Recomendaciones para elegir el curso más adecuado para ti

Las opciones a la hora de elegir los estudios se han diversificado de manera exponencial en los últimos tiempos. Y, aunque deberíamos liberarnos un poco de esta obsesión por la “titulitis”, lo cierto es que no podemos nadar contra corriente y, de momento, un buen currículo exige que figure en nuestra formación algún que otro curso extra. Con estas recomendaciones para elegir el curso más adecuado para ti, pretendemos ayudarte a que no te pierdas entre la maraña de opciones que están disponibles. No centramos sólo en los cursos online.

Pautas para elegir un curso online

Cómo elegir un curso online o presencial

Si quieres que esta elección sea la más interesante para ti, hay varios factores que tienes que tener en cuenta y que, curiosamente, se suelen pasar por alto. Trataremos de que el universo eLearning no te ocasione un dolor de cabeza. Para conseguirlo, hay tres presupuestos de partida que no te puedes saltar:

  • Piensa en ti, analiza si necesitas ampliar tu formación y en qué línea de conviene más enfocarla.
  • Busca profesionales reconocidos en la materia, con amplia disponibilidad. Además, asegúrate que existe un servicio técnico de apoyo, en este tipo de cursos es determinante contar con este apoyo.
  • El dinero importa, pero que no sea lo único decisivo. El prestigio de las instituciones que imparten estos cursos se paga, pero también revierte en tu beneficio.

¿Caducan los cursos realizados para las oposiciones?

Consejos para escoger cursos de formación

Como suponemos que ya has hecho la primera criba con los consejos anteriores, ahora profundizamos en las otras cuestiones que son igual de esenciales para acertar al elegir tu curso más adecuado, ya sean cursos de formación a distancia o de carácter presencial:

1. Sé consciente de tus prioridades, pero de las de verdad

No sólo hablamos de la materia en la que quieres profundizar, si no el enfoque más práctico o teórico de esos estudios. También aspectos como si está o no tutorizado o la flexibilidad de fechas y horarios. Cualquier detalle que marque la diferencia entre lo que te interesa y es útil, frente a lo que supondría colgar un diploma al que después no daremos contenido en nuestra vida.

2. No te engañes respecto a tu disponibilidad

No hay nada más frustrante que acabar abandonando un curso por falta de tiempo que dedicarle. En este punto no te andes con rodeos, sólo tú eres consciente de todas tus obligaciones y responsabilidades, de tu estado de ánimo y del margen de esfuerzo que vas a ser capaz de asumir. Haz una reflexión seria, si no es el momento, tampoco pasa nada por retrasar la fecha de inicio.



Formación para ser orientador educativo

3. No vale cualquier centro, por mucho que lo encuentres en Internet

Parte de tu éxito depende de que te formes con garantías. Comprueba que es una institución que cuenta con las acreditaciones necesarias. Tampoco está de más que te pases por foros de antiguos alumnos para ver cómo de satisfechos salieron o qué problemas encontraron. En esta misma línea, constata que requisitos se exigen para matricularse, te harás una idea del nivel de la formación que vas a recibir.

4. Asegúrate de que cuentas con el mejor de los apoyos, tanto académico como técnico

En un curso online ambas patas son igual de importantes. Da igual que seas una persona autosuficiente y muy responsable, siempre es interesante que puedas tener un profesor especializado que responda a tus dudas. Y con diligencia, no vaya a ser que tengas la contestación cuando ya se haya acabado el curso. Reiteramos, por otra parte, que el servicio técnico debe estar casi en alerta las 24 horas del día para que los alumnos de uno de estos cursos no pierdan ni un minuto con dudas o por culpa de algún error.

Esperamos que estas recomendaciones para elegir el curso más adecuado para ti sean tan eficientes como pensamos.