Ejercicios de entrenamiento mental para opositores


La mente es la herramienta fundamental para que puedas estudiar y aprobar la oposición. Las habilidades que se producen en la mente como las asociaciones de ideas, la concentración o la lectura pueden mejorarse si realizas un entrenamiento correcto, al igual que los entrenamientos físicos. Si sientes que el estudio de las oposiciones no está dando buenos resultados, a continuación te proponemos una serie de ejercicios de entrenamiento mental para opositores que esperamos que te resulten útiles.

Cómo preparar tu mente para la oposición

Para que un opositor sea eficaz en el estudio y tenga buena técnica de memorización, puede aplicar los métodos tradicionales de las oposiciones que son conocidos por todos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Las asociaciones mentales con el uso de imágenes. Se relacionan conceptos y se memorizan datos puros.
  • Los casilleros mentales, que son útiles para memorizar números, fechas y fórmulas.
  • La técnica de los palacios mentales, para memoriza la estructura de un temario o de información extensa.
  • La lectura rápida, que sirve para entender y repasar rápidamente el temario y hacer análisis rápidos de los textos.
  • La memorización literal, que se utiliza en exámenes orales o de desarrollo.

Existen muchas otras reglas mnemotécnicas que ejercitan la memoria del cerebro. No obstante, estas herramientas no son suficientes para que la mente tenga el máximo rendimiento y puedas ofrecer todo en las oposiciones.

Entrenar el cerebro para las oposiciones

Para poder entrenar el cerebro correctamente, una de las cosas que deberás tener en cuenta es que se debe estimular las partes que normalmente no se utilizan. Es decir, no nos centraremos solo en técnicas para mejorar la memoria, sino en las que está menos entrenadas para que el cerebro funcione a pleno rendimiento. Este tipo de ejercicios se denomina neuróbica o gimnasia cerebral, y tiene como finalidad estimular los cinco sentidos, lo que obliga a prestar más atención a todas las acciones que realizamos a lo largo del día y forzar así al cerebro actuar. Así, se consigue desarrollar la atención y, por consiguiente, la memoria. Te damos algunos ejemplos de estos ejercicios:

  • Cambiar el reloj de brazo.
  • Caminar hacia atrás en casa.
  • Vestirse con los ojos cerrados.
  • Probar nuevos platos diferentes.
  • Leer o ver fotos al revés.
  • Cambiar el ratón del ordenador en el otro lado.
  • Usar la mano para escribir, comer o lavarse los dientes.
  • Realizar trayectos diferentes al que sueles realizar.

Es importante no caer en una rutina de ejercicios para entrenar el cerebro, ya que no se llegará a ejercitar completamente y no se producirán los estímulos, por lo que actualiza los ejercicios cada cierto tiempo.

Hábitos para ejercitar la mente

Otras acciones que debes realizar para que la mente vaya bien preparada es la de aumentar tu energía vital. Para esto deberás tener muy en cuenta lo siguiente:

  • Tener un buen sueño reparador.
  • Seguir una alimentación saludable, con mucha fruta y verdura que aporta vitaminas, esenciales para tener energía para la mente.
  • Realizar ejercicio físico casi a diario para que tu cuerpo y tu mente estén activos.

Para aquellos que tengan poca fuerza de voluntad en el estudio, es aconsejable realizar algunos hábitos y rutinas para que des el paso y lo realices siempre. Por último otros aspectos importantes a la hora de preparar tu mente son:

  • Ejercitar el pensamiento positivo, rodeándote por ejemplo de personas positivas.
  • Saber que el pensamiento siempre va a preceder al sentimiento.
  • Hacer que tu primer pensamiento nada más levantarte sea una visualización sobre el examen de forma positiva.

Existen innumerables técnicas y ejercicios para ejercitar y preparar la mente para las oposiciones. Consulta en internet o lee libros especializados que te ayudarán no solo a estudiar mejor sino a relajarte.