¿Qué hay que estudiar para ser procurador?

Son muchos los que creen, erróneamente, que el abogado ejerce su profesión en solitario a la hora de preparar un juicio. Sin embargo, interviene otro profesional que es imprescindible para garantizar el éxito del proceso: el procurador judicial. Si te estás planteando estudiar para ser procurador, sigue leyendo y descubre qué estudios debes elegir y qué habilidades debes tener, a continuación.

¿Qué hace un procurador y en qué se diferencia de un abogado?

La figura del procurador es esencial en cualquier procedimiento judicial, pues es quien representa a un ciudadano ante la Justicia. Es por esto que a menudo se confunde su función con la del abogado. El abogado es quien defiende al cliente, mientras que el procurador debe:

  • Representar al cliente, compareciendo en su nombre en el juicio,
  • Encargarse de las notificaciones y trámites, actuando como intermediario entre el Juzgado y el abogado,
  • Agilizar el proceso,
  • Garantizar que se cumple la normativa establecida;
  • Velar por una buena comunicación y un correcto procedimiento.

Como ves, estos profesionales se encargan de diferentes aspectos en un juicio. Sin embargo, están altamente relacionados y deben trabajar codo con codo, puesto que necesitan el uno del otro para desempeñar su función.


Así pues, todo procurador debe conocer a la perfección los procesos judiciales y cómo actuar en ellos. Por ello, tienen que recibir una formación especializada y certificada.

Pasos que se deben seguir para ser procurador

Deberes de los funcionarios

1. Estar en posesión de un título de graduado en Derecho

En primer lugar, todo aquel que aspire a trabajar como procurador, debe recibir una formación universitaria. Ya que estos profesionales trabajan en procesos judiciales, todos los procuradores deben ser licenciados o graduados en Derecho.

2. Cursar un máster de Acceso a la Procura

Después de la carrera, se ha de cursar un programa de posgrado especializado. Este programa debe ser un máster de Acceso a la Procura. En su defecto, también son válidos otros cursos formativos, siempre y cuando estén certificados por el Consejo General de Abogacía. Para ello, estos cursos deberán haber sido homologados como formación orientada a un título de máster.

3. Realizar prácticas

Un procurador debe saber cómo intervenir en un proceso judicial y cómo actuar en cada caso. Por consiguiente, es imprescindible que todo estudiante aspirante al cargo de procurador realice prácticas. Solo así se puede garantizar que el estudiante está preparado para afrontar diferentes situaciones y casos. Este paso no suele suponer un problema, ya que estas prácticas están incluidas en la gran mayoría de planes de estudio de los másteres de Acceso a la Procura.

4. Superar la prueba de capacitación

Una vez aprobados todos los créditos del máster y realizadas las prácticas con éxito, se debe superar una prueba del Ministerio de Justicia, similar al examen de acceso a la Abogacía. Cada año, el BOE publica la convocatoria de las pruebas de aptitud para acceder a la procura. Esta prueba dura 3 horas y consta de:

  • 25 preguntas escritas acerca de la deontología profesional y la función del Procurador de los Tribunales
  • 50 preguntas escritas sobre las competencias profesionales del Procurador de los Tribunales

Es importante estar pendiente de la publicación de este informe, ya que en él se especifica toda la información necesaria: requisitos, presentación de solicitudes, descripción, evaluación y temario. También encontrarás toda la información sobre las pruebas de acceso a la profesión de procurador en España en este enlace: https://www.cgpe.es/acceso-a-la-profesion/

5. Colegiarse en el Colegio de Procuradores

El último paso para trabajar como Procurador de los Tribunales es colegiarse en la ciudad en la que se desee ejercer la profesión. Para ello, se deben aportar los títulos obtenidos hasta la fecha, es decir, el título de Grado, el título de Máster y el certificado de la prueba del Ministerio de Justicia.

Como ves, llegar a ser procurador no es nada fácil. Pero ¡no te desanimes! Tampoco es imposible. ¡Con esfuerzo y dedicación lograrás ser un procurador de diez!

Fuentes consultadas:

  • Boletín Oficial del Estado. (2011). Real Decreto 775/2011.
  • Consejo General de Procuradores. (2017). ¿Qué es un procurador? (Artículo).
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No