Tipos de especialidades en las oposiciones de Maestros

Educar es sentar las bases para el desarrollo de la persona, potenciando sus capacidades. Una labor que es si cabe más determinante en el caso de los maestros, ocupados de las etapas iniciales de la enseñanza. Una profesión claramente vocacional y que deben desempeñar personas altamente cualificadas. Del maestro tradicional, que impartía todas las materias a los más pequeños, hasta los tipos de especialidades en las oposiciones de Maestros se ha andado un largo camino.

Diferentes legislaciones se han ocupado de regular quiénes y con qué tipo de titulaciones se puede enseñar a los niños y niñas en el periodo que va de los 3 a los 12 años. Como norma, las distintas especializaciones dentro de la Educación de Infantil y Primaria son uno de los quebraderos de cabeza de los que se presentan a las oposiciones de Educación, que dudan cuál les conviene más elegir. Damos un repaso por esas especialidades, seguido de unos consejos para guiar a los indecisos.

Cómo elegir las especialidades en las oposiciones de Maestros

Especialidades en las oposiciones de Educación

Hasta que se produzcan los cambios previstos a partir de las oposiciones de 2018, estas son las actuales especialidades a las que presentarse en las distintas convocatorias para oposiciones de Maestros:

  1. Educación Infantil
  2. Educación Primaria
  3. Audición y Lenguaje
  4. Educación Física
  5. Música
  6. Pedagogía Terapéutica
  7. Lengua Extranjera Inglés
  8. Lengua Extranjera Francés
  9. Lengua Extranjera Alemán

Es importante destacar que para presentarse a las oposiciones no se exige que se acredite titulación alguna relativa a la especialidad elegida, salvo en Inglés que se exige tener el B2. Eso hace más relevante aún la decisión sobre por cuál opositar. Es verdad que las pruebas de estas oposiciones van muy enfocadas a cada área, con temarios bastante diferentes atendiendo a la especialidad de que se trate. El tipo de examen, sin embargo, es muy similar salvo para Música, dónde se exige una prueba práctica.



Cómo elegir las especialidades en las oposiciones de Maestros

Después de años de sequía en lo que respecta a las convocatorias de oposiciones a Maestros, se anuncian tiempos mejores. Para aprovechar al máximo esta oportunidad, antes de que se paralice de nuevo, sois muchos los opositores que dudáis sobre qué criterio es el más efectivo para optar por una especialidad u otra, ¿por las que ofertan más plazas?, ¿las que tienen menos demanda?, ¿las que figuran en todas las convocatorias?

Los más experimentados tienden a inclinarse porque lo mejor es presentarse a la especialidad que más nos guste, teniendo en cuenta una combinación entre nuestra preparación y nuestras preferencias. Y esto es así porque ni el ratio de opositores por especialidad, ni el reparto de plazas por especialidades en la oposición están siendo factores determinantes para adquirir más rápido la plaza debido precisamente a la diferencia de tiempo de adjudicación definitiva entre unos destinos y otros. Otro baremo que debes estudiar es el de las listas de substituciones.

Y, finalmente, no dejes de tener en mente que, una vez que hayas superado una oposición adquieres inmediatamente la especialidad correspondiente. Por lo tanto, es una forma de poder presentarse a dos especialidades distintas en la oposición, aunque también hay que recordar que:

  • con la especialidad de Educación Infantil se pueden impartir todas las áreas en esa etapa, igual que ocurre con la de Educación Primaria en su nivel.
  • los Maestros con las especialidades de Música, Idioma Extranjero, PT, AL o Educación Física pueden impartir sus áreas tanto en Infantil como en Primaria.
  • si hay agrupación de alumnos de Infantil y Primaria, pueden impartir todas las materias indistintamente los que tienen estas dos especialidades.