Consecuencias de copiar en un examen de oposición

Muchos opositores se sienten agobiados por la falta de tiempo de estudio o ven que su capacidad de estudio es bastante baja y no rinde lo suficiente. Estas y otras causas pueden hacer pensar a los estudiantes sobre si cabe la posibilidad de copiar en un examen de oposición. También se preguntan qué consecuencias conlleva el copiar el examen de la oposición y si es un delito o no. En este artículo respondemos a todas las preguntas sobre este tema, aunque desde ya te aconsejamos que no se te ocurra copiar en una prueba de la oposición. Descubre por qué:

¿Es delito copiar en una oposición?

El examen de oposición se puede considerar un examen oficial y, por ello, se le podría aplicar lo que se denomina el “Reglamento de Disciplina Académica”, un reglamento establecido por un decreto de 1954, nada más y nada menos, que aún se sigue aplicando en centros académicos, a excepción de algunos artículos derogados por varias sentencias, y en el que se recogen una serie de infracciones y sus correspondientes sanciones.

Sin embargo, no existe todavía ninguna legislación específica sobre oposiciones y este reglamento solo se aplica en centros de educación secundaria, universidades y centros académicos técnicos como son las escuelas oficiales de idiomas.

Por todo ello, si te pillan copiando en un examen de oposición no estarás cometiendo un delito, tanto porque no existe legislación específica en el que se tipifica ese delito como porque copiar en un examen no se podría considerar delito, de forma general, ya que no existe ningún perjuicio económico o contra una persona.



Hay que tener en cuenta que existen una infinidad de métodos para copiar en un examen de oposición, como son la tradicional chuleta, la reproducción en mp3 de algún tema o “soplar” a través de un pinganillo. Existen casos en los que uno o varios opositores utilizaban el sistema el pinganillo que cuando fueron descubiertos, fueron arrestados un par de horas pero luego fueron puestos en libertad. No obstante, en algunos de estos casos, el hecho de copiar iba más allá, es decir, tras los opositores existía un negocio de venta de pinganillos y del servicio de informar al opositor que copia sobre el temario específico. En este caso, sí podría existir un delito por negocio ilegal y falsificación.

Otros casos de copiar en un examen es el de saber las preguntas antes de la oposición. Algunos opositores han conseguido filtrar el examen, ya sea ellos mismos o con ayuda de otra persona. Este hecho también constituye un delito sobre robo de documentos públicos y falsificación.

Como ves, aunque no exista alguna legislación específica, copiar en un examen de la oposición puede derivar en consecuencias judiciales graves, tanto para el opositor que copia como para la posible red que esté detrás de la venta de pinganillos y de información. Veamos ahora algunas de las multas que se pueden imponer cuando un opositor copia en un examen.

Sanciones por copiar en la oposición

¿Cuál es la sanción por copiar en las oposiciones?

Las principales sanciones que se han impuesto hasta ahora a los que copian en un examen de oposición son:

  • Retirada del examen y expulsión de la sala.
  • Prohibición de poder presentarse a una oposición del mismo ámbito.
  • Prohibición de poder presentarse a cualquier tipo de oposición según estudios (dependerá de si el hecho es grave).
  • Posibilidad de establecerse una causa judicial, con un correspondiente pago de multa o incluso prisión. Dependerá de la gravedad del asunto, si el que ha copiado ha cometido el hecho solo o con otras personas o si existe algún tipo de negocio ilegal.

Pero la sanción más importante es la de pasar vergüenza delante de cientos de opositores y faltar el respeto a personas que han estudiado durante meses y años para poder presentarse a la oposición.

Así que te aconsejamos que no copies en el examen, pues las consecuencias afectarían tanto a ti como a tus compañeros opositores.