¿Cuánto dinero cuesta opositar?

No hay duda, presentarse a unas oposiciones es una inversión a futuro. Y, decimos inversión en un amplio sentido, en esfuerzo y dedicación, pero también una inversión económica. Sin embargo, saber cuánto cuesta opositar no resulta tan sencillo: lo más exacto sería decir que hay un coste para cada tipo de convocatoria. O ni eso, porque incluso presentándose a la misma oposición el gasto puede ser muy distinto para un candidato u otro. Así pues, ¿en qué nos basamos para saber cuánto dinero cuesta opositar? La respuesta que buscas, a continuación.

La primera línea que define el coste que supone una oposición depende de si elegimos ir por libre o nos apuntamos a una academia de la oposición. Es evidente que quien la prepara sin ayuda en esta casilla de su presupuesto puede poner un coste cero. Para los que optan por ser tutelados, la cosa no está tan clara. Hay academias desde unos 60 euros al mes y otras que rondan los 300. Y, si se contrata un preparador personal para las pruebas físicas o las orales que se exigen en determinadas convocatorias, habría que añadir unos 100-120 euros más de media.

Independientemente de este capítulo, hay otros que no son tan voluntarios, que no nos podemos saltar y que analizamos a continuación.

Precio de la oposición

Precio total de las pruebas de la oposición

En lo que todos los candidatos tienen que hacer una revisión sobre el dinero que cuesta opositar es en el material. No es un tema menor. De hecho, es probablemente la inversión más importante de los opositores. Es cierto que parte del temario de algunas oposiciones, como la Constitución o el Estatuto del Empleado Público, dos clásicos imprescindibles, pueden obtenerse sin coste alguno. Y otras materias se pueden encontrar de segunda mano en internet a precios realmente baratos.



Nuestra apuesta, sin embargo, es que se medite muy bien si merece la pena ahorrar unos euros o garantizarnos que estudiamos con las mejores herramientas disponibles. La actualización de los contenidos es un factor determinante a la hora de dar las respuestas correctas en las pruebas de una oposición. Contar con un texto completo y al día, que disponga de contenido extra como manuales de dudas o cuadernillos de ejercicios puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Y, hablamos de un precio que no suele superar los 200 euros. ¡Haz cuentas y toma la decisión más inteligente!

El otro montante ineludible es el del pago de tasas de la oposición. Se trata de el dinero que se paga para tener derecho a presentarse a los exámenes de unas oposiciones. Todas, absolutamente todas las convocatorias, implican este gasto. Pero, no será este punto el impida a nadie optar a un puesto de Empleo Público. No hay una tarifa estándar, lo normal es que oscilen entre los 20 y los 60 euros. Hay determinados colectivos que están exentos de este pago o tienen tarifas reducidas, infórmate por si entras en alguno de los supuestos.

Claves para escoger tu oposición ideal

Pero entonces... ¿Cuánto cuesta opositar?

Ya hemos visto que hay mucha diferencia entre el precio total de unas oposiciones u otras. En el margen más barato hablaríamos de unos 100 euros y en el otro extremo se puede hacer una media en torno a los 3.000 euros. También está claro que no hay ninguna que se ajuste al “gratis total” si somos objetivos. Además, no se nos puede pasar por alto que, durante el tiempo que nos dedicamos a preparar una oposición seguimos teniendo gastos para vivir.

Esto no es una perogrullada sin sentido. Está demostrado que quienes se pueden dedicar en exclusiva a estudiar sus oposiciones tienen más opciones de conseguir su objetivo en menos tiempo. Pero claro, no todo el mundo puede dejar de trabajar mientras es opositor. Dentro de la duda sobre ¿cuánto dinero cuesta opositar?, este es un elemento que se tiene que valorar porque hay personas que no se pueden plantear esta opción sólo por necesidades económicas.