Trucos para acertar más preguntas en un test de oposición

Muchas personas que se están preparando para unas oposiciones temen enfrentarse al examen que tienen que realizar, pues se trata de un examen tipo test. Muchas preguntas, preguntas cortas y concretas, con varias respuestas parecidas, los fallos se penalizan, disponen de un tiempo limitado para responder a todas las preguntas, deben hacerlo en una hoja de respuestas aparte y tienen los nervios a flor de piel. Todo esto, además, añadido a tanto tiempo de estudio detrás. Es por eso que aquí vamos a darte algunos trucos para acertar más preguntas en un test de oposición.

¿Cómo acertar las preguntas tipo test?

En un test de oposición habrá preguntas muy concretas sobre algún detalle que, al estudiar, quizás hayas pasado por alto. Lee bien la pregunta y, si puedes, subraya las palabras claves, que te ayudarán a entender mejor qué te están preguntando. Cuando hayas subrayado las palabras clave, inconscientemente te pondrás a recordar en qué tema, apartado y página estaba esa pregunta. Esto se servirá para que, en caso de que necesites volver a revisar la pregunta, encuentres más rápido la información que buscas, o algún dato en el que no hayas reparado antes.

Un error que se suele cometer en un test de oposición es leer la pregunta “por encima” y a continuación leer las respuestas. Esto puede crearte dudas. Ve más despacio, lee solo la pregunta e intenta responderla sin leer las respuestas. Esto te ayudará después a dar con la respuesta correcta. Si, por el contrario, no entiendes el enunciado de la pregunta, prueba a leer las respuestas y descartar las que sabes que son incorrectas. Si dudas con respuestas que son muy similares entre sí, identifica sus características y diferencias, fíjate en cómo están formuladas, si tienen erratas, etc.

El tiempo es oro durante el test y tienes que contestar a muchas preguntas, por lo que es conveniente que antes de comenzar te organices bien para que te sobre un poco y después revisar las preguntas. No dediques más de 2 minutos en una sola pregunta y no pierdas tiempo en las que tengas dudas. Si dudas, salta a la siguiente pregunta. Ahora bien, durante todo el tiempo en el que realices el examen, debes revisar el examen al menos unas 3 veces.



La primera vez ve directo a responder las preguntas de las que estés más seguro. Si te lo permiten, puedes apuntar en un folio aparte todas las respuestas que vayas haciendo, para así descartarlas la segunda vez que lo revises. Esta segunda vez utilízala para prestar más atención y responder a las preguntas que tengas dudosas. ¡Cuidado con dejar respuestas en blanco! En los últimos minutos del test, revisa una tercera y última vez tus respuestas para asegurarte de que están todas contestadas y que no te dejas ninguna sin responder.

Antes del examen ¡descansa!

Es importante darse una tregua antes de enfrentarse a un examen de oposición o a cualquier otro examen. Estudiar todo el contenido sin parar el último día, sin dejar descansar el cerebro, no ayudará a rendir mejor. Es recomendable dedicarle los últimos días a repasar lo más importante, datos que cuesten más digerir, como fechas, leyes, definiciones, nombres, etc., es decir, datos que en el examen podrían despistar u olvidarse. Es importante que dejes a tu mente descansar, así que tómate tiempo para relajarte y reflexionar haciendo otras actividades. Cuando llegue la hora de hacer el examen, estarás más concentrado. Sigue alguno de nuestros trucos para acertar más preguntas en un test de oposición y ¡suerte!