Estrés agudo episódico

estres agudo episodicoSi bien el estrés agudo es común y en ocasiones hasta podría pasar desapercibido, el estrés agudo episódico es perjudicial para los seres humanos y podría requerir ayuda médica. Ambos tipos de estrés son semejantes, la diferencia entre ellos es que el estrés agudo episódico afecta a una persona de manera recurrente.

Comúnmente, esta clase de estrés afecta a aquellas personas que llevan una vida desordenada, que siempre andan con apuro y que las cosas por lo general suelen resultarles adversas. Estas personas suelen asumir muchas responsabilidades y luego no pueden lidiar con todas ellas.



Quienes padecen estrés agudo episódico suelen tener mal carácter, suelen ser irritables, ansiosos, tensos, e incluso pueden volverse hostiles. Esta clase de estrés también afecta las relaciones interpersonales, así como la relación que esta persona mantenga con su trabajo.

Los síntomas de este tipo de estrés son una agitación prolongada, dolores de cabeza, hipertensión, enfermedades cardíacas, etc. El estrés agudo episódico puede desencadenar otros males que afecten al organismo, por ello, requiere de ayuda profesional. Además, la recuperación del paciente suele ser larga, e incluso podría durar varios meses.