¿Cómo son las pruebas físicas de las oposiciones de Mossos d’Esquadra?

Las convocatorias para entrar en cualquiera de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado implican una parte física, además de los exámenes teóricos sobre el temario. Sin embargo, no son las mismas en todas. En este caso respondemos a las dudas sobre cómo son las pruebas físicas de las oposiciones de Mossos d'Esquadra. Te damos todas las respuestas que necesitas.

Te confirmamos que son tres ejercicios. Se puntúan de 0 a 10, aunque no tienen el mismo peso en el cómputo global. El ejercicio de la Course-Navette supone el 40% del total, frente al 30% de cada una de las otras dos pruebas. Sobre todo, recuerda que para superar las pruebas físicas de Mossos d’Esquadra, debes conseguir al menos un 5 en cada una. ¡Sigue leyendo!

Pruebas para ser Mosso d'Esquadra

Las 3 pruebas físicas en las oposiciones para Mossos d'Esquadra

En las últimas convocatorias para Mossos la parte física se ha concentrado en tres pruebas comunes para todos los aspirantes, al igual que las pruebas físicas de las oposiciones a Guàrdia Urbana. Eso sí, los baremos de puntuación son ligeramente distintos dependiendo del sexo del candidato. Los analizamos.

Course- Navette

Comenzamos por esta prueba física imprescindible para incorporarte al Cuerpo de Mossos d’Esquadra porque es la que aporta más en la puntuación final, el 40%. Bajo esta denominación se enmarca un ejercicio cuyo objetivo es medir tu capacidad aeróbica. Sólo dispones de un intento.

El circuito se compone de dos líneas paralelas con una distancia entre ellas de 20 metros. Un aviso sonoro te indica el inicio de la carrera. Tras pisar la línea de llegada, debes esperar a un nuevo pitido para correr de nuevo. Esta dinámica se repite mientras sigan sonando esas señales auditivas, que se van produciendo a intervalos cada vez más rápidos.


Para que te hagas una idea de cómo se puntúa esta prueba física para las oposiciones a Mossos: los 10 puntos máximos se consiguen con superando los 11,5 recorridos en hombres y los 9,5 en mujeres. Para el mínimo de 1 punto hay que conseguir 7,5 y 6,5 respectivamente.

Circuito de agilidad

En esta ocasión lo que se mide, como su nombre indica, es un equilibrio entre velocidad y ligereza por parte de los candidatos. El recorrido incluye muy distintos ejercicios, desde volteretas sobre una colchoneta a salto de vallas. También correr con un saco de 20 kilos los hombres y 15 las mujeres o un salto de altura. Todo ello, en continuo movimiento, con giros en carrera a derecha e izquierda o pasando por debajo de vallas y saltando un plinto de 1 metro.

Sin duda, una prueba completísima que requiere de un buen entrenamiento sobre el terreno. Los expertos señalan que la clave es conocerse el circuito con los ojos cerrados. Piensa que tienes dos oportunidades y, como el cronómetro cuenta, puedes utilizar las dos y quedarte con la que realices en menos tiempo.

Press Banca

El típico ejercicio de levantamiento de pesas apoyado de espaldas sobre un banco de madera, con las piernas flexionadas y los pies completamente apoyados en el suelo. Sirve para medir tu fuerza y también la resistencia de los músculos de tu tren superior.

Dispones de 45 segundos para hacer el máximo de repeticiones, levantando 40 kilos los hombres y 30 las mujeres. Sólo hay un intento. Es importante que tengas en cuenta que si las flexiones no se hacen con los dos brazos en la postura que se exige en las bases, esta tercera prueba física para ser Mosso d'Esquadra quedará anulada. Para conseguir el máximo de 10 puntos, los hombres deben levantar la pesa más de 36 veces y las mujeres 26.

Si a las buenas condiciones laborales que se tienen en este Cuerpo de Seguridad, unes una buena preparación ahora que sabes cómo son las pruebas físicas de las oposiciones de Mossos d'Esquadra, ¡tu decisión está clara!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No