¿En qué consisten las oposiciones de personal de servicios?

Las oposiciones de personal de servicios, también conocidas como oposiciones de Personal Subalterno, son una buena opción para aquellos que se quieran dedicar a realizar tareas auxiliares, como la limpieza o la vigilancia, en los edificios del Estado y edificios donde trabaje el personal público. Aunque esta convocatoria forme parte de las oposiciones más fáciles de aprobar, la preparación debe ser meticulosa. ¡Hay mucha competencia para acceder al personal de servicios! Presta especial atención.

Puestos del Personal de Servicios

Cuando nos referimos al personal de servicios, nos centramos en aquellos funcionarios que ayudan y auxilian en edificios públicos. Podemos clasificar los puestos del personal de servicios en tres grandes categorías:

  • Especialidad de personal de servicios auxiliares: también se suelen denominar personal subalterno y en encontramos puestos de trabajos como conserjes, ujieres, celadores, ordenanzas o bedeles, entre otros. Este personal tiene diversas funciones: informar y atender al público, controlar los accesos, abrir y cerrar edificios, distribuir documentos, manejar fotocopiadoras o revisar y reponer materiales y equipamientos.
  • Especialidad de personal de limpieza y servicios domésticos: son puestos de trabajo para limpiar edificios públicos, ayudar en residencias de ancianos o enfermos y también participar en la ayuda a domicilio.
  • Especialidad de conductor: aquí entran los puestos de trabajo que realicen desplazamientos con autobuses o coche públicos.

Como ves, estos tipos de empleados públicos tienen una larga lista de puestos diferentes y funciones variadas. Por eso, dependiendo de a qué puesto se opte en las oposiciones, el temario será de una forma u otra.

Requisitos de las oposiciones de personal de servicios

Las oposiciones para el personal de servicios tienen una serie de requisitos generales, normalmente igual que el resto de oposiciones. Por ejemplo, se ha de tener cumplido los 16 años y no exceder la edad de jubilación, o también no hay que padecer alguna enfermedad o defecto físico que impida el desempeño de las funciones encomendadas. Aparte de estos requisitos, dependiendo de la especialidad por el que se opte, se tendrán en cuenta algunos más:

  • Servicios auxiliares: se ha de estar en posesión del certificado de escolaridad o graduado escolar.
  • Conductor: se exige el graduado escolar, el de Educación Secundaria y también tener el permiso de conducir B.
  • Personal de limpieza: certificado de escolaridad y, a veces, el carné de manipulador de alimentos.

¿Qué sucede después de aprobar la oposición?

Pruebas de la oposición de personal de servicios

El sistema de selección para las oposiciones de personal de servicios suelen seguir un sistema de concurso y oposición. Primero, se realizará un examen de oposición que consiste en un ejercicio de tipo test. Este examen se divide en dos partes:

  • Parte práctica: es de carácter eliminatorio y el cuestionario está formado por preguntas tipos test relativas a la materia específica del programa de la convocatoria.
  • Parte teórica: es de carácter no eliminatorio y consiste en unas preguntas tipo test de la parte común del temario.

Esta fase de la oposición se puntúa del 1 al 10, teniendo que tener un 5 para aprobarla.



La segunda fase es la de concurso, y en ella se valorarán una serie de méritos cuando los candidatos hayan superado la fase de concurso. Los principales méritos que cuenta para el baremo suelen ser:

  • Servicios prestados al organismo público que ha convocado la oposición, administraciones públicas o empresa privada.
  • Títulos académicos de nivel igual o superior al exigido.
  • Cursos de formación oficial que esté relacionados con el puesto de trabajo.

Normalmente, la fase de oposición cuenta un 85% de la nota mientras que la de concurso representa un 15%.

Requisitos para realizar una oposición mediante promoción interna

Temario de las oposiciones de personal de servicio

El temario de esta oposición se suele dividir en dos partes.

La primera es la materia común, y es general para todas las categorías del personal de servicios. Algunos temas pueden tratar sobre la Constitución, los estatutos de autonomía o los derechos y deberes de los empleados públicos.

La segunda parte del temario es la materia específica, y dependerá de la categoría del puesto al que se opta. Así por ejemplo, en las oposiciones de conductor, habrá un temario específicos sobre normas viales y de conducción.