Cómo recuperar la motivación en las oposiciones

Empezamos con una obviedad, preparar las oposiciones es apostar por un plan a largo plazo. En el mejor de los casos, la media de tiempo que invertirás es de un año y… de ahí en adelante, puedes ir sumando tiempo y estarás dentro de los límites razonables. ¡Nada de depresiones! Si asumes que la paciencia va a ser una de tus mejores aliadas, estarás enfocando bien tu proyecto. Y, para los inevitables momentos de bajón, unas ideas sobre cómo recuperar la motivación en las oposiciones.

Porque, días en los que te vas a cuestionar si tiene sentido tanto esfuerzo y otros en los que pensarás que lo más sensato es abandona serán inevitables. Sólo tienes que saber como controlar esas sensaciones negativas y retomar tu motivación en las oposiciones. La regla de oro es ser consciente de que esas debilidades son normales, debemos permitirnos esos desfallecimientos o dudas sin agobiarnos demasiado. ¡Eso sí, no hay que recrearse si no levantarse!


La desmotivación en las oposiciones

Cómo mantenerse motivado en las oposiciones

Te has levantado con un humor de perros o súper cansado, has recordado que hoy es el día que tus amigos tienen ese planazo al que no puedes apuntarte, te toca preparar ese tema que no te gusta nada… Cualquiera de estas situaciones puede hundirte en la desmotivación. O puede ser porque te has enterado de un cambio de última hora en el temario, porque tus resultados en el examen de prueba fueron de los peores de tu clase, porque ese resfriado te tiene descentrado. Bien, todos son más que razonables motivos para venirte abajo.

Pero, el motivo que tiene que predominar en tu cabeza es el de seguir adelante y recuperar las fuerzas. Estos trucos te van a venir muy bien, ponlos en práctica al menor síntoma de desmotivación en las oposiciones:

  • Redecora tu vida. En este caso, será bastante con hacer algunos cambios en el lugar de estudio. Es increíble lo que se consigue con estas pequeñas transformaciones. Además de adecuar la luz y la temperatura a la etapa del año, porque no es lo mismo estudiar en verano que en los días de lluvia. Regálate algún capricho como ese bolígrafo que te ha encantado, un cojín alegre para tu silla, unas carpetas multicolores para archivar los temas o cualquier detalle que marque una diferencia.
  • Visualiza objetivos. Recupera las motivaciones que te llevaron a tomar la decisión de preparar unas oposiciones. Seguro que has visto series estadounidenses en las que todo se organiza con mensajes, paneles y murales. Esa costumbre de poner por escrito ideas inspiradoras es mucho más útil de lo que crees. En post-it, tarjetones o escritas en una pizarra, usa el sistema que quieras, pero ten esas motivaciones muy a la vista.
  • Divide y vencerás. Ponte metas asequibles a diario y recompénsate al terminar la jornada. Lleva una especie de agenda donde anotar los logros y avances, es sorprendente lo que anima ver por escrito todo el trabajo realizado.
  • Sé positivo y disfruta de tu esfuerzo. Curiosea con los temas más áridos para encontrar algo que los haga interesantes, por ejemplo, comprobando sus aplicaciones en tu vida. Busca técnicas de estudio para oposiciones que hagan más amenos los conceptos más difíciles. Organiza el trabajo de forma que siga una secuencia lógica.

Para finalizar este asunto de cómo recuperar la motivación en las oposiciones, un consejo para facilitar el estudio. ¿Conoces “el reto de los 5 minutos”? Es algo tan sencillo como decirte a ti mismo, esos días que parece imposible sentarse a estudiar, que sólo vas a trabajar 5 minutos y después pararás. Una vez que has conseguido el impulso para empezar, verás que es fácil continuar. ¡Funciona, compruébalo!