Técnicas infalibles para retener información al estudiar

Seguro que a ti, al igual que a muchos estudiantes, te haya pasado que alguna vez te ha salido mal un examen y te has sentido frustrado porque, a pesar de haberte tirado toda la noche anterior estudiando, no se te ha quedado toda la información que necesitabas aprender. En este artículo te recomendamos algunas técnicas para retener información al estudiar con las que dejarás de tener problemas para memorizar. ¿Empezamos?

¿Por qué no recuerdas lo que estudias?

¿Por qué no recuerdas toda la información que tienes que estudiarte y sin embargo sí te sabes la letra entera de una canción que hacía mucho que no escuchabas? Nuestra mente es particular. Cuando aprendemos información nueva, ésta poco a poco se va deteriorando en nuestra mente si no volvemos a repasarla, por lo que al final se nos olvida. Si el primer día conseguimos retener toda la información, probablemente al segundo se nos haya olvidado la mitad.

Consejos para acordarse de todo lo estudiado en un examen

A continuación te mostramos unas técnicas de estudio infalibles para retener información al estudiar con las que podrás conseguirás memorizar mejor.

1. Asociar datos clave

En lugar de intentar memorizar todo el contenido del temario de tu oposición, palabra por palabra, quédate con los datos más importantes, como fechas o números, y asócialos a un lugar, una imagen u otro objeto que te resulte familiar. Por ejemplo, puedes asociar una fecha con el cumpleaños de un familiar. También puedes relacionar elementos nuevos con otros que ya hayas visto anteriormente en clase.

2. Crea una historia

Esta técnica también sirve para retener ideas principales. Una vez que hayas asociado los datos clave del primer paso, sé creativo y crea una breve historia con ellos de forma que sigan una secuencia. De esta forma, recordarás elementos que están conectados entre sí.

3. Utiliza acrónimos o inventa palabras

Un método eficaz para memorizar los elementos de una lista es construir siglas o acrónimos con las palabras que conforman dichos elementos, o inventar palabras con las letras de esos elementos (iniciales, vocales, consonantes, etc.) Por ejemplo, si estás estudiando la tabla periódica, puedes construir una palabra con la letra que conforma cada elemento (H – Li – Na – Ka; hidrógeno – litio – sodio – potasio). Otro método que puede ser útil para recordar mejor la información es relacionar una palabra que rime con otra que tengas que aprender.



¿Cómo puedo ayudar a un opositor?

4. Realiza resúmenes y/o esquemas

Uno de los métodos tradicionales más comunes para retener mejor la información es haciendo resúmenes o esquemas con las ideas principales del contenido, ya que es como volver a repetir lo que estás estudiando. Te servirá para otras ocasiones y te permitirá mantener tu mente en activo.

5. Repetir o repasar información

Este método se puede poner en práctica una vez que hemos utilizado alguno de los anteriores mencionados, para así comprobar que hemos retenido la información que necesitamos aprender.

Si lo tuyo es la memoria visual, puedes probar a utilizar material audiovisual que esté relacionado con el tema, como vídeos, documentales, audios, imágenes, etc. Ésta es una vía más rápida para retener información. Recuerda: “Una imagen vale más que mil palabras.”

Si pones en práctica estas técnicas infalibles para retener información al estudiar, no se te olvidará tan fácilmente el contenido que necesites aprenderte y comprobarás mejores resultados en tus exámenes. Ahora tú puedes elegir el método que mejor se ajuste a ti o el que creas que te resultará más eficaz. También es importante llevar las cosas al día y ejercitar la mente de vez en cuando realizando otras actividades, pues te ayudará a mejorar tu memoria y tu aprendizaje.