de la unidad didáctica

Se describe brevemente el tema específico y los conocimientos previos que un alumno debe tener. También se pueden señalar el número de sesiones de la unidad y la situación en la que se introduce en el curso o el ciclo.

2. Objetivos didácticos y competencias

Es decir, lo que se pretende adquirir por parte del alumno. Para establecerlos, se puede consultar los objetivos generales del área y relacionarlos con el contenido específico de la unidad. Los objetivos y las competencias son un elemento importante a la hora de evaluar las capacidades de un alumno.

3. Contenidos de la unidad didáctica

Para crear un buen contenido habrá que presentar elementos de distintos tipos, es decir, tanto conceptos y procedimientos como actitudes. Es importante señalar también los temas transversales que se enseñarán en el aula.

4. Secuenciación de actividades

Se refiere a la organización interrelacionada de las actividades a lo largo del tiempo.

Oposiciones que se ofertan todos los años

5. Metodología de la unidad didáctica

Unificando los objetivos y las competencias que se pretenden conseguir con los contenidos y los recursos, se establecerá el método que se empleará para llevar a cabo la enseñanza. Básicamente, son los principios y las estrategias.

6. Recursos

Qué elementos se van a utilizar para ayudar al alumno en el aprendizaje. Pueden ser de muchos tipos: bibliográficos, informáticos, salidas del centro, etc.

7. Adaptaciones curriculares

Puesto que los alumnos pueden tener diferentes tipos de necesidades, se presentará una serie de estrategias para que todos puedan adquirir los mismos objetivos y competencias por diferentes vías de aprendizaje.

8. Espacio y tiempo de la unidad didáctica

Cómo se organizarán, por ejemplo, los grupos o las mesas, o si se establecen diferentes partes en un aula.

9. Evaluación de la unidad didáctica

Se definen los criterios de evaluación, cuándo se realizará, el método que se utilizará, etc. También se puede presentar diferentes maneras de autoevaluación.

Ya has observado la cantidad de elementos que una unidad didáctica puede contener. No obstante, es importante adaptar la unidad didáctica a la programación creada, a los criterios establecidos por la convocatoria y a tu propia personalidad como futuro maestro o profesor.