Cómo preparar las oposiciones a Trabajo Social

¿Te gusta ayudar a las personas y has estudiado para ser trabajador social? Si es así, una de las posibilidades profesionales que puedes tener es la de realizar unas oposiciones de Trabajo Social y trabajar para la administración, realizando innumerables funciones y en diversos organismos. A grandes rasgos, trabajando como trabajador social podrás ayudar a los ciudadanos y especialmente a los grupos con mayor dificultad como son las personas mayores o los niños. Si tienes idiomas, también podrás ayudar y orientar a los inmigrantes que vengan al país y conseguir que mejoren sus vidas. Todos los consejos para preparar la oposición de Trabajo Social, a continuación.

Pruebas de la oposición de Trabajo Social

Como todas las oposiciones, los tipos de pruebas pueden ser o bien un examen de la oposición en la que tendrás que desarrollar una serie de preguntas según el temario que viene indicado en la convocatoria, o también podrán exigir un concurso-oposición, en el que valorarán tanto tus méritos profesionales como los cursos y experiencias que hayas realizado.



Tomaremos como ejemplo una convocatoria para Diplomado de Trabajo Social en el Ayuntamiento de Madrid para analizar la oposición. Esta convocatoria se presenta como un examen oposición en la que se exige estar en posesión del título de Diplomado o Graduado en Trabajo Social. Aparte, también pueden optar a la oposición los funcionarios que reúnan unos requisitos específicos para la promoción interna. El sistema de pruebas consta de tres ejercicios:

  • Primer ejercicio: en esta parte, el aspirante tendrá que contestar a 100 preguntas sobre el contenido de un temario que viene indicado en la convocatoria. Estas preguntas son de tipo test, por lo que tendrás 3 opciones disponibles para elegir la correcta.
  • Segundo ejercicio: aquí, el aspirante deberá desarrollar por escrito dos temas del temario especificado. Estos temas se eligen por sorteo público durante el examen, por lo que es aconsejable llevar estudiado bien todos los temas.
  • Tercer ejercicio: esta parte es práctica y consiste en redactar un buen caso práctico en la oposición relacionado con las materias del temario. Es importante tener buena analítica y conocimientos generales del tema a tratar.

Temario de las oposiciones de Trabajo Social

El temario de estas oposiciones se suele dividir en dos grupos: uno general, que suele ser común en toda España y otro más específico que, dependiendo del puesto de trabajo y la comunidad autónoma, será diferente.

En el primer grupo de temas se suele agrupar todo lo relacionado con la legislación del trabajo social, es decir, todas las leyes que tengan que ver con el desarrollo de las funciones de un trabajador social. Así, por ejemplo, se exige estudiar la estructura de la Constitución Española, cómo se organiza España, la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, Ley de Prevención de Riesgos Laborales o la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, entre otras leyes.

Respecto al segundo grupo, los temas son mucho más específicos y su contenido tiene que ver con las funciones mismas del trabajador social. En este caso, el aspirante tendrá que estudiar, entre otros temas:

  • La protección social en España
  • Cómo funciona la Seguridad Social
  • Los servicios sociales
  • La política social europea
  • Leyes específicas de una comunidad autónomo en materia de trabajo social
  • Políticas de empleo, inmigración y educación.
  • Las mujeres y las dificultades sociales
  • Personas mayores
  • Minorías étnicas e inmigración
  • La población penitenciaria
  • Técnicas de trabajo social en grupo

Como ves, un tema bastante extenso pero bien relacionado con un profesional del trabajo social. Te animamos a que te presentes a estas oposiciones, no solo para tener un puesto estable sino también porque estarás ayudando a mucha gente.