¿Se pueden impugnar unas oposiciones?

En unas pruebas tan complejas como son las de unas oposiciones pueden ocurrir mil cosas, desde que te pierdan un examen hasta que una de las preguntas del examen este mal formulada y lleven a error. Es por ello que muchos opositores se plantean si se pueden impugnar unas oposiciones; una cuestión que hay que mirar con detenimiento porque tiene muchas variantes.

Como realizar la impugnación de una oposición

Lo cierto es que es muy difícil por no decir casi imposible impugnar unas oposiciones enteras, es un procedimiento en el cual no hay muchos precedentes y de los que hay se pueden alargar más de diez años, ya que no hay un plazo para impugnar las oposiciones fijado por ley.


A pesar de ello, si que se pueden impugnar apartados concretos de las oposiciones que se pueden dividir, por ejemplo, en la orden de convocatoria, por exclusión de la lista provisional de admitidos a examen o reclamación por valoración injusta del tribunal entre otros.

¿Cómo impugnar un examen de la oposición?

El hecho es que impugnar unas oposiciones es un proceso en muchas ocasiones tortuoso; ya que se puede alargar mucho en el tiempo. Pero en el cual los procesos mediante los que se impugna suelen ser bastante claros; ya que es una situación que se suele dar a menudo.

Una de las formas más comunes de impugnación se realiza a través de los propios sindicatos; esto es así porque son muchas las ocasiones donde hay un gran número de opositores que desean hacer la misma reclamación. Siendo mucho más fácil el proceso de la misma.

Otro camino para impugnar una oposición es hacerlo por cuenta propia; si estamos en este caso nos interesará saber que hay tres tipos de reclamación que se disponen en orden descendente de importancia y en el que deberás pasar por los dos primeros si quieres llegar al último recurso.

  • Reclamación

La reclamación es el primer trámite que deberemos de realizar; este se lleva a cabo ante el órgano que tiene la potestad de emitir el acta con los resultados, por ejemplo, de una prueba. Este tiene un carácter puramente administrativo.

  • Recurso de alzada 

Si el primer recurso es rechazado podemos subir un escalafón. Este se presenta ante el órgano jerárquicamente superior, es decir el que supervisa y nombra a los integrantes del órgano encargado de llevar al terreno todas las directrices y normas emitidas en el BOE. Este recurso sigue siendo por las vías puramente administrativas y se debe realizar en un plazo máximo de un mes.

  • Demanda 

Este es el último trámite al que podemos llegar si todos los anteriores fracasan; este tiene un carácter judicial. Y debe presentarse ante la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia; este proceso nos puede llevar incluso años, dependiendo del país en el que estemos y sus particularidades legales.

También nos podemos encontrar con muchos modelos de documentos de impugnación que pueden servirnos como guía a la hora de realizar nuestra reclamación de la oposición.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No