El sistema de plicas en las oposiciones

Según la Real Academia Española, una plica es un “sobre cerrado y sellado en que se reserva algún documento o noticia que no debe publicarse hasta fecha u ocasión determinada”. En el ámbito de la contratación pública, se utilizan las palabras “oferta” o “proposición” para referirse a una plica. Así, el sistema de plicas no solo se utiliza en el ámbito de las oposiciones, sino también en el de los concursos públicos para las empresas que estén interesadas en llevar a cabo un proyecto para las administraciones o en el de los concursos de otros ámbitos como los de literatura. Dado que una de las fases de unas oposiciones es la denominada apertura de plicas, vamos a ver en qué consiste el sistema de plicas en las oposiciones, cuál es su función y como está regulado.

Qué son las plicas en una oposición

¿Qué son las plicas en unas oposiciones?

En general, una plica contendrá todos los datos personales del opositor, o del licitador si se trata de un concurso público, introducidos en un sobre cerrado. La finalidad de este sistema de plicas es, por un lado, garantizar la transparencia en la oposición o concurso, ya que ni el tribunal de oposiciones, o el jurado en el caso de concurso, podrán saber a quién pertenece el examen o la oferta.

Respecto a las oposiciones, la plica es el sobre pequeño que los opositores reciben en los exámenes de oposición. Junto a este sobre, también se reciben las instrucciones, el examen, hojas en blanco y un sobre grande. En el sobre grande se introducirán el examen, las hojas escritas adicionales y el sobre pequeño cerrado. Dentro de este sobre, se incluye un pequeño documento que el opositor va a rellenar con sus datos personales. Pero, ¿cómo utilizan los miembros del tribunal esta plica?

Veamos con más detalle cómo funciona la apertura de las plicas y algunos consejos para asistir al acto de apertura.

La apertura de plicas en las oposiciones

Una vez terminadas las pruebas de la oposición, los miembros del tribunal van a enumerar los sobres, tanto el grande como el pequeño, haciéndolos coincidir con el mismo número. Así, los datos contenidos en la plica estarán ligados al examen. Este proceso se lleva de forma pública para que sea transparente.



Así, cuando el tribunal corrige los exámenes, no conoce la identidad de los opositores. Una vez que se conozca los números de los exámenes aprobados, se convoca entonces una sesión pública denominada “apertura de plicas”. En este acto, los miembros del tribunal informarán en voz alta los opositores que han probado, abriendo en directo la plica que contiene los datos de dichos opositores.

No es obligatorio asistir a la apertura de plicas, pero es aconsejable para saber si has aprobado o no. Hay que señalar que todas las notas se publicarán tras este acto de apertura, por lo que si no has podido asistir, podrás verificar tu nota en la publicación.

Como curiosidad, en algunas comunidades autónomas existen aperturas de plicas de algunos concursos públicos que se realizan de forma electrónica, por lo que quizás este sistema podría llevarse acabo de la misma forma para las oposiciones en un futuro.

Como ves, el sistema de plicas ayuda a mantener la transparencia en la corrección de los exámenes de oposición, asegurando a los opositores que no haya ningún tipo de fraude por parte del tribunal.