4 métodos para estudiar a distancia

¿Es deseable pensar en un futuro sin aulas reales, en el que cualquier enseñanza se imparta a distancia? Bueno, visto el aumento de las matriculaciones en todo tipo de cursos de formación a distancia, parece que se apunta a que en unas décadas esa será la realidad. Pero, dado que lo nuestro no es la adivinación, sí podemos facilitarte algunos métodos para estudiar a distancia de demostrada eficacia.

No vamos a detenernos mucho en las ventajas o inconvenientes del estudio a distancia frente al presencial. Al final, el peso de la decisión recae en las condiciones y características de cada persona. Sí es cierto que el éxito dependerá del planteamiento educativo de la institución que lo imparta y de cómo se organice el estudiante. Un equipo que puede funcionar si se ponen en práctica las recetas que se ha comprobado que funcionan.

¿Qué se puede estudiar a distancia?

Puede que la primera duda que se tengas como alumno se relacione con la materia que vas a estudiar. ¿Cualquier formación se puede hacer a distancia? En principio, la respuesta sería que sí, desde una carrera universitaria a un idioma o curso de especialización profesional. La oferta acompaña a esta afirmación, basta ver la enorme variedad de la que se dispone.

Las titulaciones que están homologadas (como un Máster oficial y homologado) tienen el mismo prestigio que las que se consiguen en clases presenciales. Tu única preocupación debería centrarse en comprobar que la institución que la organiza cuente con los reconocimientos necesarios y que todo funcione de acuerdo con la legislación vigente, para evitar sorpresas de última hora.

Sin embargo, nos gustaría hacerte una apreciación para que la valores antes de tomar una decisión. Si bien se puede estudiar a distancia de todo como te hemos dicho, en aquellas temáticas que implican mucha práctica junto a la correspondiente teoría, se generan, como poco, dudas sobre su efectividad. ¿Cómo sustituir el trabajo científico en el laboratorio o las correcciones a la técnica de tocar un instrumento delante del profesor?



Entendemos que, para supuestos como estos, hay que plantearse una especie de opción mixta que permita que la parte teórica se realice desde casa, pero se garanticen unas horas obligatorias de asistencia presencial.

¿Cuáles son las mejores técnicas para estudiar a distancia?

Finalmente, nos queda señalar cómo puedes mejorar tu rendimiento cuándo eliges un curso adecuado para ti. No hay mucha diferencia en lo que afecta a las técnicas de estudio en sí: subrayado, resúmenes, mapas mentales o fichas de estudio… todos estos sistemas combinados o una selección de los que mejor te funcionen son aplicables al estudio a distancia como lo son al presencial.

Si se pueden resaltar ciertas prácticas como los 4 métodos para estudiar a distancia que no puedes dejar de utilizar:

1. Realismo del de verdad

No te hagas trampas en el solitario. Toma conciencia de tus circunstancias y estado de ánimo para hacer un plan de trabajo coherente y que puedas cumplir. Un estudiante necesita cubrir sus expectativas para no sentirse frustrado, con la sensación de que se esfuerza en vano.

2. A distancia no es sinónimo de aislamiento

Muy al contrario, se ha demostrado que es mucho más efectivo integrarse y sentirse parte de un grupo para obtener éxito en los estudios no presenciales. Sé activo en los foros y aprovecha las oportunidades de encuentro con alumnos y profesores en las Aulas virtuales y otros espacios similares.

¿Cómo es el contrato de un trabajador eventual en el empleo público?

3. Da rienda suelta a tu curiosidad

Si hay algo realmente interesante de los estudios a distancias es la personalización que permiten. Vas a tu ritmo y profundizando en los asuntos según tus intereses.

4. No te saltes las pruebas, exámenes y test

Dichas pruebas te ayudan como nada a comprobar la asimilación que estás haciendo del temario.

Con este último, completamos los 4 métodos para estudiar a distancia que más nos convencen.