Técnicas de estudio para memorizar leyes

El estudio de las leyes es una parte imprescindible de las pruebas de la oposición. Me es difícil imaginar una oposición en la que parte del temario no trate sobre legislación. Y, para quienes no se dedican al Derecho, es paralizante enfrentarse a una materia extensa y de escasa comprensión para el común de los mortales. ¡No digamos para los que vienen de la rama de ciencias, poco acostumbrados a basar sus estudios en la memorización! Esto explica que una de las preguntas más frecuentes de los opositores sea si existen técnicas para memorizar leyes en las oposiciones.

Consejos para preparar la legislación en las oposiciones

¿Cómo estudiar leyes en las oposiciones?

Para ir recortando dificultades, unas iniciales pautas generales. Los preparadores de oposiciones han realizado estadísticas de cuáles son las materias legales sobre las que más se pregunta. A ver, esto no es nada más que un dato estadístico que te puede servir para orientarte y varía dependiendo del cuerpo o administración a la que te presentes. Pero, para empezar, la Constitución es mejor que la tengas bien dominada porque es la reina absoluta de esta clasificación.



En el caso de las oposiciones de Justicia, las materias con mayor porcentaje de preguntas son las relativas a la Ley de Enjuiciamiento Civil (entorno al 30%) y Ley Orgánica del Poder Judicial (sobre el 25%). Dos leyes por tanto esenciales para que te las estudies poniendo en práctica las técnicas de estudio para preparar las oposiciones de Justicia.

Dejando de lado este inciso, estas son pautas para afrontar esta complicada materia para los no acostumbrados:

  • Leer y comprender lo que se lee. Esta es la esencia del estudio. No te engañes, nadie memoriza sin entender lo que pretende almacenar en su mente. No corras y utiliza un diccionario. Al principio habrá muchos tecnicismos que te parezcan imposibles, pero verás como los dominas al cabo del tiempo, siempre que sepas su significado.
  • Hay leyes que son especialmente extensas. En esos casos, viene muy bien dividirlas en dos partes.
  • Resúmenes, esquemas y sobre todo mapas mentales. Las leyes tienen una estructura muy definida que es fácil de trasladar a un mapa. Eso facilita que nuestro cerebro los visualice de forma lógica. Después sólo hay que ir completando con datos.
  • Repasa, repasa y repasa. No es recomendable que empieces a hacer test desde el primer momento. Te puede desmoralizar ver que tienes muchos fallos. Mejor que lo dejes para cuando domines la materia.

Consejos para hacer esquemas de leyes para oposiciones

Un caso que merece atención a parte es el de cómo hacer esquemas para las oposiciones de los temas legislativos. Porque, desde nuestro concepto de estudiantes, un esquema consiste en resumir las ideas más importantes. Pero, parece que en una ley todo es importante, ¿hay algo de lo que se pueda prescindir?

Bueno, existen unos consejos que nos han proporcionado los expertos en esta materia y que son muy clarificadores:

  1. Las leyes tienen una estructura: títulos, capítulos, secciones, artículos y disposiciones. Aquí ya tienes la base del esquema de cada ley.
  2. Intenta ser muy textual, no reescribas las leyes con tus propias palabras. Sí te ayudará que dejes un espacio en los márgenes para hacer aclaraciones dónde uses expresiones tuyas que te ayuden a la comprensión.
  3. Usa colores para unificar y distinguir. Es decir, que los títulos vayan todos en el mismo color, otro para capítulos y así sucesivamente. Sin darte cuenta, tu memoria va a fijar conceptos con menos esfuerzo.
  4. En general, todas las leyes suelen estructurarse con este orden: de qué va la ley, qué organismo tiene competencias en ella, requisitos, inspección y sanciones, recursos y, finalmente, disposiciones.

No te vamos a engañar, por muchas técnicas para memorizar leyes en las oposiciones que utilices, esta materia requiere un esfuerzo especial. Tómate tu tiempo y lo conseguirás.