Pruebas de las oposiciones a Guardia Civil

Las oposiciones a Guardia Civil se dividen en cuatro pruebas: la primera es un compendio de ejercicios teóricos (ortografía, temario de conocimientos, idioma y psicotécnico), la segunda consiste en varias pruebas físicas. Quedan una tercera, que es una entrevista personal y, finalmente, el reconocimiento médico. Aunque así expuesto parezca demasiado complejo, lo cierto es que, con una buena preparación de las pruebas de las oposiciones a Guardia, la plaza está al alcance de tu mano.

¿Cómo preparar los exámenes de la oposición a Guardia Civil?

Seguro que tienes dudas sobre la mejor forma de afrontar una convocatoria de oposiciones que abarca asuntos tan diversos. Desde luego, la clave es el esfuerzo y el compromiso que seas capaz de mantener. Como siempre, puedes elegir entre prepararlas por tu cuenta o acudir a una academia especializada, bien presencial, bien online. Todas las opciones tienen pros y contras, serás tú quién mejor puedas priorizar tus necesidades.

Para aclararte, analizamos al detalle cada uno de los exámenes de la oposición a Guardia Civil:

1. Prueba de ortografía

El ejercicio tipo test dura 10 minutos y se califica como apto o no apto. En internet puedes practicar en las muchas páginas que ofrecen estos ejercicios de forma gratuita.

2. Prueba de conocimientos

Hora y media de tiempo para contestar 100 preguntas sobre materia jurídica, cultural y técnico-científica. Tienes que conseguir al menos 25 puntos para pasar.

3. Prueba de lengua extranjera

Una prueba de 20 preguntas sobre el idioma que hayas elegido (inglés o francés). Dispones de 20 minutos y se puntúa de 0 a 20.

4. Pruebas psicotécnicas

Los típicos test que evalúan aptitudes y personalidad.

5. Pruebas físicas

No debes olvidar es que hay una parte especial en una oposición a Guardia Civil, la de las pruebas físicas: velocidad en una carrera de 50 metros, resistencia corriendo 1 kilómetro, flexiones con el tren superior y nadar 50 metros a estilo libre. Las mejores academias cuentan con entrenadores personales tradicionales o en la moderna versión de programas telemáticos. No renuncies a esta importante supervisión, si te preocupa superar las pruebas físicas.

6. Entrevista personal

Un experto contrastará en directo tus capacidades y el nivel de implicación que muestras con los valores que representa formar parte de este cuerpo de seguridad del Estado.

7. Reconocimiento médico

El último obstáculo que se interpone entre tú y tu plaza de Guardia Civil. Se comprobará que no padeces ninguna de las exclusiones médicas que te impedirían ocupar uno de estos puestos.



Sin embargo, no creas que todo acaba aquí. Cuando finalmente hayas aprobado tus oposiciones a Guardia Civil, ¡porque no dudamos de que lo vas a conseguir!, aun te quedarán dos obstáculos más que superar para incorporarte al Cuerpo como un miembro más con todos sus derechos.

Con tu aprobado recién estrenado, te irás a pasar un curso selectivo a Baeza. Serán 9 meses en los que vivirás, dormirás y aprenderás con otros compañeros en tu misma situación. Durante ese tiempo percibirás un sueldo de 600 euros mensuales.

Superado el curso de Baeza, ya te conviertes en funcionario… pero en la calidad de “prácticas”. Esto supone que vas a pasar aproximadamente un año de prácticas destinado a cualquier puesto o comandancia de la Guardia Civil. Esta sí es ya la última de las pruebas de las oposiciones a Guardia Civil.