Un buen desayuno

estudiantesEl desayuno es la comida más importante del día. No solo nos da energías para todo el día, también evita que un estudiante se sienta de mal humor, se distraiga con más facilidad y se vuelva improductivo. Por ello, un buen desayuno es indispensable para estudiar y rendir con eficacia.

Un desayuno a base de azúcares solo le da energía al organismo por un promedio de dos horas. En cambio, si el desayuno es variado y saludable, nuestro cuerpo se sentirá bien por mucho más tiempo.



Un desayuno ideal debe ser abundante y completo. Debe contener cereales, leche, huevos, zumos, frutas, etc. De esta forma se garantiza un desayuno balanceado, compuesto de carbohidratos, proteínas y grasas, que evitará que el nivel de azúcar descienda afectando el desempeño del estudiante. Solo así se obtiene una fuente de energía y vitalidad para todo el día.

Después de pasar toda la noche sin alimentos, es necesario proveernos bien de energías para empezar el día. Así evitaremos cualquier tipo de inconveniente relacionado con la falta de concentración, el sueño, entre otros problemas.