Características de las pruebas psicotécnicas de las oposiciones

Aunque desde fuera pueda parecer increíble, hay opositores que sienten más miedo ante la idea de enfrentarse a un psicotécnico que ante la de estudiarse el característico extenso temario de oposiciones. Es una sensación derivada de la idea de que tienen menos control sobre este tipo de pruebas, que es imposible prepararlas. Pero no es así, te lo demostramos al hablarte de las características de las pruebas psicotécnicas de las oposiciones y cómo superarlas.



Ya para empezar, coge fuerzas porque el éxito de superar las pruebas psicotécnicas sólo es uno, la práctica. Vamos que te mentalices para pasar mucho de tu tiempo de estudio haciendo psicotécnicos para oposiciones. Si te preparas en una academia de oposiciones, ya se encargarán ellos de facilitártelos. Si vas por tu cuenta, ahora es fácil disponer de toda una batería de pruebas psicotécnicas a través de internet.

¿Cómo superar la prueba psicotécnica de la oposición?

Tipos de psicotécnicos de las oposiciones

Son cada vez más las convocatorias de Empleo Público que incluyen pruebas psicotécnicas, (Cuerpos de Seguridad, Bomberos, auxiliares administrativos o de bibliotecas…). Se trata de test en los que se valoran aptitudes, competencias, la inteligencia o la personalidad de los candidatos. Hay numerosos tipos de pruebas psicotécnicas de las oposiciones, estás son las más habituales, clasificadas según lo que miden:

  • Aptitudes numéricas: los típicos ejercicios de secuencias de números, cadenas lógicas de cantidades o cálculo de operaciones básicas.
  • Aptitudes espaciales, mecánicas y de razonamiento abstracto: identificación de la imagen resultante o secuencias lógicas de figuras.
  • Aptitudes verbales y ortográficas: elegir la palabra que responde a una definición o la forma correcta en que se escribe.
  • Aptitudes administrativas: clasificar palabras atendiendo a unas condiciones dadas o contar las veces que aparecen en un texto determinadas letras, son algunos de los ejemplos de estas pruebas.

Cómo superar las pruebas psicotécnicas de las oposiciones

A fuerza de parecer pesados, no hay otra fórmula para afrontar con éxito los psicotécnicos que la de practicar, practicar y… practicar. Sin embargo, no te vendrán mal algunos de estos consejos, la mayoría recomendaciones de psicólogos y expertos o de quienes han pasado y superado estas pruebas de la oposición. Por ello, presta atención:

  • Ir a por todas. Frente a esa leyenda que aconseja dejar en blanco preguntas, es más eficaz ser ambicioso e ir a por todas. Piensa que no sólo debes aprobar, si no que estás compitiendo por ser el mejor.
  • Escuchar, leer y repasar las instrucciones sin prisa. No serás el primer opositor que fracasa en un test por precipitarse. Tienes que estar seguro de lo que te piden antes de ponerte a escribir. Más si es una hoja de lectura óptica, las que se corrigen por plantillas, porque un fallo de ubicación o formato de la respuesta te anula todo el ejercicio.
  • Que el tiempo no juegue en tu contra. Los test suelen tener unas limitaciones muy concretas de tiempo para realizarse. ¡Aprovecha al máximo los minutos de los que dispones! Para conseguirlo es importante estar muy concentrado y contestar sin interrupciones. Más importante que ir rápido es la continuidad. No te agobies si no respondes a todas las preguntas. Para tu tranquilidad, los psicotécnicos están calculados para que sólo los finalice un 3% de los candidatos.
  • Cuidado con los errores. No entramos en contradicción con nuestro primer consejo. Pero es cierto que en la mayoría de oposiciones, los errores no es que no cuenten, es que penalizan, te restan puntos. Confirma si es el caso, porque entonces es mejor que no te la juegues a ciegas. Tampoco pierdas mucho tiempo con las dudas, pasa a la siguiente, que todas las preguntas puntúan igual.

Lo último que te aconsejamos sobre este tema de los tipos de pruebas psicotécnicas de las oposiciones es que trabajes tu seguridad, seas sincero y estés relajado. ¡Serán tus grandes bazas!