Cómo ir vestidos a un examen de oposición

La imagen es un factor influyente, en ocasiones hasta determinante. Es cierto que no debería convertirse en la prioridad de quienes están preparando unas oposiciones. ¡Bastantes preocupaciones tienen! Sin embargo, tampoco es realista ignorar que es importante. Evidentemente, desde la perspectiva de que hay tantas posibilidades como diferentes tipos de convocatorias de Empleo Público. Abordamos el tema de cómo ir vestidos a un examen de oposición incorporando todos esos factores.

En general, las pautas que te vamos a proponer son muy similares a las que se hacen al hablar de cómo ir vestido a una entrevista de trabajo. Es puro sentido común, al final no dejan de ser procesos de selección laboral. En el caso de las oposiciones, el vestuario se debe cuidar especialmente en las exposiciones orales o que impliquen nuestra presencia ante un tribunal que nos tiene que valorar.

Vestimenta ideal para las oposiciones

Antes de dar otras indicaciones, empezamos por la más obvia, debes sentirte cómodo con la vestimenta que elijas llevar en tus oposiciones. Los exámenes escritos, los test psicotécnicos, las pruebas de desarrollo de temas escritos… todas requieren de tu máximo nivel de concentración. Tu cabeza debe estar sólo pendiente de poner en el papel tus conocimientos. Una cremallera que se abre, unos zapatos que comprimen nuestros pies, unas pulseras que suenan cada vez que movemos la mano… la lista de pequeños inconvenientes que nos distraen es mucho más extensa.



Por lo tanto, ese es el consejo esencial sobre la vestimenta para las oposiciones, nada de experimentos e innovaciones para esos días. No es el momento de estrenar, ni de probar. Elige ropa que ya hayas usado y revisa que esté en perfectas condiciones. Ponte el conjunto completo, muévete con él, siéntate y escribe. Vamos, que hagas un simulacro de lo que vivirás en el examen de la oposición. ¡No te la juegues con algo que es sencillísimo llevar preparado!

¿Cómo vestirse para un examen oral en la oposición?

No hay que ser un genio para darse cuenta de que si hay una fase de las oposiciones en las que la vestimenta del candidato va a ser foco de atención es en los exámenes orales. Ya se ha comentado que no es lo mismo una convocatoria para ser profesor de secundaria que una para la carrera judicial, no por desmerecer a ninguna de ellas, si no por que permiten grados distintos de formalidad o informalidad en la imagen de los candidatos.

Tras esta premisa, proponemos unos consejos generales para vestirse para un examen oral en la oposición:

  • Sencillez y pocas estridencias. Decántate por tonos neutros, suaves y bien coordinados. Una imagen limpia y que no distraiga el interés del Tribunal, porque lo que queremos es que estén pendientes de lo que decimos.
  • Evita estampados y exceso de complementos. En la misma línea, no te interesa que todo el mundo esté pendiente de ese colgante que te has puesto o de los dibujitos a colorines de tu corbata.
  • Quienes opositan a categorías de responsabilidad y también a cuerpos como judicatura o seguridad del estado, por citar algunos casos en los que se precisa una imagen más cuidada y formal, es recomendable acudir con traje, tanto los hombres como las mujeres. Incluso, con corbata.
  • Cuidado con relajarnos si las oposiciones son en época estival. El calor incita a vestir de una manera más desenfadada y a dejar a la vista más partes del cuerpo. Pero, mejor si lo evitas en la oposición. Camisetas de tirantes, bermudas, vestidos cortos… ninguna es una buena opción para el día del examen.

En resumen, para acertar sobre cómo ir vestidos a un examen de oposición sólo hace falta aplicar un poco de sentido común y dedicarle unos minutos.