Estas son las pruebas físicas para ser agente de Guardia Urbana

Dentro de las posibilidades de incorporarse a algún Cuerpo de Seguridad del Estado, las policías locales son una excelente salida para quienes desean mantener la residencia en su ciudad. Además, hay que decir que el respaldo de la ciudadanía a estos profesionales va en aumento. Si vives o planeas hacerlo en Barcelona, estas son las pruebas físicas para ser agente de Guardia Urbana.

¿Todo el mundo está capacitado para presentarse a este tipo de oposiciones? Con la preparación adecuada, estamos convencidos de que puedes superarlas sin problema. Sólo hay una limitación que se puede considerar como parte de estas pruebas físicas para entrar en Guardia Urbana. Se exige una altura mínima de 1,70 metros para los hombres y 1,60 en las mujeres. ¡Este es el único requisito insalvable! Si lo superas, el resto están a tu alcance.

Oposiciones de la Guardia Urbana

Las 3 pruebas físicas de las oposiciones a Guardia Urbana

Antes de proseguir, algunos apuntes que te interesa refrescar. Las parte física es la cuarta prueba que se realiza en las convocatorias para ser miembro de la Guardia Urbana. Ten en cuenta este orden una vez que confirmes las fechas de la oposición para equilibrar bien tu preparación. Todos los exámenes son igual de trascendentes.


Y, dos avisos más. No te olvides de acudir con ropa y calzado cómodo. Te puede parecer innecesario este recordatorio, pero no serás el primero al que le pasa recibo no haber caído en este asunto. Desde luego, no es el día indicado para experimentos y ni para estrenar prendas. Además, en el caso de las pruebas físicas que permiten más de un intento, se elige el de mayor puntuación.

Press de banco

Levantamiento de peso, con los dos brazos y desde la posición decúbito supino sobre una bancada, con piernas dobladas y pies apoyados en el suelo todo el tiempo. Los hombres levantan 40 kilos y las mujeres 30 durante 45 segundos.

El resultado de este ejercicio supone el 30% del cómputo total. A mayor número de flexiones más puntos tendrás, de los 0 a 6 que puedes conseguir. El criterio de valoración tiene en cuenta el sexo y también la franja de edad a la que perteneces (hasta 24 años, de 25-30 y a partir de 31).

Course-Navette

La prueba física de las oposiciones a Guardia Urbana que tiene más peso en el resultado final. En concreto, el 40% de los puntos totales. Mide una cualidad tan importante en los agentes que se ocupan de la seguridad pública como su capacidad aeróbica. También, la adaptación de tu cuerpo al esfuerzo físico. Eso explica que este ejercicio se tenga tan en cuenta.

No hay segundo intento posible y también se barema en función del sexo y de la franja horaria. Consiste en realizar carreras de 20 metros consecutivas, sobre un recorrido de líneas paralelas, siguiendo los intervalos de tiempo que marcan unas señales sonoras.

Circuito de agilidad

Una completísima prueba física que se realiza con control de tiempo, al igual que en las oposiciones de Policía Nacional. Esto quiere decir que no sólo debes saltar, arrastrar peso, girar o esquivar obstáculos respetando la ubicación de los elementos de este circuito. Tienes que hacerlo bien y en el menor tiempo posible (se mide en segundos y décimas de segundo). Sólo así te garantizas obtener los 6 puntos de máximo que tienes a tu alcance. Dispones, para ello, de dos intentos.

Recuerda que estas pruebas físicas para ser agente de Guardia Urbana son obligatorias y eliminatorias. Pero, para realizarlas, debes presentar un certificado médico que constate que reúnes las condiciones físicas para hacer estos ejercicios. Comprueba que la fecha de expedición no supera los tres meses, no te juegues tus oportunidades por un problema burocrático. Y, por lo demás, entrenamiento y estudio te van a conducir a un éxito seguro.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No