¿Qué estudiar para ser socorrista?

Hoy en día, estudiar para ser socorrista está muy demandado, sobre todo entre los más jóvenes. Pero esta profesión requiere una gran responsabilidad. El socorrista es el profesional encargado de que se cumplan las normas de baño y evitar que ocurran accidentes.  De esta forma, primero deberás saber elegir estudios que te formarán para ser un buen vigilante. Presta atención:



Cómo ser socorrista

Estudios para ser socorrista

Para ser socorrista es necesario disponer del título de Técnico deportivo en Salvamento y Socorrismo. Para obtener la titulación, lo podrás hacer tanto a través de instituciones públicas como privadas, aunque la demanda es mayor en la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo o en la Cruz Roja Española.

Esta titulación te permitirá ejercer en playas, piscinas públicas y privadas, lagos y pantanos y parques acuáticos. Y lo mejor, aunque puedas optar a trabajar en plazas de empleo público, no hay que estudiar una oposición.

Curso de Socorrismo

El curso de socorrismo acuático está dividido en dos partes. En la parte teórica ampliarás tus conocimientos sobre natación y salvamento acuático, primeros auxilios y, por último, sobre legislación. Al contrario que sucede con la teoría, la parte práctica es la más temida por los aspirantes a socorrista. Ésta está compuesta por:

  • Prueba de apnea de 25 metros (aproximadamente).
  • Natación en estilo libre. Deberás realizar en un máximo de 4 minutos un recorrido de 200 metros.
  • Simulacro completo de salvamento. Consiste en realizar un salvamento, desde la fase de entrar en el agua hasta conseguir reanimar a la víctima.
  • Arrastre de 20 de una persona que se encuentra inconsciente.
  • Natación durante de metros con bañador y camiseta reglamentarios.

Requisitos para ser socorrista

Tal y como ocurre en otras profesiones donde está en juego la vida de otras personas, como policía, ser socorrista implica cumplir una serie de requisitos:

  • Estar en forma física.
  • Ser mayor de 16 años en el momento de realizar las pruebas.
  • Superar tanto el examen teórico como el práctico
  • Tener conocimientos de natación.

Ahora ya conoces qué estudiar para ser socorrista, ¿estás preparado para velar por la seguridad de los bañistas?