Las mejores salidas laborales de la carrera de Historia del Arte

Si eres estudiante de Historia del Arte o estás dudando en elegir esta carrera, podemos informarte sobre algunas de sus salidas laborales. Antes de nada, tienes que saber que Historia del Arte es más que estudiar obras de arte. Sin duda alguna, se requieren grandes conocimientos de cultura e historia. Para sorpresa de muchos, las salidas son tremendamente interesantes. Además, con posibilidades reales de conseguir puestos de prestigio. Aquí van las mejores salidas laborales de la carrera de Historia del Arte que desconocías. ¡Te sorprenderán!


Oposiciones al Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos

¿Cuáles son las oportunidades profesionales de Historia del Arte?

Primero, si estás dudando en escoger entre esta carrera u otra porque piensas que no tendrá muchas salidas laborales, no te agobies. Incluso si acabas de terminar la carrera y estás confuso, puedes sacar alguna idea de este artículo. Las carreras de Humanidades, como Historia del Arte, no suelen tener buena fama a la hora de mirar al futuro. No obstante, cada profesión tiene sus ventajas y desventajas. Por tanto, tenemos que pensar en que lo importante no es solo eso. Asimismo, hay que estar a gusto con lo que elijamos y conocer el ámbito profesional al que nos enfrentaremos.

1. Docencia

Si tu vocación es transmitir conocimientos y sabiduría a otros, la enseñanza es una opción excepcional para ti. En principio, puede ser muy típica, pero tan bonita y válida como cualquier otra. Para acceder a este puesto, tendrás que pasar unas oposiciones oficiales de Educación como cualquier profesor. Así, podrás dar clases dentro del ámbito del arte ya sea en cursos de Educación Secundaria, Primaria o en la universidad. Además, puedes probar suerte como profesor particular o autónomo, especializándote en distintas temáticas y dedicarte a dar charlas en centros o asociaciones culturales, fundaciones, etc.

2. Comisariado de exposiciones

En este aspecto, puedes decidirte entre varias opciones. Por un lado, si quieres ser emprendedor, puedes formar tu propia galería de arte. Si no, podrás colaborar en una de ellas. En sí, tu trabajo consistirá en organizar una exposición, muestra artística o cultural. De igual manera, podrás asesorar sobre las obras de arte y así ayudar a venderlas. En este sentido, las comisiones suelen ser muy altas. Por otro lado, puedes preparar alguna de las oposiciones para titulados en Historia del Arte, como la de Conservador, Ayudante o Auxiliar de Museos, convocadas por el Ministerio de Cultura cada año.

3. Tasador de obras de arte

Esta opción está relacionada con la anterior ya que puedes encargarte de poner precio a esas obras que se exponen. Por esto, se tienen que tener tantos conocimientos (fechas, historia, materiales utilizados, estado de la pieza, etc.). De igual forma, podrás valorar otras obras en otras exposiciones, en casas de subastas, anticuarios, etc. En otras ocasiones, personas o empresas privadas tienen en su poder ciertas obras de arte de las que quieren deshacerse. Por tanto, podrían contratarte para que analices sus obras y les otorgues su valor correspondiente.

4. Gestión del patrimonio histórico

Para esta opción, lo ideal, si aún no lo has hecho, es coger las asignaturas de la carrera que tengan que ver con arquitectura y urbanismo. Además, es un ámbito muy amplio donde se pueden juntar otras especialidades como geografía o arqueología. Por parte de la historia del arte, puedes dedicarte a ser perito, por ejemplo. También, realizando dictámenes sobre edificios y/o monumentos históricos. Incluso de su clasificación y su puesta en valor.

5. Editor o escritor

Si te gusta escribir tanto como el arte, esta puede ser una opción ideal. Y es que muchos medios de comunicación precisan de expertos en cultura, arte e historia para generar contenidos, tanto en soporte papel como digitales, redactar artículos, elaborar críticas, etc. Particularmente, podrás formar parte de revistas especializadas, periódicos o webs. También, puedes escribir en guías sobre arte para museos, exposiciones o escribir críticas de arte.

En resumen, la historia del arte envuelve muchas otras cosas que no se ven o piensan a simple vista. Puedes incluso ser investigador, lo que nos lleva a la pervivencia del pasado. Por esta y muchas otras bellas razones que ya conoces, no dejes que la inseguridad del futuro laboral te eche atrás. Esta carrera puede hacerte cumplir sueños y abrirte puertas que nunca hubieras imaginado. ¡Adelante!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No