Estos son los consejos definitivos para dejar de procrastinar mientras estudias

Todo el mundo ha tenido que lidiar alguna vez en su vida con la procrastinación. Sin nadie que compruebe tu progreso, es fácil adentrarse en una espiral de actividades ociosas que retrasan tu tiempo de estudio. Sobre todo a día de hoy, rodeados de tantos estímulos que nos distraen de nuestras verdaderas ocupaciones: internet, smartphones, la televisión, etc. Procrastinar mientras estudias se reduce en muchos casos a dejar para más tarde una redacción o el repaso del siguiente examen. Sin embargo, este mal hábito tiene fácil solución. Veamos los siguientes consejos para dejar de procrastinar mientras estudias y conseguir así tus objetivos.

¿Cómo dejar de procrastinar en el estudio?

Se tiende a procrastinar cuando tenemos por delante un largo día de trabajo. Así pues, es recomendable intercalar el estudio con otras actividades más amenas.

1. Proponerse pequeñas tareas en lugar de tareas completas

Para dejar de postergar tus obligaciones es recomendable dividir el trabajo en tareas más pequeñas. Lo interesante de esta práctica es que no requiere una planificación lineal, en la que debe completarse un paso antes de pasar al siguiente.

En ocasiones será inevitable organizarse de esta forma, como al hacer un trabajo sobre un libro, pero otras labores podrán completarse siguiendo cualquier orden. Compaginar el estudio de forma lineal con la realización de una serie de pasos de una lista más amplia te dará mayor libertad de elección y evitará que te estanques en una materia concreta.

Siempre puedes pasar a la siguiente tarea, ya que no están organizadas de forma lineal. Además, el hecho de ir cumpliendo poco a poco los objetivos que te marcas genera cierta sensación de progreso. De esta forma no te faltarán fuerzas para seguir adelante con las oposiciones.



¿Qué carreras pertenecen a Ciencias Sociales?

2. Intercalar el estudio con otras actividades

Ten en cuenta que toda tarea es importante en sí misma, ya sea leer, estudiar o ver la televisión. Este sistema sirve para organizar no solo el planning de estudio, sino también el día a día de un opositor. De esta forma, podrás repartir tu tiempo entre actividades más o menos laboriosas según su duración o dificultad.

Para realizar satisfactoriamente todas estas pequeñas tareas, será necesario aplicar cierto orden jerárquico. Esto nos lleva al siguiente punto de nuestros consejos definitivos para dejar de procrastinar mientras estudias.

3. Registrar tu planificación por escrito

Es muy fácil encontrar una buena agenda o calendario hoy en día. Empezando por la clásica agenda de papel, desde las más sencillas hasta las más sofisticadas, como son las famosas bullet journal. Este sistema creado por Ryder Carroll nos ofrece una agenda en blanco que podemos personalizar según nuestras necesidades. Podemos añadir un índice, tareas mensuales o semanales, colecciones, etc.

En definitiva, se trata de un sistema de planificación que permite organizarte el futuro, tomar nota del pasado y mantener tu cordura en el presente. Lo mejor de todo es que puedes comenzar tu bullet journal en prácticamente cualquier cuaderno vacío que tengas por casa.

4. Alíate con las nuevas tecnologías... precisamente para NO procrastinar

Si no te convencen las agendas tradicionales, también puedes utilizar por Google Calendar. Con una interfaz muy simple, esta aplicación de Google te permite organizar de forma sencilla tareas y actividades por colores. Por ejemplo, puedes marcar en rojo los eventos importantes como exámenes y entregas para tenerlos presentes nada más abrir la aplicación.

Además, ofrece funcionalidades que van más allá de las de un simple calendario. Permite fijar recordatorios a una determinada hora y compartir planificaciones con tus compañeros. Aunque hay otras opciones en el mercado, esta es gratuita y viene incluida en tu smartphone. Así pues, con estos consejos definitivos para dejar de procrastinar mientras estudias, se acabaron las excusas para no estudiar.