¿En qué consiste la normativa básica reguladora de las oposiciones?

A la hora de enfrentarnos a las pruebas de las oposiciones, algunas personas que se preparan han llegado a hacer los exámenes sin haberse leído la normativa que las promulga, lo que ha dado lugar a malentendidos y confusiones. Por eso, nosotros hemos escrito este artículo para sacar de dudas a todas aquellas personas que se encuentran un poco perdidas y no saben en qué consiste la normativa básica reguladora de las oposiciones. ¿Empezamos?

¿Para qué sirve la normativa básica reguladora de la oposición?

La normativa que regula la oposición permitirá al aspirante a oposiciones conocer de primera mano si las modificaciones de las leyes influyen en el temario de su oposición, la estructura y tipología de las pruebas, la forma de acceso, los requisitos que debe reunir el aspirante a oposiciones, los trámites, el proceso de selección, número y asignación de plazas, el tiempo de duración en cada prueba, las convocatorias, los criterios de calificación, el lugar donde se celebrarán las pruebas, los traslados, la documentación a entregar, etc.

¿Dónde puedo buscar la normativa de una oposición?

La primera clave que debes saber para entender la normativa básica de las oposiciones es que puedes encontrar toda la información disponible en el BOE (Boletín Oficial del Estado), que suele estar en un archivo en formato PDF al que se puede acceder a través de Internet.

Toda esta información sobre la normativa básica de las oposiciones está en la página web del Ministerio del Interior accediendo en Servicios del ciudadano > Empleo público > Oposiciones (http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/oposiciones).

Es bastante denso, pero ahí encontrarás todo lo relativo y necesario sobre las pruebas que vas a hacer. Es importante consultarla de vez en cuando, pues las leyes cambian, por lo que puede sufrir modificaciones y actualizaciones nuevas. Es decir, la normativa puede seguir vigente o ser derogada por otra nueva.



¿Cómo superar la prueba psicotécnica de la oposición?

Normativa autonómica aplicable a la oposición

Por otro lado, la normativa básica reguladora está, aparte de a nivel nacional, a nivel autonómico, pues, aunque la finalidad es la misma, cada comunidad autónoma tiene su propia normativa básica y podría presentar algún cambio o diferencia con respecto a la normativa general (por ejemplo, las plazas que se ofertan). Esto te permite saber el funcionamiento de la misma en la comunidad autónoma en la que te vas a presentar y dónde inscribirte en tu oposición, y al igual que la general, te permitirá estar al día de las modificaciones que se hayan realizado últimamente.

¿Cómo se estructura la normativa básica de la oposición?

BOE significa Boletín Oficial del Estado, y como su propio nombre indica, engloba todas las leyes que hayan sido aprobadas por el Estado. En el caso de la normativa en las comunidades autónomas, se pueden encontrar las siglas DO[x] (Diario Oficial) en lugar de BOE. Por otro lado, en el BOE también se mencionan leyes orgánicas o Reales Decretos, que están firmados por el rey. El Decreto se promulga en las Comunidades Autónomas. También se puede encontrar una Orden y un Acuerdo.

Ahora que ya sabes por qué es importante conocer en qué consiste la normativa básica reguladora de las oposiciones, solo te falta estar preparado para las pruebas. Si de verdad tienes intención de presentarte a unas oposiciones de empleo público, primero deberías leerte la normativa para entender cómo funciona el proceso.

Como ya hemos dicho, recomendamos que consultes de vez en cuando la normativa en el BOE, en la página del Ministerio del Interior, para estar al corriente de los cambios y modificaciones que puedan surgir. No dejes que tu esfuerzo por preparar las oposiciones haya sido en vano sin haber leído antes la normativa.