Cómo estudiar la oposición de Justicia

Cuando se realizan las pruebas de la oposición de Justicia la finalidad es entrar como funcionario en la Administración de Justicia. Esta administración se define como el conjunto de órganos y de profesionales que se van a encargar de que las leyes se apliquen en los juzgados y los tribunales. Los funcionarios al servicio de la administración de la justicia facilitan y apoyan a estos profesionales y les permiten que puedan desarrollar sus funciones. Dentro de los funcionarios al servicio de la administración de justicia existen varios cuerpos con diferentes tipos de oposiciones. En esta entrada te explicaremos cuáles son, que diferencias existen y algunos consejos de cómo superar unas oposiciones de justicia y obtener la mejor nota posible.

Consejos para afrontar la oposición de Justicia

Requisitos para aprobar la oposición de justicia

Para aprobar las oposición de justicia, es necesario conocer perfectamente la organización de los diferentes cuerpos para luego entender bien la convocatoria y el temario de oposiciones que hay que estudiar, y saber también que para cada cuerpo existe unas oposiciones diferentes.



Los funcionarios de la administración de justicia pueden dividirse en:

  • Generales: cuerpo de gestión procesal, cuerpo de tramitación procesal y cuerpo de auxilio judicial.
  • Especiales: cuerpos de médicos forenses, facultativos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) y técnicos especialistas del INTCF.

Los requisitos para cada cuerpo son diferentes. Por ejemplo, para el cuerpo de auxilio judicial solo se requiere estar en posesión del graduado en ESO o equivalente, mientras que para la gestión procesal hace falta tener un título de grado, diplomatura o equivalente.

Según las oposiciones del cuerpo al que te presentes, las pruebas serán diferentes, por lo que tendrás que tener claro tu vocación antes de elegir el cuerpo y tener así más posibilidades de aprobar. Hay que tener en cuenta que el sistema de acceso a la justicia se realiza casi siempre a través de oposiciones y no de concurso-oposición, por lo que es importante dedicarle el tiempo suficiente al estudio del temario. Las pruebas según cada cuerpo son las siguientes:

  • Auxilio Judicial: 2 pruebas. La primera consta de 100 preguntas tipo test sobre el temario. La segunda son 50 preguntas tipo test relacionadas con dos supuestos prácticos.
  • Tramitación Procesal: 2 pruebas. La primera tiene dos partes, una con 100 preguntas tipo test sobre el temario y otra con 50 preguntas tipo test relacionadas con un supuesto práctico. La segunda prueba consiste en transcribir un texto en Word con unos requisitos formales y ortotipográficos.
  • Gestión Procesal: 3 pruebas. La primera consta de 100 preguntas tipo test sobre el temario. La segunda son 50 preguntas tipo test relacionadas con un supuesto práctico. La tercera prueba consiste en desarrollar por escrito 2 temas a elegir entre 3.

Ya has visto que dependiendo del cuerpo al que quieras acceder tendrás que estudiar para unos tipos de pruebas o para otros, por lo que las técnicas de estudio para preparar las oposiciones pueden variar.

Consejos para preparar las oposiciones de justicia

Te damos algunos consejos esenciales para poder preparar bien unas oposiciones de justicia:

  • Lee bien la convocatoria. En ella vienen establecidos todos los requisitos, la forma de evaluar, la organización de las pruebas y el temario.
  • Elige bien el cuerpo al que quieras entrar. El temario es diferente en cada uno. Por ejemplo, para el auxilio judicial, el temario consta de 26 temas mientras que para la gestión procesal son 68. Esto influye en el planning de estudio en unas oposiciones que lleves a cabo.
  • En todas las oposiciones de todos los cuerpos hay pruebas tipo test. Es aconsejable estudiar muy bien el temario y luego practicarlo muchas veces realizando exámenes tipo test, cuestionarios de otros años, etc.
  • Cuida tu escritura y los estilos de formato, sobre todo para las oposiciones de Tramitación procesal.

Siguiendo estos consejos y aplicando las reglas de estudios básicas podrás tener muchas posibilidades de aprobar las oposiciones de Justicia.